Archivo por meses: marzo 2022

Beneficios de las moras

Beneficios de las moras para la salud

Gracias a sus propiedades y al aporte de antioxidantes, podrás aprovechar los beneficios de las moras para sacar partido a sus nutrientes.
Beneficios de las moras para la salud

¿Sabes cuáles son algunos beneficios de las moras? Esta fruta silvestre es capaz de aportar varios nutrientes esenciales al organismo y que además pueden ser muy beneficiosos cuando se aprovechan dentro de una dieta sana y equilibrada.

A pesar de su tamaño pequeño, concentran una buena cantidad de antioxidantes. Asimismo, tienen un sabor delicioso, y se pueden consumir al natural o en una amplia variedad de postres, ensaladas, zumos y batidos. Pero vale la pena recordar que las moras no solo son apreciadas en la gastronomía, sino también en la estética y en la medicina natural.

¿Qué nutrientes aportan las moras?

“Una de las principales características de la mora es que aporta una buena cantidad de fibra. Asimismo, la mora contiene vitamina C, carotenos, y vitamina E, lo que las convierte en una fruta con poderosas propiedades antioxidantes”.

En vista de ello, se considera que las moras tienen propiedades antioxidantes, que resultan beneficiosas para la salud en diversos aspectos: desde cuidar la piel hasta fortalecer múltiples órganos y sistemas del cuerpo.

Mujer sosteniendo bol de moras.

Entre algunos de sus beneficios,  destaca:

  • Su capacidad para prevenir infecciones relacionadas con el tracto respiratorio y ralentizar enfermedades de la vista de tipo degenerativo.
  • Las también llamadas zarzamoras tienen propiedades rejuvenecedores que se explicarán a continuación. 
  • Por su contenido en flavonoides, protegen las células de los daños ambientales (contaminación, radiaciones, etc.).
  • Los antioxidantes de las moras contribuyen a mantener la salud de todo el organismo, así como también a mantener controlados los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre.
  • También tienen efectos antiinflamatorios que sirven en caso de padecer inflamaciones.

¿Cuáles son los principales beneficios de las moras?

La cantidad de nutrientes que tienen estos frutos de color oscuro es razón más que suficiente para consumirlas e incorporarlas a una dieta variada y saludable. En especial, las moras son recomendadas en casos específicos para lo que vamos a desarrollar a continuación.

1. Contribuyen con la salud del sistema inmunitario

Debido a su aporte de alcaloides, esta fruta tendría la capacidad para ayudar a aumentar el sistema de defensas en el organismo. Esto se debe a que las moras activan los macrófagos, unas células encargadas de reforzar las barreras protectoras en caso de inflamación o infección, y dificultar así el ingreso de bacterias o virus.

2. Aportan glucosa

La glucosa que contiene la zarzamora madura es capaz de nivelar las cantidades de azúcar en sangre de forma positiva. Es decir, sería capaz de reducir las necesidades físicas de consumir este compuesto en otro tipo de fuentes poco saludables (por ejemplo, dulces o bollería).

3. Aportan hierro

Las moras contienen cierta cantidad de hierro. Así, dentro de una dieta avalada por un especialista, serían una buena opción para aquellas personas que sufren de anemia causada por la falta de este mineral.

4. Reducen la irritación

La mora tiene propiedades antiinflamatorias. Por eso, si quieres aprovechar esta propiedad, usa las hojas de la planta.

Combinadas con cúrcuma, podrás elaborar un ungüento para combatir la irritación producida, por ejemplo, por una picadura de insecto o por el contacto con alguna hierba nociva.

Las hojas de mora son buenas, a su vez, para evitar la formación de coágulos, aliviar llagas, heridas abiertas o eccemas, pero es recomendable consultar al dermatólogo antes de usarlas para prevenir reacciones adversas. Sobre todo si sufrimos algún trastorno de la piel.

5. Protegen el cerebro

Las moras actúan de neuroprotector; así como también resultaría un potenciador cognitivo. Además, se cree que tendrían la capacidad para ralentizar los efectos de ciertas enfermedades neurodegenetivas, pero son necesarias más investigaciones al respecto.

Así que, antes de un examen o un trabajo difícil, puedes comer un puñado de estas frutas. O simplemente trata de incluirlas regularmente en una dieta equilibrada, para aprovechar al máximo sus beneficios.

Beneficios de las moras para la estética

Estas frutas no solo mejoran la salud desde el interior, sino que también se considera que son ideales para realizar tratamientos tópicos para la piel. En este sentido, puedes aprovecharlas y disfrutarlas como postre, o incluso usarlas como ingrediente para elaborar mascarillas.

No obstante, procura consultar a un dermatólogo antes de aplicarlas sobre la piel para evitar cualquier problema; ya que son ingredientes naturales que pueden reaccionar de forma diferente dependiendo de la persona.

1. Hidratan

El 85 % de la zarzamora es agua. El resto es una combinación de nutrientes (entre ellos, de fibra). Por ello, consumirlas al menos una vez a la semana es bueno para mantener la elasticidad de la piel. Además, puedes preparar una mascarilla y usarla de forma externa.

Ingredientes

  • ¼ taza de moras (37 g).
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g).

Preparación

  • Lava bien las frutas y colócalas en un recipiente.
  • Tritura con ayuda de un mortero, hasta formar una pasta.
  • Añade la miel y mezcla bien.
  • Aplica sobre el rostro y el cuello una vez lavados.
  • Deja que se seque la mascarilla por completo antes de enjuagar con agua tibia.

2. Cuidan la piel

Las semillas de las moras contienen ácidos grasos Omega 3 y 6, perfectos para mantener una piel sana. Además, la pulpa ofrece vitaminas A, C y K que son recomendadas para evitar el envejecimiento prematuro.

Haz una mascarilla y aplícala en el rostro para aprovechar los beneficios de las moras.

Ingredientes

  • ¼ taza de moras (37 g).
  • 2 cucharadas de yogur natural (24 g).
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • El jugo de ½ limón.

Preparación

  • En un recipiente coloca las moras ya lavadas.
  • Añade el yogur, la nuez moscada y el jugo del limón.
  • Tritura la mezcla con un mortero (puedes también usar la licuadora).
  • Aplica en la cara y el cuello limpios.
  • Deja actuar una media hora y luego enjuaga con agua tibia.

3. Ayudan a controlar la piel grasa

Aquellas personas con piel grasa pueden aprovechar los beneficios de las moras. No obstante, antes de utilizarlas, te recomendamos consultar con un dermatólogo por seguridad. 

Ingredientes

  • 2 cucharadas de moras (20 g).
  • 2 cucharadas de jabón rallado (20 g).
  • 3 gotas de aceite de árbol de té.

Preparación

  • En primer lugar, lava las moras y ralla el jabón.
  • Coloca ambos ingredientes en un recipiente y añade el aceite esencial.
  • Mezcla bien y forma una pasta espesa.
  • Humedece la cara y aplica con movimientos circulares.
  • Después de 2 minutos, enjuaga con agua tibia.

Aprovecha los beneficios de las moras para la salud dentro de una dieta equilibrada

¿Te atreves a incorporar esta fruta en una dieta variada y equilibrada? Si tienes alguna duda, no dejes de consultar al nutricionista de confianza. Él te dará las claves para incluirla de forma saludable.

Pruébala y aprovecha sus beneficios.

Fuente: mejorconsalud.as.com

Videojuegos y los niños

9 consejos para regular el uso de videojuegos en niños

La práctica excesiva de juegos de video podría convertirse en un problema de salud. Si tu hijo dedica más tiempo a las consolas que a compartir en familia, es momento de tomar cartas en el asunto.
9 consejos para regular el uso de videojuegos en niños

El uso de videojuegos de forma desmesurada representa un riesgo para la salud mental de los niños. La Clínica Universidad de Navarra señala que el descontrol de dicha actividad conduce a comportamientos ludópatas, interrumpe la vida social y causa desapego de la realidad.

Además, pasar horas absortos entre imágenes en el televisor, el teléfono inteligente, la computadora o la tableta, buscando recompensas y subir de nivel, lleva al sedentarismo infantil, la obesidad y el sobrepeso.

Una publicación de la revista Farmacia Profesional también vincula la tecnopatía con problemas auditivos, estrés visual o tensión ocular, dolor cervical, tendinitis, lesiones por movimientos repetitivos, insomnio tecnológico y síndrome del túnel carpiano. Algunas secuelas psicológicas son la depresión social, la adicción a las redes sociales y la nomofobia.

¿Por qué es importante controlar el uso de videojuegos?

La agencia Wild FI reveló que entre enero y marzo de 2020, el consumo global de videojuegos se incrementó un 62 %. En 2021 un artículo de la revista Enfermería Global aseguró que la utilización excesiva aumentó de manera vertiginosa, sobre todo entre varones de 10 a 19 años.

Es aconsejable que los padres o los tutores dirijan el tiempo dedicado a los videojuegos, con el fin de evitar afecciones a la salud y el comportamiento de los niños. Dejarlos por sí solos dificulta detener situaciones adictivas en las que, por ejemplo, el jugador miente para seguir frente a la pantalla.

El boletín del Consejo General de la Psicología de España recomienda establecer límites en los juegos digitales para fomentar las relaciones positivas familiares, que los niños interactúen con amigos reales, duerman las horas suficientes, participen en actividades extraescolares y estén al día con las clases y sus deberes.

Consejos para controlar el uso de videojuegos

Los juegos de video son diseñados para atraer, emocionar y cautivar a quienes los consumen. Sin embargo, la dedicación desmedida no es sana. De hecho, la Organización Mundial de la Salud añadió el trastorno por uso de videojuegos en la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Videojuegos en niños adictos a ellos.
Distintas organizaciones de salud advierten que el uso desmedido de videojuegos redunda en problemas físicos y mentales.

1. Fija horarios

Permite una o dos horas diarias para el uso de videojuegos, así controlas la ansiedad, el cansancio visual y previenes la adicción. Si el niño rompe la regla pasándose, aunque sea pocos minutos, descuéntalo de los próximos turnos.

2. Explica que hay más formas de entretenimiento

Enséñale al niño que hay un mundo lejos de la pantalla. Anímalo a practicar deportes, inscríbelo en clases de arte o invítalo a que salga al aire libre. Mientras más actividades lo ocupen luego de la escuela, menos horas quedarán para los juegos de video.

3. Ten una solución ante la posible protesta

De ser el caso, recuérdale que no está en un campeonato de eSports. Al momento de apagar el aparato es probable que surja una excusa para quedarse un rato más. Puede pausar y guardar la evolución hasta el día siguiente.

4. Activa el control parental

Prácticamente todos los sistemas modernos de videojuegos admiten el control parental, de manera que los adultos configuran el tiempo para que, una vez completado el lapso, la consola se desactive. En smartphones o tabletas, los sistemas operativos iOS Android proveen opciones en las que limitas el uso diario de aplicaciones.

Y si te vas por una alternativa más sencilla, activa un temporizador en tu teléfono, así verificas que el niño abandonó el juego electrónico en el momento pautado.

5. Asigna responsabilidades

Del mismo modo en que estableces horarios para los videojuegos, aclara que existen responsabilidades antes de empuñar el control. Es obligatorio que los niños cumplan con las asignaciones de la escuela y colaboren con las tareas domésticas acordes a su edad. Déjales saber que infringir estas reglas repercute en el rato de esparcimiento.

6. Ofrece refuerzos positivos

Infocop Online sugiere premiar las actividades no asociadas a los videojuegos. Esta revista del Consejo General de la Psicología de España acota que las recompensas no solo son materiales, ya que los elogios verbales y la atención también son gratificantes. Asimismo, mejoran la relación entre las partes.

7. Nada de consolas en la habitación

Las consolas de videojuegos tienen que estar en áreas de uso común. Si hay una máquina en la habitación, la supervisión es difícil.

En el caso de computadoras o teléfonos es más complicado. Una alternativa es exigir a tu hijo que manipule los dispositivos portátiles en horarios determinados.

8. Juega también

Si acompañas a tu hijo en el juego es más simple vigilar que respete el tiempo establecido. Así lo aconseja la Academia Americana de Pediatras. Proponle tomar turnos, que te enseñe trucos y que sienta tu interés por involucrarte y disfrutar de sus gustos.

9. Compartan tiempo en familia

Los paseos, los eventos e incluso los momentos para ver una película en familia o con los amigos son ideales para despegarse de las misiones ficticias en pantalla. Dedicar tiempo de calidad a los hijos les despierta el interés por participar en actividades conjuntas. Enseña, sobre todo a los más pequeños, que es posible divertirse con juegos sin tecnología.

Videojuego de fútbol que usan los niños.
Las reglas parentales para regular el uso de las pantallas tienen un sentido de salud y de protección de los niños, aunque ellos no lo entiendan.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

Algunas señales que alertan sobre la necesidad de buscar ayuda profesional para tratar las adicciones de niños a los videojuegos son las siguientes:

  • Prefiere los juegos de video violentos y esto se refleja en su personalidad.
  • No respeta los horarios establecidos para dicha actividad.
  • El tiempo de juego interfiere en su vida familiar, escolar, recreativa y social.
  • Se aferra al equipo para subir de nivel, muestra obsesión, siente tristeza o ansiedad si no le dejas jugar.
  • Solo los videojuegos calman su mal humor.
  • Manifiesta algún déficit de atención.
  • No quiere realizar otras actividades que antes disfrutaba.

No conviertas el uso de videojuegos en una riña familiar

La actitud que toma un adulto frente a una situación con un niño influye en gran medida en la respuesta del infante. No esperes a que la utilización de videojuegos se transforme en un problema. Desde que decides comprar la consola, de buena manera puntualiza cómo será el escenario.

Explica por qué activarla en horarios específicos, la importancia de no tener contacto personal con otros jugadores en línea (en especial si no se conocen), lo delicado de compartir información privada y aclara que constantemente supervisarás tanto los juegos elegidos como las partidas.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

¿Cómo controlar la ira?

¿Cómo controlar la ira?

La ira es una emoción universal innata. Todos tenemos la capacidad de experimentarla. Forma parte de las seis emociones básicas que el psicólogo Paul Eckman identificó como comunes a todos los seres humanos:

La sorpresa, el asco, el miedo, la alegría, la tristeza y la ira.

Estas seis emociones están asociadas a la capacidad del ser humano para adaptarse a su entorno. Por lo tanto, si forman parte de nuestro registro emocional actual es porque nos han resultado evolutivamente beneficiosas. Es cierto que algunas de estas emociones son más cómodas de experimentar que otras, pero todas ellas tienen su función y su razón de ser.

¿Qué es exactamente la ira?

La ira es una emoción que sentimos las personas en respuesta a una amenaza real o ficticia. Nos provoca enfado, irritación, sentimientos de indignación y frustración.

Surge en un contexto de vulnerabilidad, y su cometido evolutivo es motivarnos a combatir aquello que pueda dañarnos. Para ello, el cuerpo reacciona a nivel fisiológico elevando el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y segregando adrenalina y noradrenalina.

En el pasado era habitual sentir miedo o ira delante de un depredador que intentaba cazarnos, o ante un rival que amenazaba nuestra supervivencia robándonos nuestros víveres. Era una emoción totalmente adaptativa. Nuestra mente y nuestro cuerpo reaccionaban para resolver una amenaza real.

El problema es que hoy en día no hay demasiadas amenazas que pongan en peligro nuestra integridad. En cambio, sí hay muchas situaciones en que las personas expresamos una rabia desmesurada, debido a nuestra incapacidad para gestionar las emociones adecuadamente.

ira en la cara
La ira es una emoción natural en el ser humano, pero puede perjudicarnos si no aprendemos a controlarla

Dos tipos de ira

Según nuestra forma de expresar la ira, podemos diferencias dos formas claras: la ira agresiva y la ira pasiva.

Ira agresiva

Es una forma de manifestar la frustración mucho más visible que no da lugar a equívocos. Así, podemos encontrar que las personas realizan algunas de las siguientes acciones:

  • Gritan de forma desproporcionada.
  • Juzgan a la otra persona desde la superioridad.
  • Culpan de su frustración a otra persona o a algo externo.
  • Amenazan al otro.
  • Destruyen objetos.
  • Ejercen la violencia física contra la otra persona.
  • No muestran ningún tipo de empatía.
  • Castigan de forma injusta.
  • Utilizan la venganza para resolver el conflicto.
  • Actúan de forma imprevisible.

Ira pasiva

Puede expresarse de las siguientes maneras:

  • No gestionan bien la rabia y la reprimen.
  • Sienten rencor, pero no lo verbalizan.
  • Manipulan a los demás.
  • Desprecian a la otra persona mostrando indiferencia.
  • Eluden el contacto visual.
  • Sienten superioridad por controlar aparentemente sus emociones.
  • Critican al otro a sus espaldas.
  • Adoptan el papel de víctimas.
  • Sabotean al otro.
  • Evitan el conflicto.

Este modo de sentir la ira es más sutil y puede pasar desapercibido, pero tanto la ira agresiva como la ira pasiva son perjudiciales para quienes la ejercen.

ira pasiva
En la ira pasiva los signos son más sutiles y pueden no notarse obviamente

Estrategias para manejar la ira

Los sujetos que tienen dificultad para gestionar la rabia, especialmente cuando son más agresivos, manifiestan en muchas ocasiones que no son capaces de controlarse. Sin embargo, todos podemos aprender a expresar nuestras emociones de manera mucho más adecuada. Veamos algunas formas.

1. Conocerse a uno mismo

El autoconocimiento es indispensable para mejorar nuestra gestión emocional. Todos tenemos heridas emocionales que se van acumulando a lo largo de la vida; es inevitable. No obstante, tener presente qué es lo que hace que la herida vuelva a sangrar puede ayudarnos a resolver el conflicto de manera más adecuada la próxima vez que algo nos afecte especialmente.

2.  Aceptar de la realidad

En la mayoría de ocasiones, el sufrimiento de las personas que sienten una gran rabia e impotencia proviene de la no aceptación de lo que sucede. Cuanto antes asumamos que las circunstancias son como son y no como quisiéramos, antes dejaremos de resistirnos y sufrir.

3. Detectar las distorsiones cognitivas

Lo reconozcamos o no, nuestro diálogo interno está lleno de ideas irracionales y distorsiones cognitivas. Si realizamos un entrenamiento para detectar los pensamientos que nos están perjudicando especialmente, seremos capaces de reaccionar mejor la próxima vez que una situación nos resulte amenazante.

enojo y rabia
El control de la ira se basa en el autoconocimiento que podamos practicar

4. Entrenar las habilidades sociales

Las personas con dificultades para gestionar la rabia pueden beneficiarse enormemente de un entrenamiento en habilidades sociales. De ese modo, aprenden a reaccionar de manera asertiva, una forma mucho más respetuosa y empática de resolver conflictos.

5. Trabajar la autoestima

Los sujetos que no controlan su ira suelen ser personas con una autoestima poco saludable. En muchas ocasiones ni siquiera son conscientes del dolor que provocan en las otras personas, pero cuando sí lo son suelen sentir un gran desprecio hacia sí mismos. Por ello, es importante que estas personas se conozcan bien a sí mismas y aprendan a valorarse de una forma más sana.

6. Sentir compasión

Relacionado con la consigna anterior, los individuos con dificultades para gestionar su rabia tienen que aprender a perdonarse y a reconocerse desde la compasión. Solo así, desde una aceptación profunda y un amor incondicional, podrán cerrar todas sus heridas.

Recomendaciones finales para controlar la ira

Aprender a gestionar la rabia, y todo lo que ello supone, no es algo que podamos aprender rápidamente en pocos días. Requiere de mucha humildad, para reconocer los errores del pasado, y de mucha voluntad para querer cambiar a partir de ahora.

No obstante, si las personas deciden solucionar esta dificultad, la psicología ofrece numerosas herramientas para llevarla a cabo de forma exitosa. La incapacidad para controlar la ira puede llegar a ser un conflicto del pasado.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

31-3-2022 Escucha la Línea Intermedia

Hola!!!

Os informo que este jueves 31 de Octubre podéis escuchar nuestro programa de radio de LA LÍNEA INTERMEDIA en RADIO IRIS 7, en el 100.00, a las 9 de la noche.  El programa se emite de nuevo el domingo día 3 de noviembre a las 4 de la tarde.

También lo podéis escuchar de manera online: www.radioiris7.es

CONTENIDOS:

SALUDO INICIAL
Juana


NOTICIAS
Doro, Dani, Juana y Nuria:
Noticias y Eventos de Salud Mental Aranda y del Movimiento Asociativo de Salud Mental.

PONEMOS VOZ A LA SALUD MENTAL
Juana, Dani, Doro y Nuria:
Hablaremos de: Cómo Afecta La Falta de Abrazos en la Salud Mental, con las opiniones de algunos Participantes de la Asociación y con la colaboración de los Participantes de la Actividad de Emociones, quienes nos dan su opinión a una serie de preguntas sobre los abrazos, recogidas en uno de sus talleres.

VARIEDADES
Juana:
Área de Mujer de Salud Mental Aranda, con la colaboración de: Alba Ortiz y Cristina Pérez: Responsables del Área de Mujer de la Asociación.

DESPEDIDA
Dani

AL CONTROL DEL SONIDO: Juan, con la colaboración de José Luis Delgado
(Coordinador Musical de RadioIris7).

Esperamos que os guste!!!!

Que no dar a tus gallinas

7 Alimentos que no deben Comer a tus Gallinas

En el articulo de hoy veremos los 7 alimentos que no deben comer a tus gallinas, algunos de estos son peligrosos ya que pueden ocasionar enfermedades severas e incluso la muerte de tus gallinas. Si tienes gallinas saca papel y lápiz y toma nota de lo que veras a continuación, seguro que en el futuro me lo agradecerás.

7 Alimentos que no deben Comer a tus Gallinas

A continuación te dejo la lista con los alimentos prohibidos para tus gallinas, si conoces algún alimento a parte de ya mencionados no dudes añadirlo en los comentarios.

Semillas de frutas

El primer alimento prohibido es darles semillas de pera, manzana, cereza o melocotón. Si tenemos estas frutas se les puede dar el fruto, pero no la semilla, por lo tanto, trataremos de cortarla retirando las semillas y listo, el resto se lo puede comer sin ningún problema.

Ajo y cebolla

Otro alimento que mucha gente les da es ajos y cebollas, si alguna vez lo toman puedo no pasar nada, es mas se les puede dar muy poco para que se desparasiten, pero si esto se vuelve una costumbre puede dar a nuestras gallinas problemas digestivos.

Tallos y hojas de solanáceas

Darle tallos y hojas de plantas como el tomate, berenjena, pimiento entre otras es un error y puede ocasionarles intoxicación e inflamación. La familia de las solanáceas contienen toxinas llamadas lectinas, que estas son dañinas para las gallinas.

Restos de café

Si tenemos restos o también conocidos como borras de café, que es lo que nos queda tras prepararnos un café, no conviene bajo ningún concepto dárselo a las gallinas. Les pueden causar serios problemas con el ritmo cardiaco o la muerte si lo consumen demasiado.

Aguacates

Otro alimento que puede ser que tengamos en cantidad es el aguacate, lo mas lógico para cualquier persona puede pensar bueno es una fruta mas pues para las gallinas. Esto es una mala idea ya que el aguacate les puede ocasionar diferentes problemas entre ellos insuficiencia cardiaca y hepática.

Fritos

Tampoco debemos darle alimentos fritos, por lo general estos se caracterizan por tener un alto contenido en grasas. Por esta razón mi consejo es que evites dar de comer a tus aves todo tipo de fritos, ya que estos no son para nada saludables para ellos.

Alimentos con azúcar

Por último, pero como siempre digo no por ello menos importante debemos evitar todos los alimentos con alto contenido en azúcar ya que tampoco son una buena opción para las gallinas. Les puede ocasionar enfermedades tanto digestivas como renales.

 

Fuente: lahuertadeivan.com

Cómo limpiar la campana

Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora

Si quieres aprender a limpiar correctamente los filtros sucios de tu campana de extracción, sigue leyendo y toma nota de estos útiles consejos.
Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora

La campana extractora es un aparato de gran ayuda para mantener la cocina libre de olores y vapor mientras estamos cocinando. Sin embargo, luego de un tiempo de uso, es necesario limpiar sus filtros para que continúe funcionando a la perfección. Sigue leyendo y aprende cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora de manera sencilla y en pocos pasos.

Con el auge del teletrabajo, puede que pases más tiempo en tu cocina que comiendo afuera. Mantener un ambiente limpio y libre de suciedad en el aire es imprescindible para conservar la sanidad en tus recetas y evitar que se les impregnen malos olores.

¿Qué tipos de campanas extractoras existen?

La característica principal de este elemento de línea blanca consiste en un ventilador interno que, con ayuda de filtros, permite extraer y filtrar el aire de las cocinas para evitar la acumulación de olores. Según su tipo de ventilación, las campanas extractoras se clasifican en dos tipos:

  1. De succión: son las predilectas en las cocinas de restaurantes. Resultan las más eficaces para la eliminación de olores, ya que recogen todo el humo, vapor y gases de la comida y los envían hacia el exterior. Esto es posible gracias al tubo de comunicación que se encuentra en la fachada.
  2. De recirculación o filtro de carbono: este tipo de campanas son las más comunes dentro de los hogares, debido a su fácil instalación. Su particularidad, a diferencia de las de succión, es que no expulsan el aire hacia el exterior, sino que lo filtran y retornan hacia el lugar de origen. No suelen ser tan eficaces como las primeras.

¿De qué sirve limpiar los filtros sucios de la campana extractora?

Uno de los electrodomésticos que más se utiliza en el hogar, pero al que no se le brindan cuidados frecuentes, es la campana extractora. Las principales funciones de este aparato son mantener la cocina libre de olores, atrapar la grasa y extraer el humo cuando se están preparando diversas recetas.

Gracias a sus filtros, tiene la capacidad de limpiar el aire contaminado y devolverlo al ambiente lo más puro posible. Al igual sucede con el aire acondicionado, una correcta limpieza cada cierto tiempo es necesaria para mantener la función.

Así que, si hace mucho que no realizas un aseo general de tu cocina, te enseñaremos cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora de una manera práctica y utilizando productos naturales. Recuerda que la suciedad, además de impedir que nuestros electrodomésticos funcionen correctamente, también puede hacer que se estropeen por completo.

Limpieza de la cocina.
Limpiar la cocina a fondo es una tarea que hay que programar cada cierto tiempo.

¿Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora?

Esta serie de consejos te serán de gran ayuda para eliminar toda la grasa y la suciedad que con el tiempo se acumula en el filtro y en el interior de las campanas de extracción. Recuerda que realizar una limpieza constante de este electrodoméstico es indispensable para mantener el aire de la cocina lo más limpio posible.

1. Retira los filtros de la campana extractora

Antes de comenzar con la limpieza de tu aparato de extracción, asegúrate que esté desconectado y frío para evitar posibles cortos y molestias. Puedes utilizar guantes y mascarilla.

Busca en el manual de instrucciones o en internet las indicaciones para retirar los filtros. La mayoría de las campanas cuentan con un mecanismo sencillo que consiste en presionar en un extremo para sacarlo en sentido contrario.

2. Limpia y sumerge los filtros de la campana extractora

Una vez hayas retirado todos los filtros sucios, busca un recipiente grande donde sumergirlos. Agrega agua caliente hasta que los cubras por completo y añade una mezcla de vinagre y bicarbonato.

También puedes utilizar un disolvente de grasa y unas gotas de limón. Esto hará que toda la suciedad salga con más facilidad.

Deja reposar durante un par de horas y luego, con ayuda de un cepillo suave o un trapo, termina de limpiar. Una vez libre de cualquier grasa, ponlo a secar en un lugar con luz indirecta.

3. Limpia el interior de la campana extractora

De nada sirve mantener los filtros de nuestro electrodoméstico en perfectas condiciones si todo su interior se encuentra repleto de grasa y suciedad. Puedes limpiarlo con ingredientes naturales como agua caliente, bicarbonato y vinagre o utilizar un disolvente de grasa y detergente neutro. Ayúdate de una esponja o estropajo para retirar toda la suciedad y seca por completo.

4. Limpia el exterior de la campana extractora

El exterior de las campanas se ensucia más fácil y la grasa suele ser más visible que en su interior. Para evitar la acumulación de suciedad es recomendable limpiar el aparato cada vez que se termina de cocinar.

Las superficies de acero inoxidable suelen rayase con facilidad. Así que para limpiarlas utiliza un trapo o una esponja suave junto a un jabón desengrasante.

5. Vuelve a poner los filtros en su lugar

Luego de que tanto el interior como el exterior de la campana extractora se encuentren relucientes y los filtros ya estén secos, es hora de volverlos a colocar en su lugar. Recuerda muy bien la forma en la que desmontaste los filtros y habrás acabado. Tu electrodoméstico está limpio y listo para usarse.

¿Cómo limpiar los filtros de carbón activado?

Este tipo de filtros es común en las campanas de recirculación utilizadas en la mayoría de los hogares y requieren de un cuidado especial para evitar estropearlos. Como explicamos con anterioridad, esta clase de campanas no cuentan con un conducto para eliminar los olores al exterior.

Es importante recordar que los filtros de carbón activado no pueden ser sumergidos en agua directa, ya que los daña. Para limpiarlos, desatornilla la cubierta exterior, retíralos con cuidado y pásales un trapo húmedo para retirar los excesos de grasa.

Estos filtros tienen una vida útil, por lo que es recomendable reemplazarlos cuando ya se encuentran muy desgastados.

¿Cada cuánto debo limpiar la campana extractora?

Todo depende de su uso en este caso. Si eres una persona amante de la gastronomía y que disfruta de preparar deliciosos platillos todos los días, lo más probable es que necesites limpiarla más seguido que alguien que solo utiliza su cocina eventualmente. Luego de cada uso es recomendable limpiar el exterior de la campana de extracción para evitar suciedad acumulada.

Puedes realizar una limpieza más profunda del interior, el exterior y los filtros al menos una vez por semana. Un aseo general hará que la grasa no se represe y sea más sencillo asear todo después.

Bicarbonato de sodio para limpiar campanas extractoras.
El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos elementos naturales que se utilizan para distintas limpiezas del hogar.

Ingredientes naturales para limpiar los filtros sucios de la campana extractora

Cuando dejamos de asear nuestro electrodoméstico durante un largo tiempo, lo más probable es que la grasa se acumule y se seque en su interior y exterior. Esta serie de ingredientes naturales son potentes desengrasantes que te ayudarán a eliminar la suciedad:

  • Limón: no es una casualidad que la mayoría de los limpiadores tengan en su composición limón, ya que es un fuerte desinfectante.
  • Vinagre: es recomendable utilizar el vinagre de limpieza, ya que contiene mayor acidez que los de cocina. Aunque tiene un olor muy fuerte, desaparece en cuestión de minutos.
  • Bicarbonato de sodio: añade un poco de agua a 200 gramos de bicarbonato hasta formar una pasta gruesa y aplícala sobre los parches de grasa.
  • Carbonato de sodio: esta sal biodegradable es más alcalina que el bicarbonato de sodio, lo que la hace más poderosa como desengrasante y perfecta para hornos y campanas.

Anímate a limpiar el filtro sucio de la campana extractora

Ahora que conoces todos los beneficios de conservar la campana extractora de la cocina en óptimas condiciones, anímate a limpiarla y cuidar sus filtros para mantener el ambiente libre de impurezas. Solo sigue estas recomendaciones y ayúdate de ingredientes naturales para facilitar el trabajo. Recuerda que mantener el hogar limpio es vital para tener una buena salud y calidad de vida.

 

Fuente:  mejorconsalud.as.com

Enganches emocionales

Enganches emocionales: ¿por qué se dan y cómo evitarlos?

Si confundes el amor con los enganches emocionales, puedes vivir relaciones que te hagan sufrir enormemente. Descubre cómo detectarlos y evitarlos.
Enganches emocionales: ¿por qué se dan y cómo evitarlos?

El amor es un sentimiento noble y elevado que hace tu vida más plena. Sin embargo, con frecuencia se etiqueta como amor a lo que no son más que enganches emocionales y relaciones desequilibradas que solo causan sufrimiento. ¿Por qué terminas envuelto en este tipo de dinámicas?, ¿puedes hacer algo para salir de ese doloroso círculo? A continuación, te contamos más al respecto.

Se ha encontrado que más del 49 % de las personas declaran sufrir de dependencia emocional; la proporción de mujeres es mucho más elevada que la de hombres. Estas cifras dejan en claro que las personas no siempre saben amar, que multitud de parejas viven instaladas en la insatisfacción cuando no en el abuso. Los enganches emocionales son una realidad muy presente; pero ¿cómo puedes combatirla?

¿Por qué se producen los enganches emocionales?

No soy feliz con mi pareja, ¿qué hago?
Las parejas con dinámicas nocivas suelen tener períodos de gran compenetración y atención, y otros de desinterés.

Desde fuera, puede resultar difícil entender por qué una persona permanece en una relación que le hace infeliz, que no cubre sus necesidades y que le causa tanto daño. Sin embargo, este tipo de vínculos nocivos cuentan con unas dinámicas que los hacen perpetuarse.

Generalmente, la pareja de la persona dependiente aplica lo que en psicología se conoce como «refuerzo intermitente»; esto es, ofrece atención, afecto, valoración y apoyo solo en ocasiones y de una forma impredecible e inconsistente.

Esto genera en la otra persona un enorme enganche emocional que le lleva a tolerar la indiferencia o los malos tratos con la esperanza de que en cualquier momento volverá a recibir ese refuerzo de amor.

Se ha estudiado ampliamente el efecto del refuerzo intermitente llegando a la conclusión de que es una de las técnicas más efectivas para mantener una conducta. Evidentemente, si la persona siempre tratase mal a su pareja, para esta sería sencillo abrir los ojos y abandonar la relación. Sin embargo, es esta falta de control entre lo bueno y lo malo lo que hace que quedes atrapado.

¿Qué personas pueden caer en este tipo de dinámicas?

Nadie está realmente exento de poder verse involucrado en estas relaciones dañinas, pero es cierto que hay personas más propensas y vulnerables. Por lo general, suelen presentar estas características:

  • Presentan un estilo de apego ambivalente. En la infancia, su cuidador principal no supo satisfacer sus necesidades infantiles de forma consistente y, por el contrario, actuaba de forma impredecible, ofreciendo amor y contención en ocasiones y hostilidad en otras. Así, la persona vive en constante alerta en sus relaciones tratando de asegurarse de que recibirá lo que necesita, pero sin confiar en que sucederá.
  • Son personas con una baja autoestima y un pobre autoconcepto. A nivel consciente o inconsciente, no se consideran merecedoras ni dignas de afecto y respeto; por esto, toleran lo intolerable.
  • Tienen dificultades para hacer valer sus opiniones, sentimientos y necesidades. Presentan un gran miedo al rechazo, al abandono y a la soledad, y tienden a ser excesivamente complacientes.
  • Vuelcan todo su tiempo y energía en la pareja, le dan hasta lo que no pide y tratan de «solucionarle la vida». Sin embargo, este comportamiento aparentemente altruista busca en realidad generar una deuda en el otro para exigirle que ofrezca el reconocimiento que el otro necesita.

¿Cómo evitar los enganches emocionales?

Para evitar los enganches emocionales hay que mover el foco del otro y colocarlo en uno mismo. Es imprescindible dejar de culpar a la pareja, salir de la posición de víctima y hacerse responsable: el trabajo ha de hacerse con uno mismo.

El objetivo es encontrar aquello que te lleva a elegir parejas egocéntricas, narcisistas y poco disponibles emocionalmente, y a mantenerte en relaciones que te causan sufrimiento. Algunas acciones que puedes tomar al respecto son las siguientes.

consejos para mejorar la autoestima
Amarte y valorarte a ti mismo es fundamental para evitar enganches emocionales… o librarte de ellos.

Reconocer el enganche emocional

A pesar de que puede ser doloroso, es importante reconocer que tienes un enganche emocional para poder tomar acciones al respecto. Así, presta atención a los siguientes signos:

  • Sientes que tú quieres más a tu pareja que ella a ti, y esto te lleva a sentir miedo, a ceder y a ser complaciente a fin de no perder su compañía.
  • La relación es desequilibrada; es decir que inviertes más de lo que recibes y sientes que tus opiniones y deseos no son tenidos en cuenta.
  • Experimentas sentimientos encontrados y muy intensos frente a tu pareja. Por un lado, la amas; por el otro, la odias. Esta polarización es un signo de inestabilidad y de un vínculo poco saludable.
  • Pensar en dejar a tu pareja o en que esta rompa el vínculo te causa una enorme ansiedad y un terrible miedo. Pese a que la relación te hace sufrir, te sientes incapaz de seguir adelante por tu cuenta.

Trabajar la autoestima y el merecimiento

Es importante que comiences a cultivar tu amor propio y a construir una autoestima sólida. Revisa lo que piensas de ti, la forma en que te hablas y lo que toleras en tu vida. Hacer cambios al respecto por uno mismo puede ser complicado, por lo que tal vez el acompañamiento profesional te ayude en este objetivo.

Priorizarte y dejar de complacer

Para salir de los enganches emocionales, has de tomar la decisión de colocarte en una posición de prioridad y comenzar a actuar en consecuencia. Esto significa acostumbrarte a escuchar tus necesidades y emociones, y atenderlas siempre en primer lugar. Piensa en todo lo que haces por la persona que amas y hazlo primero contigo.

Poner límites y ser asertivo

Para dejar de participar en relaciones desequilibradas, tóxicas o abusivas, has de aprender a poner límites. Para esto, puedes recurrir a la comunicación asertiva y practicarla con frecuencia. La misma te invita a expresar con respeto, pero con firmeza, lo que crees, sientes y necesitas. Te permite negarte, hacer peticiones y proteger tu integridad sin miedo.

Estar dispuesto a soltar

Esta última parte es la más compleja, pero una de las más necesarias. Para evitar los enganches emocionales, has de estar dispuesto a soltar. Tener una pareja comporta muchas ventajas y es posible que ames profundamente a la otra persona. No obstante, has de estar abierto a la posibilidad de que la relación termine y saber que podrás seguir adelante.

Es precisamente el miedo al cambio, al abandono y a la soledad lo que te ata a la relación aunque esta te dañe. Así, estar dispuesto a soltar cuando el vínculo deje de ser saludable, previene la dependencia emocional.

La psicoterapia puede ayudarte a salir de los enganches emocionales

Salir de una relación de pareja adictiva y aprender a relacionarse de una forma saludable no es en absoluto sencillo. No se trata solamente de tomar la decisión de cambiar, sino que has de contar con los recursos, las herramientas y el apoyo necesario.

Con frecuencia, el apoyo profesional se hace imprescindible, pues no puedes olvidar que esta es la forma de vincularte que has aprendido y no conocer otra. Muchas veces, hay heridas emocionales pasadas que sanar. Así, si te encuentras en esta situación, no dudes en iniciar un proceso de psicoterapia.

 

 

Fuente: mejorconsalud.as.com