Archivo por días: 17 abril, 2021

Necesitamos es una caricia

En ocasiones, todo lo que necesitamos es una caricia. Nada más. No queremos las palabras de siempre, ni esas frases que han sido expresadas tantas veces. Queremos ser reafirmados, acogidos y valorados por el contacto de esa mano pasando suavemente por nuestra piel…

Pocas cosas ofrecen una calma afectiva y mental tan adecuada como el sencillo acto de acariciar. Es más, desde el campo de la psicología humanista y el análisis transaccional, nos dicen que toda persona necesita ser tocada por las personas que ama para sentirse “reconocida”.

Nada es tan complaciente como una caricia inesperada, como el contacto de alguien que a pesar de estar tocado por mil cicatrices, es capaz de ofrecer las caricias más suaves.

PAreja abrazada regalándose una caricia

 

La privación sensorial es una realidad que no solo experimenta el bebé con su madre, también entre las parejas puede darse en algún momento. Son vínculos donde no existe un adecuado contacto, donde la persona no es reconocida mediante la caricia, el abrazo, las palabras amables…

Ahí donde no existe trasmisión de afecto, o ese amor que va más allá de las palabras. Un niño que sufre la deprivación maternal, sufre un desarrollo mucho más lento y posibles trastornos reactivos y emocionales el día de mañana. Son criaturas que crecen con graves carencias.

También a nivel afectivo y de pareja puede ocurrir que una de las dos personas no disponga de esa sabiduría emocional implícita en las caricias sencillas, en las caricias cómplices que edifican una auténtica relación. En estos casos, el otro miembro de la pareja se sentirá vacío y dudará de los sentimientos y la validez de ese compromiso, de esa relación.

Las caricias, son como el alimento que necesita el alma y nuestro cerebro emocional para sentirse parte del mundo. Parte de aquello que ama.

Las caricias: una necesidad psicológica, biológica y social

Preja abrazada feliz

 

Una caricia es un arma de poder, un gesto esencial que encierra todo un mundo de emociones, de equilibrio interno y bienestar psicológico. Esta necesidad por ser reconocidos, y por tanto, acariciados, es algo que nos va a caracterizar toda la vida.

Una caricia construye vida, la reafirma, la edifica y teje un manto invisible que nos une a esa persona que se aloja en nuestro corazón. Ninguna tecnología puede sustituir algo así, ninguna máquina tiene el calor de un abrazo, ni la ternura de una caricia.

Suele decirse también que el modo en que una persona ha recibido sus caricias en su infancia determinará la forma en que las espere de los demás. Si no las ha recibido nunca es muy posible que no sepa cómo ofrecerlas, pero su necesidad por recibirlas será sin duda muy intensa a pesar de no reconocerlo.

Es algo complejo, porque las carencias en la infancia determinan muchos de nuestros aspectos en nuestra madurez. Y aunque puedan existir muchas diferencias interindividuales, la necesidad de roce, de cercanía de afecto es algo universal no solo en el ser humano, también en los animales. De hecho podemos verlo en nuestras mascotas.

El poder de las caricias incondicionales

Para que una caricia tenga impacto, relevancia y trascendencia debe ser incondicional. Yo paso mi mano por tu rostro porque es lo que siente mi corazón, porque te reconozco como parte de mi y lo hago sin egoísmos. Sin condiciones.

  • Una caricia es antes que nada un estímulo sensorial. Se crea una sensación, pero para que sea auténtica e incondicional, es roce debe despertar sentimientos y emociones positivas.
  • Si la caricia es sincera e incondicional, establecemos una adecuada reciprocidad. Las dos personas se reconocen como parte del otra y reciben esas caricias como un tipo de lenguaje que las une, que las edifica.

En la caricia que te ofrezco también está una parte de mí

Pareja bajo un paragüas

Las personas no acariciamos solo para ofrecer placer, para calmar, para atender y gratificar. Acariciamos para transmitir una parte de nosotros mismos y construir un vínculo.

Las caricias una vez dadas son lo que son, después la otra persona deberá juzgarla como algo auténtico o algo falso. Porque no olvidemos también que hay caricias que hacen daño, caricias piadosas o irónicas que pueden destruir el vínculo.

Una caricia dice mucho de nosotros,  de ahí que debamos ofrecerla con calma, con ternura, trasmitiendo esos mensajes cómplices que no necesitan de palabras.

Caricias como parte del apego saludable

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo del concepto del apego. Y si bien es cierto que a menudo, y desde otras perspectivas se concibe el apego como “dependencia” o aferrarse demasiado a algo o alguien, desde el punto de vista humanista y afectivo, las personas necesitamos de un apego saludable para crear el vínculo.

Una caricia es el gesto mediante el cual, reconocemos, envolvemos e integramos en nuestro ser, a una o más personas. Son parte de nuestro corazón y necesitamos de ese contacto piel con piel para reafirmar emociones.

Una caricia es una palabra grabada en la piel que todos necesitamos recibir, porque no hay mejor pegamento para corazones rotos que un cargamento entero de caricias.

 

Fuente:  lamenteesmaravillosa.com

Destinos donde besarse por 1ª vez

Cinco destinos de Castilla y León donde besarse por primera vez

Hoy 13 de abril, en el Día Internacional del Beso recorremos distintos puntos de la comunidad autónoma en los que darse el primer beso parecerá sacado de un cuento de hadas.

 

 

Dice el refranero español que siempre hay una primera vez para todo y en el caso de los besos no iba a ser diferente. Por ello y para celebrar el Día Internacional del Beso, desde Soria Noticias hemos recopilado los cinco lugares más románticos de de Castilla y León, donde el darse el primer beso parecerá algo sacado de un cuento de hadas.

1. Castillo de Gormaz (Soria)

castillo gormaz

Paisajes, vegetación, puestas de sol que dejan sin aliento… el Castillo de Gormaz es una de las localizaciones más impresionantes de la provincia. Por ello, es el destino ideal para enamorarse o incluso darse un primer beso.

Y ya, como quieres poner la guinda del pastel, probad a asomaros por la puerta califal para disfrutar del Duero, los colores y, a los pies de la ladera, la ermita románica de San Miguel.

2. Lago de Carucedo (León)

lago de carucedo

Aunque poco o nada tiene que envidiarle a nuestra Laguna Negra, hay que reconocer que las vistas que ofrece el Lago de Carucedo ya son suficientes para propiciar que surja la chispa, pero si ya contamos la leyenda sobre esta localización a nuestro o nuestra acompañante tenemos beso asegurado.

El Lago de Carucedo esconde en sus aguas la historia de amor de dos jóvenes y un violador. El joven, tras lo sucedido asesina al individuo y se marcha del pueblo sin olvidar al amor de su vida. Años después, se volvió monje y, creyendo todo olvidado, volvió a profesar a la abadía de Carucedo.

Un buen día, paseando por la calle, reconoció a su amada deambulando por la zona como alma en pena. Todos la tomaban por bruja. Pero, tras reconocerse, el amor volvió a surgir. A Dios esto no le gustó, por lo que desde lo alto de la montaña brotó una violenta catarata que sepultó a los amantes bajo sus aguas e inundó por completo la abadía.

3. El huerto de Calixto y Melibea (Salamanca)

Vegetación, intimidad y un contexto ideal lo convierten en un destino definitivo para el primer beso de los amantes de la literatura. Todos conocemos la historia de amor que gira en torno a ‘La Celestina’ (Fernando de Rojas, 1502), Este huerto salmantino inspiró uno de los escenarios de la novela y es uno de los destinos más románticos de la comunidad autónoma.

¿Dónde encontrarlo? En la ladera de la antigua muralla salmantina a los pies del río Tormes.

4. El concierto de las velas en Pedraza (Segovia)

Los besos en los pueblos son de otro mundo, eso todos lo sabemos. Pero si ya le sumamos verano, nocturnidad y velas nos hemos pasado el juego del romanticismo. Esta combinación tan explosiva podemos encontrarla en el municipio de Pedraza, Segovia.

Durante la época estival organizan conciertos, llenan las calles de velas y apagan todas las luces para que la magia surja. Todo ello, y las trazas medievales que aún conserva (su castillo y la inquietante cárcel del Siglo XVI) lo hacen un destino ideal para despertar las primeras pasiones.

5. El Campo Grande (Valladolid)

En pleno centro de Valladolid, respira el Campo Grande. Aunque antes se le conocía como Campo de la Verdad, este pequeño oasis cosmopolita se creo a finales del siglo XVIII imitando a los grandes parques europeos y, como buen parque, es un destino predilecto para darse un primer beso.

Este trocito de bosque cuenta con árboles de más de 60 especies, pavos reales y un estanque y una pequeña cascada artificial de donde un barquero narra historias fantásticas a los más pequeños.

 

 

Fuente: sorianoticias.com

Beneficios de la maracuyá 2

La maracuyá (también conocida como parcha, chinola o “la fruta de la pasión“) crece en zonas tropicales de América del sur. Aunque su cultivo es característico de lugares cálidos, su consumo se extiende por todo el planeta.
¿Sabes que es buena contra el estreñimiento? ¿Y que también puede ayudarte a fortalecer los huesos y a mantener tu peso a raya? A continuación te sorprenderé con 16 beneficios de la maracuyá.
1. Por su alto contenido en vitamina B9 (también conocido como ácido fólico), es beneficiosa para el crecimiento.
2. Contiene flavonoides que te ayudan a combatir enfermedades respiratorias como el asma, así como la tos tan característica de esta afección.
3. Tomar una infusión de maracuyá te ayuda a estar más relajado/a y a dormir mejor. Además, también puede usarse como tranquilizante para combatir dolores de cabeza o musculares.
4. Es una buena fuente de hierro para prevenir problemas como la anemia, es decir, la falta de hemoglobina en sangre.

5. 
Gran parte del contenido de la maracuyá es agua, lo cual evita que te deshidrates.
Maracuya fruta6. Al poseer vitamina A, contribuye al cuidado de tu piel. Con ella la conservarás sana y radiante.
7. Al ser rica en carbohidratos y azúcares, la maracuyá es idónea para deportistas, mujeres embarazadas, niños y señores mayores, por las propiedades nutricionales que contiene esta fruta.
8. La maracuyá no sólo es ideal para tener una buena salud, también ayuda a mantener tu peso.
9. Debido a su contenido en potasio, la maracuyá es el aliado perfecto para eliminar las toxinas del organismo.
10. Contiene fibra, beneficiosa para combatir el estreñimiento como ya te adelantaba al inicio de este artículo.
11. La maracuyá es una fruta baja en grasas, y posee propiedades digestivas que ayudan a tu estómago a asimilar mejor los alimentos.
12. Es ideal para prevenir constipados y cicatrizar heridas por su contenido en vitamina C.
13. Hace tus huesos más fuertes, pues la maracuyá posee calcio y fósforo, fundamentales para su correcto crecimiento.
14. Retrasa el envejecimiento gracias a las vitaminas A,B,E y el selenio, oligoelemento esencial para producir proteínas y evitar el deterioro celular.
15. La maracuyá ayuda a que el cerebro se conserve y funcione perfectamente, pues el fósforo y la vitamina B hacen que nunca falle.
16. Es un alimento muy recomendado para prevenir afecciones cardíacas, debido a su alto contenido en vitamina A y C.
17. Por si fuera poco, también es buena para tu vista.
18. Es un alimento “anticáncer”.
19. Reduce el riesgo de sufrir cualquier enfermedad degenerativa.
20. También disminuye el colesterol.
Por último, insisto en que la maracuyá es una fruta recomendada, sobre todo, para mujeres embarazadas y deportistas.
Fuente: eslasalud.com