Archivo por meses: abril 2021

Tapas de la Feria de Abril

 

¡Por fin es Feria de Abril! Sevilla se ha vestido con sus mejores galas y ha dispuesto todo en el Real para ofrecer una fiesta por todo lo alto: música, farolillos, luces y, por supuesto, los platos tradicionales de la gastronomía andaluza. ¿Este año no puedes ir a la feria o quieres trasladarla un día a casa? Te sugerimos 10 tapas típicas de la Feria de Abril para que no tengas que renunciar a nada.
pescaito frito de feria

Pescaíto frito

  • Pescaíto frito. Por supuesto, no puede faltarte el pescaíto, protagonista del primer día de feria. Lo típico es el boquerón frito, chopitos (calamares pequeños) o chocos, puntillitas, pijotas… elige el que más te guste y combínalo con un poquito de ensalada y una salsita suave. Y recuerda: ¡aceite muy caliente y harina no refinada para que quede perfecto!
  • Salmorejo. Una tapa fresquita que sienta fenomenal en los días de calor. Con jamón, huevo y un chorrito de aceite de oliva, el salmorejo no se pierde una feria. En su versión bebible, el gazpacho, es el refrigerio perfecto. ¡Imprescindibles!
  • Tortilla española. Nunca se dice que no a una cuña de tortilla de patatas caliente o fría, en montadito o sola. Cae perfectamente y asienta el estómago. ¡Una de tortilla!
  • Montadito de lomo. Para llenarse un poquito más cuando el hambre aprieta son perfectos los montaditos y, entre ellos, el de lomo con salsa verde es el rey por antonomasia. Acompáñalo de unas patatas fritas o chips y no te arrepentirás.
  • Tostas de salazones. Aprovecha el excelente surtido de las costas andaluzas preparando unas tostas con anchoas, bacalao, mojama o palometa. Tampoco te olvides de las de melva con pimientos, la caballa o incluso unos mejillones. ¡Riquísimos!
  • Ensaladilla. ¿Que sería de una feria sin su ensaladilla? Aquí en el Sur no sabemos vivir sin ella: la de toda la vida o con un toque de gambas que la hace exquisita. ¡Las tapas de ensaladilla vuelan!
  • Potaje. Pocas cosas agradece mejor el estómago después de cantes, bailes y mucho fino y rebujito que un buen potaje calentito. De día o incluso de noche, ¡recarga las pilas para muchas más horas de fiesta!
  • Embutidos. Como no, nadie renuncia en la feria a una tapa de jamón, caña de lomo ibérico o un buen queso cortados en el momento y acompañados de unos picos. Entre copita y copita, por la mañana, tarde o noche. ¡No hace falta ni sentarse para disfrutarlos!
  • Gambas. Los platos de gambas o langostinos frescos no faltan en la mesas de cualquier
    Caldo del pucheroCaldo de feria

    caseta. No hace falta combinarlas con nada porque si son de calidad su sabor habla por sí solo, pero si quieres alguna variedad más, prueba a hacer un montadito de gambas con alioli o con alguna de estas tapas con gambas ¡Deliciosas!

  • Tacita de caldo. Y por supuesto, cuando ya va terminando la jornada y despuntando el alba, nada como una tacita de caldo del puchero con unas hojitas de hierbabuena para dormir calentito y coger fueras para un nuevo día. ¡El mejor reconstituyente!

Además de estas tapas, no olvides los aperitivos como las aceitunas, patatas fritas y almendritas fritas con sal. ¡Son tan de la feria como los farolillos!

Fuente: blog.supermercadosmas.com

La Fama de la Feria de Abril

¿Por qué es tan famosa la Feria de Abril de Sevilla?

FIESTA TRADICIONAL

Las sevillanas, el traje de flamenca, los caballos y la gastronomía la convierten en una de las fiestas más populares

Seville, Spain - May 03, 2017: People taking a walk and enjoying at the Seville's April Fair.

Antes de que la Feria comience oficialmente el sábado, en muchas casetas ya se está celebrando un tradicional preámbulo: la conocida cena del “pescaíto”. Se trata de una cena con un menú variado de pescado frito, acompañados de embutidos y quesos. En cada caseta se suele repetir la misma escena: socios, familiares y amigos se reúnen en el preludio, esperando que llegue el “alumbrao” para que empiece la Feria.

El traje de flamenca

Es una de las piezas claves en la Feria de Sevilla. Popularmente conocido como traje de gitana, era la indumentaria de faena de las campesinas andaluzas: bata de percal cuya falda terminaba por abajo en uno o varios volantes más o menos adornados. El mantoncillo, los broches para sujetarlo, pulseras, peinecillos, las flores y los pendientes son algunos de los accesorios con los que acompañar el traje, todo ello a juego.

Feria de Abril de Sevilla

El traje de flamenca es una pieza clave en la Feria de Abril de Sevilla

En la exposición Iberoamericana de 1929 se consagró definitivamente el traje de gitana como atuendo indispensable para visitar la Feria de Abril. Es el traje regional más conocido dentro y fuera de nuestras fronteras, y cada año hay una feria profesional dedicada al traje de flamenca SIMOF, escaparate del único atuendo tradicional en todo el mundo que cambia según la moda de cada año.

Las sevillanas

Es el baile típico en la Feria, y es que las sevillanas se han convertido en uno de los bailes y cantes tradicionales más populares del mundo. Es una de las danzas que más se baila en España y cuenta con una gran cantidad de aficionados.

Las sevillanas se bailan por parejas y se agrupan en series de cuatro. Esas cuatro sevillanas se dividen a su vez, en tres partes bien diferenciadas (tercios), ensambladas por un cambio de posición de las parejas que bailan. Las sevillanas culminan con un estribillo, y la música, el cante y el baile cesan juntos, con una sincronización perfecta.

Fue en el siglo XVII cuando su compás se hace más airoso y rítmico, pero sería en 1779 cuando se genera el estilo propio. Más adelante, durante el siglo XIX es cuando su evolución adopta la forma con que hoy las conocemos.

Dos mujeres bailando sevillanas

Dos mujeres bailando sevillanas

El rebujito y la gastronomía

La Feria es sinónimo de quedar con amigos y familiares en las casetas o divertirse en los “cacharritos”. Bailar sevillanas, comer los platos o tapas más tradicionales de Andalucía y beber rebujito son algunas de las costumbres que nunca faltan en la fiesta sevillana. El rebujito es la bebida tradicional en las casetas: es un combinado de fino o manzanilla con gaseosa, servido en jarras. “Si no tomas rebujito no has venido a la Feria”, se suele decir en Sevilla.

Una joven bebiendo rebujito en la Feria de Abril de Sevilla

Una joven bebiendo rebujito en la Feria de Abril de Sevilla

El “pescaíto” frito –la noche del primer sábado es costumbre cenarlo-, los serranitos y montaditos, las tortillas de patata y tortillas de camarones son algunos de los platos más típicos que se ofrecen en las casetas. Para la noche o de postre, tenemos los churros y buñuelos, servidos no solo con chocolate caliente, sino con muchas otras combinaciones igualmente buenas.

Caballos y toros

El tradicional Paseo de Caballos y Enganches es considerado uno de los espectáculos más hermosos de la Feria de Abril. Desde las 12 del medio día hasta las 20 horas en las calles del Real de la Feria se dan cita magníficos ejemplares equinos y una amplia gama de hermosos carruajes. A su vez, se organiza una exhibición en la Plaza de Toros de la Maestranza de Sevilla el domingo 5 de Feria.

La vestimenta típica en la Feria de Abril para montar a caballo es el llamado traje de corto. Proviene de las ropas que se llevaban en el pasado en las tareas del campo con el ganado. Desde entonces apenas ha variado. Cuando el pantalón del traje de corto es sustituido por una falda larga se le llama traje de amazona, y la monta es con ambas piernas en el mismo lado del caballo.

Por otro lado, Sevilla es una ciudad con gran tradición taurina y cuna de grandes toreros y no se entiende la Feria de Abril sin las corridas de toros. Para un torero conseguir abrir la Puerta del Príncipe es un gran triunfo, que le puede dar grandes oportunidades en otras ferias. La temporada se inicia el Domingo de Resurrección y el final de temporada coincide con la Feria de San Miguel en los últimos días de septiembre.

Una imagen de la Feria de Abril de Sevilla
Fuente: lavanguardia.com

Necesitamos es una caricia

En ocasiones, todo lo que necesitamos es una caricia. Nada más. No queremos las palabras de siempre, ni esas frases que han sido expresadas tantas veces. Queremos ser reafirmados, acogidos y valorados por el contacto de esa mano pasando suavemente por nuestra piel…

Pocas cosas ofrecen una calma afectiva y mental tan adecuada como el sencillo acto de acariciar. Es más, desde el campo de la psicología humanista y el análisis transaccional, nos dicen que toda persona necesita ser tocada por las personas que ama para sentirse “reconocida”.

Nada es tan complaciente como una caricia inesperada, como el contacto de alguien que a pesar de estar tocado por mil cicatrices, es capaz de ofrecer las caricias más suaves.

PAreja abrazada regalándose una caricia

 

La privación sensorial es una realidad que no solo experimenta el bebé con su madre, también entre las parejas puede darse en algún momento. Son vínculos donde no existe un adecuado contacto, donde la persona no es reconocida mediante la caricia, el abrazo, las palabras amables…

Ahí donde no existe trasmisión de afecto, o ese amor que va más allá de las palabras. Un niño que sufre la deprivación maternal, sufre un desarrollo mucho más lento y posibles trastornos reactivos y emocionales el día de mañana. Son criaturas que crecen con graves carencias.

También a nivel afectivo y de pareja puede ocurrir que una de las dos personas no disponga de esa sabiduría emocional implícita en las caricias sencillas, en las caricias cómplices que edifican una auténtica relación. En estos casos, el otro miembro de la pareja se sentirá vacío y dudará de los sentimientos y la validez de ese compromiso, de esa relación.

Las caricias, son como el alimento que necesita el alma y nuestro cerebro emocional para sentirse parte del mundo. Parte de aquello que ama.

Las caricias: una necesidad psicológica, biológica y social

Preja abrazada feliz

 

Una caricia es un arma de poder, un gesto esencial que encierra todo un mundo de emociones, de equilibrio interno y bienestar psicológico. Esta necesidad por ser reconocidos, y por tanto, acariciados, es algo que nos va a caracterizar toda la vida.

Una caricia construye vida, la reafirma, la edifica y teje un manto invisible que nos une a esa persona que se aloja en nuestro corazón. Ninguna tecnología puede sustituir algo así, ninguna máquina tiene el calor de un abrazo, ni la ternura de una caricia.

Suele decirse también que el modo en que una persona ha recibido sus caricias en su infancia determinará la forma en que las espere de los demás. Si no las ha recibido nunca es muy posible que no sepa cómo ofrecerlas, pero su necesidad por recibirlas será sin duda muy intensa a pesar de no reconocerlo.

Es algo complejo, porque las carencias en la infancia determinan muchos de nuestros aspectos en nuestra madurez. Y aunque puedan existir muchas diferencias interindividuales, la necesidad de roce, de cercanía de afecto es algo universal no solo en el ser humano, también en los animales. De hecho podemos verlo en nuestras mascotas.

El poder de las caricias incondicionales

Para que una caricia tenga impacto, relevancia y trascendencia debe ser incondicional. Yo paso mi mano por tu rostro porque es lo que siente mi corazón, porque te reconozco como parte de mi y lo hago sin egoísmos. Sin condiciones.

  • Una caricia es antes que nada un estímulo sensorial. Se crea una sensación, pero para que sea auténtica e incondicional, es roce debe despertar sentimientos y emociones positivas.
  • Si la caricia es sincera e incondicional, establecemos una adecuada reciprocidad. Las dos personas se reconocen como parte del otra y reciben esas caricias como un tipo de lenguaje que las une, que las edifica.

En la caricia que te ofrezco también está una parte de mí

Pareja bajo un paragüas

Las personas no acariciamos solo para ofrecer placer, para calmar, para atender y gratificar. Acariciamos para transmitir una parte de nosotros mismos y construir un vínculo.

Las caricias una vez dadas son lo que son, después la otra persona deberá juzgarla como algo auténtico o algo falso. Porque no olvidemos también que hay caricias que hacen daño, caricias piadosas o irónicas que pueden destruir el vínculo.

Una caricia dice mucho de nosotros,  de ahí que debamos ofrecerla con calma, con ternura, trasmitiendo esos mensajes cómplices que no necesitan de palabras.

Caricias como parte del apego saludable

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo del concepto del apego. Y si bien es cierto que a menudo, y desde otras perspectivas se concibe el apego como “dependencia” o aferrarse demasiado a algo o alguien, desde el punto de vista humanista y afectivo, las personas necesitamos de un apego saludable para crear el vínculo.

Una caricia es el gesto mediante el cual, reconocemos, envolvemos e integramos en nuestro ser, a una o más personas. Son parte de nuestro corazón y necesitamos de ese contacto piel con piel para reafirmar emociones.

Una caricia es una palabra grabada en la piel que todos necesitamos recibir, porque no hay mejor pegamento para corazones rotos que un cargamento entero de caricias.

 

Fuente:  lamenteesmaravillosa.com

Destinos donde besarse por 1ª vez

Cinco destinos de Castilla y León donde besarse por primera vez

Hoy 13 de abril, en el Día Internacional del Beso recorremos distintos puntos de la comunidad autónoma en los que darse el primer beso parecerá sacado de un cuento de hadas.

 

 

Dice el refranero español que siempre hay una primera vez para todo y en el caso de los besos no iba a ser diferente. Por ello y para celebrar el Día Internacional del Beso, desde Soria Noticias hemos recopilado los cinco lugares más románticos de de Castilla y León, donde el darse el primer beso parecerá algo sacado de un cuento de hadas.

1. Castillo de Gormaz (Soria)

castillo gormaz

Paisajes, vegetación, puestas de sol que dejan sin aliento… el Castillo de Gormaz es una de las localizaciones más impresionantes de la provincia. Por ello, es el destino ideal para enamorarse o incluso darse un primer beso.

Y ya, como quieres poner la guinda del pastel, probad a asomaros por la puerta califal para disfrutar del Duero, los colores y, a los pies de la ladera, la ermita románica de San Miguel.

2. Lago de Carucedo (León)

lago de carucedo

Aunque poco o nada tiene que envidiarle a nuestra Laguna Negra, hay que reconocer que las vistas que ofrece el Lago de Carucedo ya son suficientes para propiciar que surja la chispa, pero si ya contamos la leyenda sobre esta localización a nuestro o nuestra acompañante tenemos beso asegurado.

El Lago de Carucedo esconde en sus aguas la historia de amor de dos jóvenes y un violador. El joven, tras lo sucedido asesina al individuo y se marcha del pueblo sin olvidar al amor de su vida. Años después, se volvió monje y, creyendo todo olvidado, volvió a profesar a la abadía de Carucedo.

Un buen día, paseando por la calle, reconoció a su amada deambulando por la zona como alma en pena. Todos la tomaban por bruja. Pero, tras reconocerse, el amor volvió a surgir. A Dios esto no le gustó, por lo que desde lo alto de la montaña brotó una violenta catarata que sepultó a los amantes bajo sus aguas e inundó por completo la abadía.

3. El huerto de Calixto y Melibea (Salamanca)

Vegetación, intimidad y un contexto ideal lo convierten en un destino definitivo para el primer beso de los amantes de la literatura. Todos conocemos la historia de amor que gira en torno a ‘La Celestina’ (Fernando de Rojas, 1502), Este huerto salmantino inspiró uno de los escenarios de la novela y es uno de los destinos más románticos de la comunidad autónoma.

¿Dónde encontrarlo? En la ladera de la antigua muralla salmantina a los pies del río Tormes.

4. El concierto de las velas en Pedraza (Segovia)

Los besos en los pueblos son de otro mundo, eso todos lo sabemos. Pero si ya le sumamos verano, nocturnidad y velas nos hemos pasado el juego del romanticismo. Esta combinación tan explosiva podemos encontrarla en el municipio de Pedraza, Segovia.

Durante la época estival organizan conciertos, llenan las calles de velas y apagan todas las luces para que la magia surja. Todo ello, y las trazas medievales que aún conserva (su castillo y la inquietante cárcel del Siglo XVI) lo hacen un destino ideal para despertar las primeras pasiones.

5. El Campo Grande (Valladolid)

En pleno centro de Valladolid, respira el Campo Grande. Aunque antes se le conocía como Campo de la Verdad, este pequeño oasis cosmopolita se creo a finales del siglo XVIII imitando a los grandes parques europeos y, como buen parque, es un destino predilecto para darse un primer beso.

Este trocito de bosque cuenta con árboles de más de 60 especies, pavos reales y un estanque y una pequeña cascada artificial de donde un barquero narra historias fantásticas a los más pequeños.

 

 

Fuente: sorianoticias.com

Beneficios de la maracuyá 2

La maracuyá (también conocida como parcha, chinola o “la fruta de la pasión“) crece en zonas tropicales de América del sur. Aunque su cultivo es característico de lugares cálidos, su consumo se extiende por todo el planeta.
¿Sabes que es buena contra el estreñimiento? ¿Y que también puede ayudarte a fortalecer los huesos y a mantener tu peso a raya? A continuación te sorprenderé con 16 beneficios de la maracuyá.
1. Por su alto contenido en vitamina B9 (también conocido como ácido fólico), es beneficiosa para el crecimiento.
2. Contiene flavonoides que te ayudan a combatir enfermedades respiratorias como el asma, así como la tos tan característica de esta afección.
3. Tomar una infusión de maracuyá te ayuda a estar más relajado/a y a dormir mejor. Además, también puede usarse como tranquilizante para combatir dolores de cabeza o musculares.
4. Es una buena fuente de hierro para prevenir problemas como la anemia, es decir, la falta de hemoglobina en sangre.

5. 
Gran parte del contenido de la maracuyá es agua, lo cual evita que te deshidrates.
Maracuya fruta6. Al poseer vitamina A, contribuye al cuidado de tu piel. Con ella la conservarás sana y radiante.
7. Al ser rica en carbohidratos y azúcares, la maracuyá es idónea para deportistas, mujeres embarazadas, niños y señores mayores, por las propiedades nutricionales que contiene esta fruta.
8. La maracuyá no sólo es ideal para tener una buena salud, también ayuda a mantener tu peso.
9. Debido a su contenido en potasio, la maracuyá es el aliado perfecto para eliminar las toxinas del organismo.
10. Contiene fibra, beneficiosa para combatir el estreñimiento como ya te adelantaba al inicio de este artículo.
11. La maracuyá es una fruta baja en grasas, y posee propiedades digestivas que ayudan a tu estómago a asimilar mejor los alimentos.
12. Es ideal para prevenir constipados y cicatrizar heridas por su contenido en vitamina C.
13. Hace tus huesos más fuertes, pues la maracuyá posee calcio y fósforo, fundamentales para su correcto crecimiento.
14. Retrasa el envejecimiento gracias a las vitaminas A,B,E y el selenio, oligoelemento esencial para producir proteínas y evitar el deterioro celular.
15. La maracuyá ayuda a que el cerebro se conserve y funcione perfectamente, pues el fósforo y la vitamina B hacen que nunca falle.
16. Es un alimento muy recomendado para prevenir afecciones cardíacas, debido a su alto contenido en vitamina A y C.
17. Por si fuera poco, también es buena para tu vista.
18. Es un alimento “anticáncer”.
19. Reduce el riesgo de sufrir cualquier enfermedad degenerativa.
20. También disminuye el colesterol.
Por último, insisto en que la maracuyá es una fruta recomendada, sobre todo, para mujeres embarazadas y deportistas.
Fuente: eslasalud.com

La Feria de Sevilla

LA FERIA DE SEVILLA: fiestas y tradiciones

feria-de-sevilla-10

La Feria de Abril o Feria de Sevilla es una fiesta de primavera que se celebra anualmente en la ciudad de Sevilla (Andalucía), en la que el público se reúne en un gran recinto denominado Real de la Feria, y en el que destacan los trajes de flamenca, las casetas, la manzanilla, los farolillos y los coches de caballo.

La Feria de Abril es una de las fiestas más internacionales y populares de España.

Se celebra una o dos semanas después​ de la Semana Santa y coincide con los toros en la plaza de la Maestranza. La feria comienza el sábado a las doce de la noche con la popular prueba del alumbrado, con el encendido de su portada de miles de bombillas y farolillos que la convierten  en un ascua de luz, y tras unos interminables días de contento, lujo y señorío, caballistas, amazonas, paseos de caballo y deslumbrantes carruajes, finaliza oficialmente el sábado siguiente a las doce de la noche con un espectáculo de fuegos artificiales a la orilla del Río Guadalquivir.

feria-de-sevilla-5

La Feria es como una pequeña y engalanada ciudad. Un mundo efímero donde las casas son casetas, la iluminación se consigue con farolillos y todas las calles tienen nombres de legendarios toreros.

El suelo de las calles está recubierto de albero, tierra de color amarillento, procedente de la localidad vecina de Alcalá de Guadaira. Ésta es la arena utilizada tradicionalmente en los jardines de Sevilla y en las plazas de toros.

feria-de-sevilla-albero

La Feria se ilumina a lo largo de sus calles con millares de bombillas cubiertas de “farolillos” (especie de mamparas esféricas de papel plegado).

Tiene un gran impacto económico y social en la ciudad y está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Origen e Historia de la Feria de Abril

La Feria, tal como la entendemos hoy, fue creada por iniciativa de dos concejales que solicitaron al Pleno la recuperación de las ferias de Sevilla, una en abril y otra en septiembre. Lo de recuperar tenía todo el sentido ya que el permiso para celebrar ambas lo otorgó Alfonso X el Sabio en 1254, seis años después de que su padre conquistara Sevilla. Los concejales fueron dos sevillanos de adopción: José María Ybarra (vasco) y Narciso Bonaplata (catalán).

feria-de-sevilla-origen

Don José María Ibarra nació en Bilbao y Don Narciso Bonaplata en Barcelona, pero ambos pasaron en Sevilla sus últimos días, y, a mediados del siglo XIX, celebraron por primera vez la famosa feria de la ciudad, que hoy acoge a miles de turistas y que sabe a jamón, a tortilla de patatas, a “pescaíto frito” y gambas y a esa Manzanilla de Jerez, a menudo mezclado con gaseosa que da lugar al afamado ‘rebujito’.

Corría el año 1846 e Ibarra y Bonaplata, durante su concejalía, decidieron organizar una feria que duraría tres días, cuyo objetivo era la exposición y compra venta de ganado. Y un año después, con el beneplácito de la Reina Isabel II, esta reunión de naturaleza mercantil tuvo lugar en el Prado de San Sebastián el 18 de abril de 1847.

feria-de-sevilla-origen-2

Así nació la primera Feria de los tiempos modernos con 19 casetas y con un éxito tal de público y de negocio que, ya al año siguiente, los encargados de organizar la venta de ganado se dirigían al Municipio para pedirle una mayor presencia de agentes de la autoridad porque “los sevillanos y sevillanas, con sus cantes y bailes, dificultaban la realización de los tratos”.

Lo que comenzó como un evento puramente comercial, con el paso de los años el pueblo de Sevilla ha ido haciéndolo suyo hasta llegar en el presente a considerarse como una de las más singulares expresiones de color y alegría donde el sevillano y aquellos que nos visitan disfrutan de la fiesta durante 6 días cada año.

Noche del “alumbrao”

feria-de-sevilla-alumbrao-2

La Feria de Abril de Sevilla comienza la noche del “alumbrao”, momento inaugural en el que se encienden las luces del recinto ferial. Hay personas en Sevilla que viven la “noche del alumbrao” como si se tratase de la “noche de fin de año”.

También esta noche se degusta el tradicional “pescaíto frito” en las casetas.

Otro de los grandes elementos distintivos de la Feria de Abril es el arco que hace de entrada al recinto, la portada, que cada año presenta un diseño diferente para conmemorar algún evento vinculado con la ciudad. El encendido de la portada supone en cierto modo un año más, un nuevo año cargado de ilusiones y emociones que se desarrollan de forma fulgurante en esa semana. Algo así como si la vida estuviera concentrada en una semana.

Las casetas de la Feria de Sevilla

feria-de-sevilla-casetas

Las casetas son el lugar donde se vive la feria. Formadas por varios socios, son entendidas como un espacio familiar en el que agasajar a amigos, parientes e invitados con los productos típicos de la tierra.

En las casetas, sencilla y bellamente engalanadas, no falta el Fino de Jerez o la Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, el jamón, las gambas, el baile, las sevillanas, las palmas, la guitarra y también, por qué no, la gaita y el tamboril rociero,… y  nunca, nunca  debe faltar “ese caldo del puchero” con un chorreón de fino, capaz de hacernos sentir como nuevos…

feria-de-sevilla-carruaje-2

Este ambiente cálido y festivo se traslada también al exterior: la gente suele bailar en la calle y el carácter abierto de los sevillanos invita a unirse a la celebración a todo el que pasa.

Conviene que tenga en cuenta que la mayoría de las casetas son privadas y que se accede por invitación de algún socio o conocido. Aunque también las hay públicas y de acceso libre. En la oficina de información situada en la entrada de la feria le indicarán cuáles son.

 

Fuente: porsolea.com

Lecciones de abuelas

10 lecciones de vida que las abuelitas nos enseñan y nos hacen mejores personas

mama coco 1400x800

Las abuelitas son una fuente inagotable de sabiduría, cariño y experiencia. Su conocimiento nos permite asimilar la vida y convertirnos en personas mucho más poderosas y resilientes.

Con la intención de rendirles homenaje y subrayar su importancia en el mundo, recopilamos 10 lecciones de vida que podemos aprender de ellas. Seguramente te sentirás muy identificado.

cancelan la tarea un mes para hacer actos bondadosos

#1 Humildad: lo más importante

La humildad es una cualidad magnífica; sin embargo, para muchas personas no es una prioridad. Una abuela nos enseña que ser amable y leal puede abrirte la puerta a muchos lugares y acercarte a gente de buen corazón.

Es una lección que todos deberíamos aprender, de esta forma el mundo podría ser un lugar más agradable.

adulto mayor abuelos nietos

#2 Ser diplomáticos

Desafortunadamente, mucha gente piensa que alzar la voz es sinónimo de poder y valentía, pero no es así. No es necesario ser descortés para expresar una opinión.

Las abuelitas, en cambio, nunca levantan la voz (a menos que sea muy necesario). Aunque su tono vocal sea suave y delicado, sus palabras lograban retumbar en los oídos de quienes la escuchan y se quedan en la memoria para siempre.

trucos cuidar flores abuelas

#3 Fluye, no te presiones

Para la mayoría de las abuelas, una persona feliz es aquella que vive en calma y sin presiones.

Sabemos que es inevitable tener problemas; no obstante, manejarlos con una actitud positiva y mostrando una sonrisa puede hacer que sean mucho más llevaderos.

abuela hace jardineria con nieta riegan plantas

#4 Regala con el corazón

Muchas ‘abues’ consideran que los regalos hechos a mano son una forma más honesta y amorosa de materializar el cariño que sentía por alguien.

No importa si se trata de una bufanda o un pastel, estos detalles siempre son una muestra de cariño y apoyo, pues son un gesto que sale de su corazón. Awww.

regalo abuela

#5 Mantén la fe

No hay duda de que las abuelitas son un ejemplo a seguir. Han vivido crisis económicas, problemas familiares, varios corazones rotos y mucho más; aun así, no permiten que las preocupaciones las derrumben y tratan de sobreponerse con madurez e inteligencia.

Gracias a ellas aprendemos que nuestra mente es lo suficientemente capaz para darnos ese empujoncito que todos necesitamos.

ser abuelos inolvidables 1

#6 Ahorra para el futuro

Las abuelas tienen muchísima experiencia en manejar las finanzas de un hogar. Imagina tener que administrar el presupuesto de una familia conformada por 12 personas, ¡qué odisea!

Aunque el mundo se ponga de cabeza, ellas siempre procuran ahorrar un poco de dinero e invertirlo en algún negocio que pueda generar más ganancias. Saben bien que esto es una forma de asegurar el futuro y dejarle un patrimonio a sus hijos.

118396810

#7 Disfruta la cotidianidad

No importa si están haciendo algo sencillo como regar su inmensa colección de plantas o tomar un poco de sol en el jardín, ellas mantienen una sonrisa de oreja a oreja. Son la prueba viviente de que hasta la actividad más simple puede ser divertida y relajante.

La lección es: Detente un segundo y respira, la vida (al igual que todo lo demás) puede irse en un abrir y cerrar de ojos. No lo olvides.

abuela carga cuida a bebe

#8 Acepta tus límites

La mayoría de nosotros hemos tenido la suerte de correr a los brazos de nuestra abue cuando nos sentimos frustrados o tristes. Por supuesto, ella hace todo lo posible por tranquilizarnos y recordarnos la importancia de reconocer y respetar nuestros límites.

Una vez que aprendes a hacerlo, es mucho más fácil afrontar la adultez e identificar todo aquello en lo que eres bueno para explotarlo al máximo.

Manualidades por el dia de la madre 2

#9 Valora lo que tienes

Si tienes un techo donde vivir, comida en la mesa y tu familia está completa, no necesitas nada más. Bajo esta filosofía, las abuelitas nos enseñan a valorar la vida y cuidar todo aquello que nos rodea.

No tiene nada de malo tener ambición y aspirar a ser una persona exitosa, lo importante es agradecer lo que tenemos y nunca olvidar nuestros orígenes.

abuela nieta

#10 La belleza está en los detalles

La comida familiar de los domingos, un desayuno con el amor de tu vida o disfrutar un pasatiempo son detalles que demuestran lo afortunados que somos.

Además, si tu abue ya no está físicamente en este mundo, realizar una actividad que a ella también le gustaba (como tener plantas o cocinar) es algo que mantendrá viva su memoria y te conectará con ella, para recordar sus consejos y reafirmar que está cuidándote desde el cielo.

Fuente: vix.com