Archivo de la etiqueta: Utilidades

Peelings caseros

Puedes aplicarlos una vez a la semana o cada dos semanas. Si tu piel es sensible, no olvides consultar a tu dermatólogo

 

El peeling es una exfoliación de la capa externa de la piel que realizamos para eliminar las células muertas que se acumulan y de lan un aspecto apagado. De hecho, cada día perdemos más de 30.000 células de piel muerta.

A continuación te contamos algunas recetas para que prepares los mejores peelings caseros, originales, aromáticos, naturales y muy efectivos.

Beneficios de hacernos peelings

  • Ayudaremos a prevenir y eliminar manchas
  • Conseguiremos un brillo natural de la piel
  • Mejoraremos la aparición de células nuevas
  • Activaremos la formación de colágeno
  • Mejoraremos el riego sanguíneo
  • Ayudaremos a prevenir las arrugas y la flacidez
  • Daremos más suavidad a la piel
  • Permitiremos que la piel se limpie de toxinas y se oxigene

¿Cómo se aplica un peeling?

Aplicaremos un poco del peeling en la zona previamente lavada y sin secar y masajearemos suavemente en círculos, recorriendo toda la zona a tratar y evitando las partes sensibles como el contorno de ojos. Si el peeling lo hacemos en los muslos o los glúteos, etc, podremos presionar un poco más fuerte hasta notar que se active la circulación. Dejaremos actuar a los ingredientes durante uno o dos minutos y lavaremos con agua. La piel quedará hidratada por el uso de los aceites que hemos añadido a las recetas, pero si tenemos la piel seca recomendamos hidratarla de nuevo.

peeling

¿Cada cuánto podemos aplicarlos?

No debemos abusar de los peelings, ya que hay que respetar los procesos naturales de regeneración celular. Por ellos recomendamos realizar uno a la semana o cada dos semanas.

Peeling para piel seca

La piel seca hay que exfoliarla con mucha suavidad y solamente cada quince días. Por eso la receta que hemos preparado se basa en el bicarbonato de sodio, ya que tiene una textura muy fina y además con función alcalinizante, ideal para el cutis y zonas sensibles.

Mezclaremos bicarbonato de sodio con aceite de oliva hasta que quede bien mezclado, que el bicarbonato aparezca bien teñido por el aceite.

En el caso de pieles maduras recomendamos añadir unas gotas de aceite de rosa mosqueta o bien de aceite esencial de geranio. Ambos ayudan a regenerar la piel en mayor profundidad.

Peeling para piel mixta

La piel mixta presenta la complicación de tener zonas grasas y zonas secas, por eso el peeling será también bastante suave. Lo que haremos será centrarnos un poco más en la exfoliación de las zonas grasas, que generalmente son la zona T (frente, naríz, mentón).

Usaremos también bicarbonato, pero en este caso lo mezclaremos con un aceite menos graso como es el de almendra o el de sésamo.

Además, le añadiremos la ralladura de la piel de una naranja, preferiblemente ecológica, la cual le dará un aroma delicioso y nos proporcionará un peeling todavía más terapéutico.

Peeling para la piel grasa

La piel grasa requiere un peeling semanal para que la podamos limpiar en profundidad. En este caso usaremos como base el azúcar, que es un poco más grueso que el bicarbonato, y lo mezclaremos con gel de aloe vera, natural o comercial. Le añadiremos también la peladura rallada de un limón y, si tenemos, unas gotas de aceite esencial de limón.

ralladura limon Emily Barney

Peeling para pieles con acné

Las pieles con acné hay que tratarlas con delicadeza, ya que el acné son pequeñas inflamaciones, pero también conviene limpiarla habitualmente para ayudar a eliminar las impurezas.

Usaremos el bicarbonato de sodio mezclado con gel de aloe vera, unas gotas de aceite de coco y unas gotas de aceite esencial de árbol de té o bien de palmarrosa.

Peeling para el cuerpo

La piel del cuerpo es mucho menos sensible que la del cutis, y nos interesa un peeling más profundo para mejorar la circulación de zonas como los muslos, el abdomen, los glúteos o los brazos. Por eso usaremos como base la sal gruesa, que es ideal para masajear el cuerpo y a la vez combatir problemas de circulación, celulitis, estrías, etc.

La mezclaremos con aceite de coco y, opcionalmente, con aceite esencial de romero, el cual nos ayudará a activar todavía más la circulación.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

Ahorra dinero en Navidad

¿Cómo ahorrar dinero en Navidad? – 10 trucos infalibles

Navidad es una época para compartir momentos con aquellos a los que más queremos… Aunque tiene una pega: es dura para nuestro bolsillo. Pero, no te preocupes tenemos unos truquillos para que esta Navidad ahorres un buen dinero

1. Márcate un presupuesto para los regalos

No empieces a comprar y comprar regalos de Navidad sin saber cuánto puedes gastarte. En primer lugar, determina un presupuesto máximo y repártelo entre las personas a las que debes hacer regalos.

Así sabrás cuánto puedes gastarte, tus regalos serán más equitativos y, además, evitarás que todo se te vaya de las manos.

2. Las comidas y cenas navideñas, mejor en casa

Los menús navideños de los restaurantes están por las nubes. Es muy probable que un restaurante te cobre el doble de lo que cuesta su menú habitual por uno en Navidad, Nochebuena o Nochevieja. Así que, ahorrad todos y celebrad las fiestas en la intimidad de vuestros hogares. Seguro que encuentras recetas de Navidad económicas y deliciosas.

Para que una sola familia no lo pague todo y tenga todo el trabajo, podéis repartir de lo que se encarga cada uno. Que alguien sea al responsable del primer plato, otro de las bebidas, otro del postre… Gastaréis mucho menos y disfrutaréis de la comida en un ambiente más íntimo y hogareño.

3. El amigo invisible puede ser tu mejor aliado en Navidad

Cada vez más familias y grupos de amigos han dejado de dar un regalo a cada persona para hacer el amigo invisible. En lugar de comprar detalles baratos a cada uno de tus familiares puedes hacer un regalo mejor a solo uno de ellos y ahorrarte un buen dinero. Todo el mundo recibirá un buen regalo y dejarás de gastarte un dineral.

También te recomendamos que, en caso de que no hagáis el amigo invisible, optéis por los regalos conjuntos. Si sois bastantes podréis conseguir el regalo de los sueños de la persona en cuestión gastándoos incluso algo menos que lo que haríais de normal.

regalos navidad

4. Envía postales de Navidad online

Se acabó gastarse el dinero en postales y sellos. Felicita a todo el mundo estas fiestas con un email o un WhatsApp navideño. Haz una foto familiar bonita, ponle un filtro navideño y envíala a tus seres queridos.

Quizás incluso puedes hacer un vídeo con el móvil, seguro que les hace más ilusión que la típica postal con un pesebre. Más imaginación y felicitaciones personales y menos papeleo. ¡Además, es más ecológico!

5. Compra con antelación los regalos y la comida

Los precios de casi todo suben en Navidad y cuanto más se acerquen las fechas, menos probable es que encuentres una buena oferta. Así que compra con antelación los regalos ¡y también la comida!

Los alimentos típicos de la navidad suben muchísimo por estas fechas. Por ejemplo los percebes y las angulas han subido ya más de un 90%. Así que te recomendamos que compres los antes posible y congeles todo aquel alimento que se vaya a conservar bien.

6. Pide regalos útiles

Si hay algo que necesites, aprovecha que se acerca navidad para pedírselos a tus amigos o familiares. A menudo no saben que regalarte y agradecerán una propuesta por tu parte. Seguro que también les gustará que sea algo que vayas a utilizar y que te resulte práctico.

7. Acepta “sobres”

Navidad es época de aguinaldo así que, si te ofrecen dinero en lugar de regalos, acéptalo con una sonrisa. Siempre va bien un dinero extra porque nunca sabes cuándo lo vas a necesitar. Incluso, si sabes que se acerca algún gasto concreto, si quieres comprarte algo caro pronto o te iría genial algo de dinero para las rebajas, no dudes en decir que prefieres efectivo a un regalo. Si hay confianza, lo entenderán.

8. No te pases con la Lotería de Navidad y del Niño

Comprendemos la ilusión que hacen estos sorteos pero, siempre que los compromisos te lo permitan, no gastes demasiado en la Lotería de Navidad. Comparte el número o compra solo una participación. Sentirás la emoción del sorteo sin que afecte apenas a tu bolsillo.

9. Reaprovecha la decoración de Navidad

Desempolva los adornos del año pasado, seguro que casi ni te acuerdas de ellos y ¡tus invitados aún menos! Así que dale utilidad a esa decoración que solo usas una vez al año y, si quieres, apórtale algún detalle especial para renovarlo. Por ejemplo, ponle un lazo nuevo al centro de mesa o añade una figura vistosa al pesebre. ¡No hace falta más!

 

decoración navidad

10. Que tus hijos se encarguen de los adornos navideños

Si lo que quieres es una decoración personal y divertida, deja que tus hijos se encarguen de los adornos o ponte tú a hacer manualidades navideñas. Puede convertirse en una tradición familiar muy bonita que, además, os ahorrará dinero gastado en productos prefabricados para daros adornos únicos y momentos inolvidables juntos.

 

Fuente: twinero.es

Planes para Navidad en familia

20171218111721.navidad_en_familia_ideas

Llegan las vacaciones de Navidad y con ellas, la pregunta de todos los años “¿y ahora qué hacemos con los niños con tantos días libres por delante?» A veces, es un verdadero rompecabezas cuadrar las agendas laborales con las vacaciones de los pequeños y sobre todo ¡evitar que nuestros hijos se aburran durante estos días!

Pero tranquilos, vamos a proponeros 5 planes para que durante estas fiestas, pequeños y mayores disfrutéis en familia. Las ciudades se llenan, durante estos días, de múltiples alternativas para vivir la Navidad: vosotros solamente tendréis qué elegir la opción que más os guste.

 

Planes para disfrutar de la Navidad en familia

1. Patinar sobre hielo: no hay plan más navideño y que divierta más a los niños que patinar sobre hielo. Es la estampa navideña perfecta y una experiencia que no olvidarán.

2. Talleres infantiles: ayuntamientos, centros comerciales, bibliotecas, museos, llevan a cabo durante estas vacaciones diversas actividades para los más pequeños: teatros, cantajuegos, talleres de manualidades.

3. Ruta por los belenes tradicionales: desde los más antiguos y tradicionales hasta los más modernos e innovadores. Hay belenes de plastilina, de arcilla, de chocolate, incluso belenes vivientes.

4. Mercadillos de Navidad: las luces, los árboles y adornos navideños o los cientos de artículos de decoración y broma que completan la oferta de los mercados navideños no dejarán indiferente a tu hijo. Aunque haga frío, el ambiente navideño de estos mercados es una ocasión especial para salir a pasear, comprar algún detalle y aprovechar para tomar un chocolate caliente o unas castañas asadas, tan típicas en estos días.

5. Repostería navideña: ¿a qué niño no le gusta meterse en la cocina y ayudar a papá y mamá a preparar la cena? Aprovecha estos días de descanso para cocinar de forma divertida con tus hijos. Podéis preparar postres, cupcakes, galletas de navidad con forma de abeto, muñeco o estrella.

Hay recetas verdaderamente sencillas y fáciles de preparar y con las que tus hijos se divertirán y disfrutarán. Si os animáis a hacerlas juntos, después se disfrutan el doble a la hora de comerlas.

6. Escapada rural: ¿tenéis unos días libres por delante en el trabajo? ¿por qué no organizáis un pequeño viaje a algún lugar cercano? La oferta rural para estos días es muy amplia y podéis elegir entre aquellos destinos que más se ajusten a vuestros gustos y posibilidades, sin necesidad de gastar mucho dinero.

Elije un pueblo bonito para pasar un par de días o simplemente organiza un día en el campo. Todos bien abrigados, no hay por qué renunciar a los planes al aire libre y tus hijos se lo pasarán en grande corriendo, jugando y descubriendo nuevas experiencias.

Por darte una pista, hay casas rurales que propician el contacto guiado de los niños con la huerta y los animales de granja, por ejemplo; u otras, que ofrecen la posibilidad de practicar deportes como la equitación u observar la fauna salvaje autóctona de la zona, en condiciones de libertad o semi-libertad.

Cualquiera que sea la opción que elijas para estos días, lo importante es pasar tiempo en familia, seguro que es el mejor regalo que podemos hacerles a nuestros hijos esta Navidad.

 

Fuente: sancristobalsl.com

Actividades para niños en Navidad

Planes familiares para vivir una Navidad muy especial

La Navidad es un momento muy especial para los niños. Durante unos días al año, la rutina cambia totalmente para ellos que entran en un período de vacaciones, reuniones familiares, regalos, magia, ilusión, fiestas y, mucho ocio.

Es una de las celebraciones favoritas de los niños, la esperan durante todo el año. Es, por lo tanto, un momento perfecto para realizar planes diferentes con nuestros hijos.

Actividades para niños en Navidad dentro de casa

planes de navidad con niños

¿Quieres disfrutar de esas navidades con tus hijos como si fueras un niño más? Deja que la magia de la Navidad llegue hasta vuestra agenda de planes y aprovecha para hacer estas 12 divertidas actividades para nñios en Navidad.

1. Manualidades navideñas con los niños

Los niños pueden colaborar en la decoración navideña realizando pequeñas manualidades como calendarios de adviento, adornos para el árbol, Belenes con elementos de reciclaje, disfraces de Navidad, árboles de Navidad con distintos materiales… Lo mejor es que, no hace falta que gastes mucho dinero en material para manualiades, en ocasiones basta con utilizar material reciclado como rollos de papel, cajas de cartón, papel usado, etc. Una actividad que entretiene a los niños y estimula su creatividad.

2. Recetas de Navidad con tus hijos

Cocinar es un arte que, los niños pueden aprender desde pequeños. Pueden comenzar con pequeñas y sencillas recetas o colaborar en las que tú haces. Es un aprendizaje único y una excelente oportunidad para pasar un tiempo divertido entre padres e hijos. En conmishijos encontrarás un sinfín de recetas de aperitivos, postres y platos principales navideños en los que los niños pueden participar. Les encantará hacer galletas navideñas, un roscón de Reyes, preparar unos originales canapés navideños o elaborar un delicioso tronco de Navidad.

3. Contar cuentos de Navidad a tus hijos

La magia de la Navidad está presente en esos bonitos cuentos que podemos leer con los niños. El clásico cuento de Navidad de Charles Dickens, el cuento del nacimiento del niño Jesús, El cocinero de Nochebuena o Una Navidad en el Bosque, son lecturas perfectas para leer con tus hijos estos días. Puedes además comentar con ellos el significado de los cuentos navideños o el aprendizaje que han extraído de estos cuentos. Leer con los niños es importante durante todo el año, pero en Navidad, podemos encontrar historias y relatos que hablan sobre la solidaridad, la bondad o la generosidad, valores que debemos inculcar en nuestros hijos.

4. Dibujos de Navidad para colorear

Los niños disponen de mucho tiempo libre durante las fiestas navideñas y, pasarlas frente al televisor no es la mejor opción. Existen muy distintas actividades que pueden entretener a los niños y además de las que pueden extraer aprendizajes, colorear es una de ellas. Mejorarán su coordinación motriz, su paciencia y concentración mientras colorean y además, podrán utilizar estos dibujos navideños como decoración para su habitación. En conmishijos.com encontrarás un sinfín de dibujos para colorear con imágenes navideñas: campanas de Navidad, Papá Noel, ángel navideño, muñeco de nieve, bolas de Navidad, paisajes nevados y muchos más. Además, te invitamos a jugar con nuestros dibujos de «une los puntos», mandalas y muchos más imágenes navideñas.

5. Villancicos de Navidad para cantar con los niños

Cantar canciones de Navidad es una de las tradiciones más típicas de estas fechas. Hemos reunido una excensa colección de villancicos navideños para que tus hijos se aprendan la letra y puedan cantarla en las reuniones familiares o fiestas a las que acudáis estos días. Son villancicos tradicionales y villancicos más modernos para que niños y mayores cantéis juntos durante las celebraciones navideñas.

6. Poemas de Navidad para niños

Los poemas navideños son un excelente recurso para que los profesores puedan tratar en clase tanto la Navidad como los escritos en verso. Si a tus hijos les gusta el teatro, pueden memorizarlos y recitarlos frente a la familia en reuniones familiares. Y, si no les gusta ponerse ante un público, simplemente podéis aprovechar para realizar una tarde de lectura, leyendo poesía.

7. Aprende a felicitar la Navidad en otros idiomas

Enseña a tu hijo a felicitar las navidades en distintos idiomas. Podéis poner a prueba vuestra capacidad de memorización y pronunciación intentando decir esta sencilla y mundana frase  que tanto decimos durante las navidades. Aprende a decir Feliz Navidad en 54 idiomas diferentes y sorprende a tus amigos con tu nueva habilidad para los idiomas.

8. Chistes de Navidad para niños

¿A qué niño no le gustan los chistes? Os reirés muchísimo con esta selección de chistes navideños a cuyos protagonistas les ocurren cosas divertidísimas. Se trata de una serie de historias de risa para que los niños pasen un buen rato… ¡y los adultos también!

9. Juegos de Navidad para toda la familia

juegos de navidad

Además de cantar villancicos y preparar aperitivos navideños, te proponemos que renueves la tradición de la fiesta navideña incorporando estos juegos y actividades para reíros juntos. Son juegos navideños válidos para cualquier edad, ¡de 1 a 99 años!

10. Tarjetas de Navidad

En conmishijos encontrarás tutoriales para crear tus propia christmas navideños o incluso podrás utilizar nuestras tarjetas virtuales para felicitar las fiestas junto con tus hijos a vuestros seres queridos.

11. Planes navideños fuera de casa

Los niños suelen disfrutar de dos semanas de vacaciones durante las fiestas navideñas y, si los adultos también tenéis unos días libres, podéis aprovechar para hacer esas escapadas, visitas a museos o planes al aire libre en familia.

12. Poner los adornos de Navidad con los niños

Abrir las cajas y bolsas donde se guardó el año anterior el árbol, las bolas de Navidad, la corona, el Belén y demás adornos navideños es un momento muy emocionante para los niños, así como decorar la casa con todos esos colores. Deja que tus hijos participen de la decoración, será una actividad muy divertida en familia.

 

Fuente: conmishijos.com

Juegos navideños

Los juegos navideños para hacer en familia son un pasatiempo muy divertido ahora que, en las fechas que estamos, vienen épocas de reuniones familiares y vacaciones. El momento en el que toda la familia está reunida es una ocasión perfecta para divertirse y echarse unas risas en familia, y, en definitiva, pasar un buen rato. Te contamos algunos de los mejores juegos para hacer más divertidas estas fiestas.

¿Qué juegos navideños podemos hacer en familia?

A continuación, compartimos algunas ideas de juegos navideños para hacer en familia y a los que todos, tanto grandes como pequeños pueden jugar. Además, para jugar a ellos no te hará falta casi material. Por ello es una forma de hacer muy entretenida la sobremesa y para que los más peques estén un ratito más a la mesa con todos. Seguro que con ellos lo pasaréis en grandes y tendréis inolvidables momentos de vuestras vacaciones, ¡allá van!

1.      ¿Quién soy?

En este juego solo necesitarás pequeños trocitos de papel y algo para escribir. Para jugar, cada participante debe escribir en un trozo de papel el nombre de un personaje o persona famosa que sea fácilmente reconocible por todos. Cuando lo tenga, pondrá el papel boca abajo y sin que nadie lo vea lo pasará a la persona que tenga a su derecha. El siguiente paso es que cada uno muestra al resto el personaje de su papel y tendrá que tratar de adivinarlo con preguntas que solo puedan responderse mediante “si” o “no”. ¡Quien primero adivine su personaje es quién ganará el juego!
Si quieres que este juego sea más navideño, podéis jugar a que los personajes tengan que estar relacionados con la Navidad. Aunque pueda ser algo más complicado, ¡pega mucho más con la fecha!

Juegos navideños

2.      El polígrafo

Este sea probablemente uno de los mejores juegos navideños que hacer en familia. En él y por turnos, cada participante tendrá que contar tres cosas sobre sí mismo, al mismo tiempo, otro jugador será el encargado de hacer de detector de mentiras. Dos de las cosas que cuenten deberán ser verdad mientras que la tercera tendrá que ser una mentira. Si el polígrafo acierta a la primera, se llevará un punto, si no, no. Finalmente, cuando acabe la ronda, ganará la persona que más puntos tenga. Es un juego perfecto para que los niños descubran y se interesen por las historias de la familia, sobre todo de sus antepasados y abuelos y también, para conocernos más entre nosotros. ¡Seguro que tú mismo descubres cosas que no sabías!

3.      El exlibris

Algo que hay en la mayoría de casas son libros. ¿Qué tal aprovecharlos para jugar un rato en familia? En este juego, un voluntario lee la primera frase de un libro seleccionado al azar. Seguidamente, el resto de participantes tienen que escribir en un papel la frase con la que creen que acaba el libro. Cuando estén todas listas, se lee la última frase del libro y el participante que más cerca haya estado de acertarla, o la haya acertado, se lleva el punto.

Juegos de navidad en familia

4.      Un juego de memoria

En este juego navideño tienes que recoger varios objetos navideños y colocarlos sobre una bandeja. ¡Vale prácticamente todo! Desde alguna bola del árbol o figurita de belén, pasando por los espumillones, la purpurina, los turrones, los bombones o los caramelos. Cuando tengamos varios reunidos, los tapamos con algún trozo de tela y los llevamos hasta el resto de participantes. Rápidamente, descubrimos el contenido de la bandeja durante 30 segundos y volvemos a cubrirlo. Por equipos, los partipantes deberán hacer memoria y anotar en un papel lo que vieron con una descripción más o menos detallada. ¡Ganará el equipo que más memoria tenga!

5.      La búsqueda del tesoro

Si tenéis espacio, este juego de navidad os encantará. Consiste en crear un pequeño tesoro navideño con, por ejemplo, dulces, adornos o accesorios y esconderlo. Al mismo tiempo, debes preparar, en algunos trozos de papel pequeñas pistas que dejarás también escondidas y que irás enlazando una con otras. Para empezar a jugar, se divide a los participantes en varios equipos y se les hace entrega de la primera pista. ¡Los primeros que encuentren el tesoro se lo quedan!

Fuente: camping-villasol.com

Decorar una mesa de Navidad

decorar mesa Navidad Estos días, previos a la Navidad, son jornadas de probar recetas y organizar las reuniones para que durante los días grandes esté todo preparado. Pero el éxito no está sólo en las recetas también en una decoración acertada y un ambiente agradable.

Por eso queremos compartir contigo unos cuantos consejos que te ayudarán a preparar una mesa acorde a la celebración.

Es esencial que, ante todo, tengas en cuenta tus gustos. Así evitarás sentirte incómodo en tu propio entorno con una decoración que puede resultar artificial e incómoda, incluso, para nosotros mismos.

Elige una decoración concreta.

Puedes centrarte en el estilo de la habitación o de la casa sobre todo si tiene mucha personalidad como una casa de campo o de montaña. Esto te ayudará a escoger los adornos y decoración correcta. Además podrás focalizar y descartar ideas superfluas.

Escoger los colores también es una tarea básica.

Así que antes de ponerte a sacar todos los manteles hay que pensar en los colores principales que vas a utilizar. Si no tienes mucha práctica lo mejor es que empieces por dos colores. Las combinaciones por excelencia son  mantel y servilletas blancas con adornos en rojo y verde o rojo y dorado. Aunque si quieres un look más minimalista puedes usar el blanco y plata o blanco y dorado. Son tendencias que nunca pasan de moda.

decorar mesa navidad

Los adornos sencillos son más fáciles de combinar.

Escoge adornos discretos y evita los grotescos o excesivamente extravagantes. Ten también en cuenta  el tamaño. No los escojas demasiado altos o grandes ya que pueden provocar incidentes a la hora de servir la mesa. Decántate por aquellos que permitan que la conversación fluya entre los comensales sin que tengan que moverse para verse las caras.

Los clásicos, que nunca fallan, son las velas, candelabros pequeños o centros de mesa.

Escoger un centro de mesa puede ser la clave de una buena decoración.

Si te decides por utilizar un centro para decorar tu mesa navideña tienes que tener varias cosas en cuenta. La primera, recuerda siempre la premisa de los colores. La segunda, ha de ser del tamaño adecuado a la mesa. Normalmente se utiliza un único centro en las mesas redondas o varios pequeños si la mesa es alargada.

Para crearlos puedes combinar utilizar distintos objetos como ramas secas, piñas de pino, velas y adornos pequeños como cascabeles o bolas navideñas, etc.

Las flores naturales también te ayudarán a decorar la mesa.

Si te decides por esta opción  ten cuidado con las fragancias. Evita aquellas clases que tengan un perfume excesivamente fuertes. Los aromas penetrante que predominan sobre la comida no resultan agradables.

Esta normal también se aplica a las velas, así que procura que no sean aromáticas.

La mantelería es otro de los elementos claves.

Para mí el básico es el blanco ya que admite cualquier adorno y decoración. Es elegante, discreto y muy funcional. Aunque puedes utilizar la idea inversa, un mantel con temática navideña y el resto de los objetos, como la vajilla y adornos, en colores neutros.

No te olvides de poner, entre el mantel y la mesa, un muletón  para evitar que esta sufra imperfectos. Además hace que la mesa se vea más vestida. Recuerda que el muletón no se debe ver y, menos aún, sobresalir por debajo del mantel.

Para que tu mantel quede perfecto, dale un último repaso con la plancha cuando esté sobre la mesa. Después ya estará perfecto para colocar la vajilla, la cristalería y los adornos.

Dobla las servilletas de manera sencilla y elegante. No te agobies con creaciones extrañas y aquellas en las que tengas que tocar y doblar la tela en exceso porque, al final, siempre quedan ajadas y deslucidas.

decorar mesa navidad

La vajilla también juega un papel fundamental.

Al igual que la mantelería debe de ser discreta aunque para darle un aire navideño pueden combinarse con piezas de color. Acuérdate de lo que hemos comentado de los colores y ante la duda, siempre blanco que no da problemas.

La cristalería debe estar bien limpia y brillante.

Si son piezas que no las utilizas desde hace tiempo, debes enjuagarlas antes de colocarlas en la mesa. Repásalas con un paño que no suelte pelusilla, así te quedarán impolutas.

Lo ideal es tener copas iguales para todos tu comensales. Hoy en día hay piezas sencillas y económicas en muchos establecimientos. Así que con una pequeña inversión tendrás este problema resuelto para todas las fiestas que organices.

Otras cosas que también debes tener en cuenta para que tu mesa esté perfecta.

Falca bien las mesas, no hay nada más incómodo que una mesa que baila y puede provocar algún incidente. Un truco casero muy sencillo es colocar un bola de miga de pan en la pata más corta.

Si usas varias mesas procura que todas tengan la misma altura. Cuando hay una más alta que las otras también puede provocar que se acabe volcando un vaso o un plato.

Habilita un espacio para los chaquetones y ropa de abrigo de tus comensales. Así evitarás que los pongan en el respaldo de las sillas, creando un ambiente más relajado y previniendo incidentes incómodos. Además evitarás que obstaculicen el espacio que tanta falta hace en estas ocasiones.

Y para terminar, recuerda que el sentido común tiene que imperar a la hora de organizar las comidas y cenas de Navidad o cualquier otro evento pero, ante la duda, escoge siempre la discreción. Así te aseguras un éxito rotundo.

 

Fuente: thermorecetas.com

Evitar los piojos

Una doctora revisa el cabello de una niña con piojos.
 

Una de las mayores pesadillas de niños y padres: los temidos y molestos piojos. Acabar con ellos o, mejor aún, evitar que aparezcan parece a veces misión imposible, pero con algunas medidas preventivas se lo pondremos más difícil a este resistente parásito.

¿Qué es la pediculosis?

Hablamos de pediculosis cuando se produce una infestación por piojos, unos parásitos exclusivamente humanos de unos dos milímetros de longitud que se contagian de unas personas a otros, especialmente entre los niños de entre 3 y 11 años. Además de contagiarse con facilidad, los piojos se reproducen muy deprisa y, aunque no viven más de un mes, en pocos días pueden poner suficientes huevos —liendres— como para que la infestación aumente en pocas semanas, pues estos eclosionan en una semana y en 14 días está, listos para reproducirse.

Durante su ciclo vital, los piojos se alimentan de sangre humana a través de pequeñas picaduras, que son las que producen picor e irritación.

¿Se pueden prevenir?

Aunque ninguno es infalible, hay varias medidas higiénicas que podemos llevar a cabo en casa para prevenir las infestaciones de piojos. Desde ANEFP (Asociación para el Autocuidado de la Salud), nos recomiendas algunas como:

  • Evitar que los niños compartan peines, bufandas, gorros, complementos para el pelo, abrigos, toallas, etc.
  • Revisa frecuentemente —una vez a la semana— el pelo de los niños en busca de piojos o liendres. Mejor si lo hacemos con una lendrera, un peine de púas muy finas que facilitan la retirada de piojos y liendres.
  • En caso de que los niños o las niñas lleven el pelo largo, recogerlo con una coleta, trenza o moño. De esta forma, además de dificultar el contagio, enfriamos la zona de la nuca y de detrás de las orejas, donde los piojos suelen poner los huevos.
  • Lavar los objetos que están en contacto con el pelo a menudo y con agua caliente, ya sean cepillos, toallas, coleteros, gorros… así como la ropa de cama. A más de 40 grados, los piojos mueren.
  • Puesto que en calor excesivo mata a piojos y liendres, una buena medida preventiva es secarnos el pelo a conciencia con el secador para ponérselo más difícil.
  • Aunque el contagio de piojos no tiene que ver con la higiene, se recomienda lavar y cepillar el cabello con frecuencia.

Además, podemos utilizar repelentes, tanto naturales, como preparados farmacéuticos a modo de prevención. Entre los naturales, encontramos muchos, desde el conocido remedio ancestral de echar vinagre en el agua con la que nos aclaramos pelo, hasta el famoso aceite esencial de árbol de té u otros como el de neem, genario, lavanda o eucalipto. Se recomienda echar entre 5 y 15 gotas entre el champú o en el agua con el que peinamos a los niños. Aunque mucha gente asegura que funcionan, lo cierto es que no hay muchos estudios que avalen su eficacia.

Los que sí están avalados científicamente son repelentes a base de biocidas, como los que contienen IR3535, un eficaz repelente de insectos. Lo que no se debe hacer nunca es utilizar los productos pediculicidas a modo de prevención. Estos solo deben usarse en caso de tener certeza de que hay una infestación por pediculosis.

Qué hacer ante un contagio

Lo primero, no perder los nervios e intentar ser racional, pues, aunque no es nada agradable tener piojos, debemos pensar que más allá de un molesto picor, una pediculosis no supone ningún riesgo para la salud. Una vez localizado algún piojo o liendre, debemos actuar con rapidez y llevar a cabo el siguiente proceso:

  • Aplicar un tratamiento pediculicida en la farmacia siguiendo a rajatabla las indicaciones del fabricante. Por lo general todos son eficaces y seguros y podemos dividirlos en dos grandes grupos: los que contienen permetrina y los que contienen dimeticona.
  • Avisar inmediatamente a sus compañeros de clase, patio, etc. para que a infestación no es extienda.
  • Revisar las cabezas de toda la familia con una lendrera para asegurarse de que no hay más contagios y atajarlos si fuera necesario.
  • Lavar con agua caliente la ropa que ha estado en contacto con la cabeza del infectado, así como sábanas, fundas, toallas, objetos para el pelo, etc. Los objetos que no puedan lavarse, pueden meterse en el congelador durante 48 horas o guardarlos en una bolsa bien cerrada durante tres días. Los piojos no pueden vivir sin alimentarse más de 48 horas.
  • Habrá que revisar la cabeza del afectado casi a diario los primeros días para asegurarnos que la infestación ha pasado.
  • En caso de que no se eliminen, se puede repetir el tratamiento una semana después. Otra opción es acudir a un centro específico, como Kids And Nits, cadena que se dedica a eliminar la pediculosis en una sesión sin procesos químicos. Es muy eficaz, pero no muy económico.

Mitos sobre los piojos

En torno a los piojos hay muchos mitos que ha pasado de generación en generación. Estos son algunos:

  • Los piojos saltan o vuelan de cabeza en cabeza. Los piojos son ágiles y rápidos, pero no vuelan ni saltan. Solo se contagian por contacto, ya sea de cabeza a cabeza —el más frecuente— o a través de objetos o prendas compartidas.
  • Los piojos van a las cabezas sucias. A estos insectos no les importa si llevas el pelo sucio o limpio, es más, los expertos aseguran que prefieren un cuero cabelludo sin grasa para poder moverse y picar mejor.
  • Los animales pueden contagiarnos. Los piojos son unos parásitos exclusivamente humanos, así nuestras mascotas no pueden contagiarnos, y nosotros a ellas tampoco.
  • Las farmacias ‘crean’ plagas de piojos para vender más productos. Los piojos solo se contagian por contacto y, hasta la fecha, nadie los ha criado en cautividad, así que se trata de una auténtica leyenda urbana.
  • Tener piojos siempre pica. No tiene por que ser así, dado que el picor lo produce la saliva el insecto al picarnos, si una persona no es sensible a esta saliva puede no tener síntomas.
  • Si hay piojos, hay que cortar el pelo. Es cierto que es más aparatoso a la hora de eliminarlos si tenemos el pelo largo, pero, puesto que viven en el cuero cabelludo, a no ser que nos rapemos al cero, no servirá de nada. Ante las largas melenas, lendrera y muuuucha paciencia.

 

Fuente: 20minutos.es

A %d blogueros les gusta esto: