Archivo de la etiqueta: Utilidades

Huertos urbanos

Huertos urbanos domésticos: diez cosas buenas que se consiguen al montar uno

Gfoto: Municipalidad de Miraflores

Huertos urbanos domésticos: seis razones para pensárselo antes de montar uno

1. Ahorramos en el presupuesto en hortalizas

Si medimos bien nuestras necesidades y hacemos una inversión acorde a las mismas, un huerto urbano doméstico nos puede salir muy rentable una vez hemos amortizado el gasto en el recipiente, la tierra, los fertilizantes, las semillas, etc. El principal gasto será el de el contenedor del huerto, que se suelen situar sobre los 70 a 100 euros. Para una familia de cuatro miembros, seguramente baste con uno de 90 litros donde podamos diversificar los cultivos en función de nuestras necesidades.

Es importante medir qué consumo de verduras queremos tener y de qué tipos, y en función del mismo sembrar la cantidad justa de semillas para cada hortaliza que deseemos obtener. Para ser más precisos podemos utilizar semilleros, donde estas germinarán, o bien dosificadores, que nos permiten inocular a la tierra la cantidad de semillas justas para asegurar un crecimiento, que suelen ser dos o tres.

La ventaja del semillero es que nos permite tener siempre en batería nuevas plantas germinadas que sustituyan a las que arrancamos para consumir. Deberemos, además, guardar una distancia entre cultivos de las diferentes hortalizas para evitar que al crecer se solapen y se cree humedad que dé lugar a plagas de gusanos o caracoles, hongos, etc. Si tenemos todos estos factores en cuenta, a buen seguro podremos borrar las hortalizas del gasto familiar.

2. Tenemos un control total sobre los tratamientos

En las hortalizas de nuestro huerto urbano doméstico se producirán plagas, crecimiento de malas hierbas y vendrán insectos y caracoles a pegarse el festín. Podemos optar por usar tratamientos químicos u hormonales (herbicidas y pesticidas) o bien podemos tomarnos la molestia de arrancar las malas hierbas por nosotros mismos, eliminar las hojas o ejemplares que veamos afectados y usar otros métodos ecológicos de eliminación de plagas. De este modo tenemos un control absoluto sobre el modo en que se produce la hortaliza.

3. Eliminamos de la huella ecológica

En un huerto urbano doméstico el alimento viaja desde el balcón o la azotea a la cocina, sin necesidad de transporte que aumente las emisiones de efecto invernadero o la contaminación ambiental. Tampoco se producen desperdicios por almacenamiento o cambio de intermediarios durante la distribución ni descartes por motivos estéticos. Finalmente, como hemos comentado, tenemos un control sobre los tratamientos y evitamos los no ecológicos. De este modo reducimos la huella ecológica o daño sobre el medio ambiente.

4. Nos familiarizamos con la horticultura y sus condiciones

Comenzar a plantar distintos tipos de semilla de hortaliza descubriremos cómo es su evolución, que partes son las comestibles y qué necesidades y cuidados requiere cada especie. Nos sorprenderá, si somos novicios en la materia, ver lo poco que sabíamos a priori sobre el mundo de los vegetales de huerta, los ciclos climáticos de cada uno de ellos, las épocas óptimas para plantarlos o cuáles son las principales plagas que les afectan.

5. Aumentamos nuestra ingesta de fibra vegetal

Sin duda con un huerto urbano estaremos más motivados a consumir fibra vegetal, lo que traerá múltiples beneficios para nuestro equilibrio dietético, la bajada del índice glucémico en nuestra sangre, nuestras funciones digestivas y la buena salud de nuestra flora intestinal.

6. Hacemos ejercicio físico moderado

Las necesidades de un huerto urbano hacen que debamos mover los brazos, agacharnos, inclinarnos, levantar y sostener pesos, etc. En definitiva, son una fuente de ejercicio físico moderado que sin embargo variará en función del tamaño y extensión del huerto. Para muchas personas que no practican ningún tipo de ejercicio intenso y llevan una vida sedentaria durante la semana laboral, este tipo de instalaciones pueden resultar muy beneficiosas.

7. Adquirimos conciencia ambiental

Aprenderemos cuáles son las frutas y verduras de cada temporada y así evitaremos buscarlas en el supermercado fuera de su estación, algo sumamente antiecológico. También seremos conscientes de la importancia y el valor del agua para mantener un suministro de alimentos.

Adicionalmente, conoceremos los animales y otras plantas que se relacionan con cada hortaliza y cómo, además de alimentarse de ellas, conforman un pequeño ecosistema que merece ser conservado en equilibro, algo que no sucede cuando se aplican pesticidas y herbicidas.

8. Nos hace más metódicos

Un huerto urbano tiene no pocos requerimientos que debemos atender: el abono de la tierra, la siembra en la época adecuada, el control de plagas y malas hierbas, la dosificación de las semillas, la estratificación por germinaciones en los semilleros, el momento adecuado de trasplante y el de recogida, etc. Todas estas tareas nos ayudarán a adquirir un método que nos puede venir bien para otros aspectos de nuestra vida.

9. Fomentamos el consumo de semillas ecológicas

El control que nos da el huerto urbano sobre la cosecha permite escoger con qué tipo de semillas queremos trabajar. Podemos comprarlas en centros de horticultura o podemos extraerlas de hortalizas que hayamos recolectado nosotros mismos o adquirido de tiendas especializadas en productos de proximidad y ecológicos. Así, en cada cosecha podemos quedarnos con una porción de las semillas, aprender qué tratamientos precisan y usarlas en la siguiente estación, si deseamos evitar las semillas transgénicas.

10. Nos permite reciclar nuestros desperdicios alimentarios

El mantenimiento de un huerto urbano exige abonos cada cierto tiempo para devolver a la tierra su riqueza orgánica y mineral. Podemos utilizar parte de los desperdicios alimentarios domésticos, aquellos que sean materia orgánica, para alimentar un tanque de compostaje donde los mezclemos con tierra que vayamos revolviendo y oxigenando para permitir su degradación.

 

Fuente: eldiario.es

Abono orgánico o químico

Diferencia entre abono orgánico y químico

Hoy quiero enseñaros la diferencia que existe entre abono orgánico y abono químico. Para los más inexpertos deciros que abonar es añadir a la tierra de nuestras plantas sustancias orgánicas o inorgánicas capaces de mejorar la fertilidad y calidad del suelo.

Diferencia entre abono orgánico y químico

Este puede estar formado por macronutrientes como el nitrógeno, fósforo y potasio, y por micronutrientes como el hierro, cloro, cobre, manganeso, zinc, molibdeno y boro.

Los primeros son llamados macronutrientes porque las plantas los demandan en grandes cantidades, y los segundos son también esenciales, pero en pequeñas cantidades.

Las raíces de las plantas asimilan los nutrientes, pero éstos tienen que estar en forma inorgánica. Por tanto, la materia orgánica del suelo tiene que ser desintegrada para liberar los elementos inorgánicos asimilables por las raíces.

Para ello, es necesario que en el suelo haya microorganismos, bacterias y hongos, que trabajen para desintegrar poco a poco la materia orgánica. A cambio, las raíces exudan materia orgánica que intercambia con los microorganismos.

Abonos orgánicos

Son abonos orgánicos el estiércol, compost, basuras fermentadas, turba, guano, humus de lombriz, etc. Con este tipo de abono se mejoran las propiedades físicas del suelo. Los terrenos arcillosos se volverán mas ligeros, y más compactos los arenosos.

Con esto logramos mejorar el drenaje y la aireación del suelo algo de vital importancia para nuestras plantas, también aumenta la capacidad de retención de agua en el suelo.

Favorecen la oxigenación, logramos mayor actividad radicular y microbiana. También son un estupendo alimento de los microorganismos por lo tanto favorecemos su reproducción.

Otra característica es que, por su color oscuro, absorben más las radiaciones solares, con lo que el suelo adquiere más temperatura y esto favorece la absorción de los nutrientes.

Suelen ser “lentos”, porque tienen que ser transformados por los microorganismos para que puedan ser absorbidos por las raíces de las plantas.

Abonos químicos

Los abonos minerales o inorgánicos son de tipo químico, aportan nutrientes que pueden ser asimilados por las plantas de una forma inmediata, pero debemos tener cuidado con el tipo de fertilizante que usemos y sobre todo las cantidades.

Estos son abonos compuestos que pueden ser solidos o líquidos, aportan nitrógeno, fósforo y potasio (N-P-K). Suelen incorporar micronutrientes para que sean más completos.

Elegir el fertilizante correcto para nuestras plantas es importante y este debe ir siempre en función de las características del suelo, la época del año y el tipo de planta.

Ahora que sabes las diferencias estoy seguro que escogerás el mejor para tus plantas.

organico o quimico

 

 

Fuente: lahuertadeivan.com

Trucos de limpieza de polen

Trucos de limpieza para tener tu hogar libre de polen

Uno de las causantes más comunes de alergias es el polen. Mantener el ambiente ventilado, la ropa higienizada y utilizar plantas depuradoras son algunas acciones que reducen su presencia.
Trucos de limpieza para tener tu hogar libre de polen

Para tener tu hogar libre de polen no es necesario encerrarse ni quitar todas las plantas. El polen es un conjunto de granos producidos por algunas plantas con semillas y hay soluciones naturales que lo limitan en nuestros ambientes.

Gracias a su ínfimo tamaño, es común que el polen circule por el aire del hogar y que se adhiera a todo tipo de superficies. Muchas personas sufren alergia a estos granos microscópicos.

Basta con llevar a cabo algunas estrategias para prevenir su acceso al ambiente y mantener una filtración suficiente. De esta manera, se reduce también la suciedad general del hogar.

Eliminar los gránulos derivados de las plantas no tiene por qué implicar la renuncia a cualquier tipo de decoración natural. Existen una serie de estrategias, hábitos y filtros que permiten mantener tu hogar libre de polen. Además, funcionan para reducir el polvo, los ácaros y otros alérgenos.

Colocar plantas específicas

Las plantas funcionan como un elemento decorativo que, además, aporta una dosis de vitalidad al ambiente. Como si fuera poco, algunas variedades también colaboran con la depuración del espacio. Por ejemplo, los tulipanes, las rosas, las cintas, los arbustos hembra o las begonias.

Existe una gran cantidad de plantas para interior, por lo que la elección se puede ajustar al gusto personal y al espacio. Sin embargo, también en el jardín es posible mantener la vida vegetal sin arriesgarse a los estornudos constantes.

Según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid, el polen es la causa más frecuente de alergias respiratorias en todo el mundo. Además, desencadena el 40 % de las rinoconjuntivitis y el 27 % de los casos de asma.

Para contrarrestar los niveles de polen en el hogar, existen variedades aliadas en la depuración, gracias a que absorben estos compuestos:

  • Filodendro: una elegante planta de hojas grandes, ideal para interiores y para estanterías colgantes.
  • Hiedra: la hiedra puede funcionar tanto para interiores como para jardines, y se trata de una de las especies con más características depuradoras.
  • Potus: son una variedad muy popular dentro de las casas, gracias a su facilidad de cuidado y a su resistencia.
  • Phalaepnosis: además de sus propiedades depuradoras, aportan a la decoración del hogar con unas estéticas flores blancas.
Potus en el hogar para eliminar el polen.

Favorecer la circulación del aire

Para mantener tu hogar libre de polen es importante que haya ventilación. Los horarios más favorables para abrir las ventanas son el mediodía y la noche. Esto se debe a que en esos momentos se concentra la mayor cantidad de polen en el aire.

Sin embargo, solo deben abrirse unos minutos y luego cerrarse, sobre todo en los días soleados y ventosos, ya que es más probable que vuelva a ingresar. Si se cuenta con aire acondicionado, ayuda a la ventilación con el aparato.

Por otro lado, hay que tener siempre limpias las ventanas y las cortinas. El polen suele impregnarse en estos elementos de entrada a la casa.

 

Quitarse los zapatos

Uno de los mayores transportadores de polen son los calzados. Para evitar acarrear polvo y mugre hacia el interior del hogar, es recomendable dejar los zapatos afuera si se cuenta con un espacio para hacerlo.

Colocar felpudos o alfombras

Junto con el consejo de quitarse los zapatos, colocar una alfombra en la puerta de ingreso al hogar puede ayudar. Al dejarla del lado externo, se pueden limpiar los pies antes de ingresar y así quitar la mayor cantidad de polen.

Luego, otro felpudo del lado interno logra una segunda instancia de filtración. Sacudir y lavar las alfombras una o dos veces por semana es recomendable.

Higiene para conseguir un hogar libre de polen

Estos granos microscópicos suelen adherirse a diversas partes del cuerpo, como el cabello, la piel y hasta las fosas nasales. Aplicarse una ducha completa cuando se ingresa al hogar evita que el polen se distribuya por el ambiente.

Mascotas limpias

El polen se adhiere con facilidad al pelo de los animales. Por lo tanto, es probable que después de cada paseo, el perro esté ingresando con el mismo. Mantenerlos limpios favorece a tener un hogar libre de polen.

Limpieza de muebles

Así como la higiene personal es importante, también la limpieza frecuente del mobiliario ayuda a mantener tu hogar libre de polen. Cuando se realiza la acción, es conveniente comenzar desde arriba y bajar por las estanterías para capturar la mayor cantidad del polvo que cae.

Usar los electrodomésticos a consciencia

Para evitar la circulación de polvo y polen, es importante limpiar los filtros de los aires acondicionados y otros sistemas de calefacción. Higienizarlos una vez al año previene que se acumule demasiada mugre en los huecos. En cuanto a los ventiladores, lo más recomendable es no utilizarlos, ya que favorecen el esparcimiento de las partículas.

Mantener el césped corto

En el caso de tener jardín, se debe mantener el césped corto para que no se acumule polen entre la maleza y luego ingrese al hogar. Sin embargo, no hay que podarlo en días con mucha humedad o viento, puesto que se adhiere con más facilidad al cuerpo.

Mantener el césped corto.

Tratamiento de la ropa

Muchas personas que disponen de jardines o espacios al aire libre eligen secar la ropa al sol. Aunque no es una buena idea si se tiene tendencia a las alergias.

Exponer las prendas a la luz solar hace que el polen se adhiera a las fibras de la ropa y luego entre en contacto con la piel. Por este motivo, se sugiere utilizar una secadora.

 

Objetos y herramientas para un hogar libre de polen

Aquí incluimos a las siguientes opciones:

  • Filtros especiales para aires acondicionados.
  • Aspiradoras específicas.
  • Purificadores.

En situaciones de gravedad, es posible acudir a estos elementos comerciales diseñados para filtrar el aire y conseguir un hogar libre de polen. Los mismos tienen la capacidad de capturar pelos, polvo y ácaros.

Es importante prestar atención a los síntomas comunes que causan las alergias, como la congestión y la picazón de garganta. En el caso de que persistan los malestares, consulta con un especialista.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

Videojuegos y los niños

9 consejos para regular el uso de videojuegos en niños

La práctica excesiva de juegos de video podría convertirse en un problema de salud. Si tu hijo dedica más tiempo a las consolas que a compartir en familia, es momento de tomar cartas en el asunto.
9 consejos para regular el uso de videojuegos en niños

El uso de videojuegos de forma desmesurada representa un riesgo para la salud mental de los niños. La Clínica Universidad de Navarra señala que el descontrol de dicha actividad conduce a comportamientos ludópatas, interrumpe la vida social y causa desapego de la realidad.

Además, pasar horas absortos entre imágenes en el televisor, el teléfono inteligente, la computadora o la tableta, buscando recompensas y subir de nivel, lleva al sedentarismo infantil, la obesidad y el sobrepeso.

Una publicación de la revista Farmacia Profesional también vincula la tecnopatía con problemas auditivos, estrés visual o tensión ocular, dolor cervical, tendinitis, lesiones por movimientos repetitivos, insomnio tecnológico y síndrome del túnel carpiano. Algunas secuelas psicológicas son la depresión social, la adicción a las redes sociales y la nomofobia.

¿Por qué es importante controlar el uso de videojuegos?

La agencia Wild FI reveló que entre enero y marzo de 2020, el consumo global de videojuegos se incrementó un 62 %. En 2021 un artículo de la revista Enfermería Global aseguró que la utilización excesiva aumentó de manera vertiginosa, sobre todo entre varones de 10 a 19 años.

Es aconsejable que los padres o los tutores dirijan el tiempo dedicado a los videojuegos, con el fin de evitar afecciones a la salud y el comportamiento de los niños. Dejarlos por sí solos dificulta detener situaciones adictivas en las que, por ejemplo, el jugador miente para seguir frente a la pantalla.

El boletín del Consejo General de la Psicología de España recomienda establecer límites en los juegos digitales para fomentar las relaciones positivas familiares, que los niños interactúen con amigos reales, duerman las horas suficientes, participen en actividades extraescolares y estén al día con las clases y sus deberes.

Consejos para controlar el uso de videojuegos

Los juegos de video son diseñados para atraer, emocionar y cautivar a quienes los consumen. Sin embargo, la dedicación desmedida no es sana. De hecho, la Organización Mundial de la Salud añadió el trastorno por uso de videojuegos en la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Videojuegos en niños adictos a ellos.
Distintas organizaciones de salud advierten que el uso desmedido de videojuegos redunda en problemas físicos y mentales.

1. Fija horarios

Permite una o dos horas diarias para el uso de videojuegos, así controlas la ansiedad, el cansancio visual y previenes la adicción. Si el niño rompe la regla pasándose, aunque sea pocos minutos, descuéntalo de los próximos turnos.

2. Explica que hay más formas de entretenimiento

Enséñale al niño que hay un mundo lejos de la pantalla. Anímalo a practicar deportes, inscríbelo en clases de arte o invítalo a que salga al aire libre. Mientras más actividades lo ocupen luego de la escuela, menos horas quedarán para los juegos de video.

3. Ten una solución ante la posible protesta

De ser el caso, recuérdale que no está en un campeonato de eSports. Al momento de apagar el aparato es probable que surja una excusa para quedarse un rato más. Puede pausar y guardar la evolución hasta el día siguiente.

4. Activa el control parental

Prácticamente todos los sistemas modernos de videojuegos admiten el control parental, de manera que los adultos configuran el tiempo para que, una vez completado el lapso, la consola se desactive. En smartphones o tabletas, los sistemas operativos iOS Android proveen opciones en las que limitas el uso diario de aplicaciones.

Y si te vas por una alternativa más sencilla, activa un temporizador en tu teléfono, así verificas que el niño abandonó el juego electrónico en el momento pautado.

5. Asigna responsabilidades

Del mismo modo en que estableces horarios para los videojuegos, aclara que existen responsabilidades antes de empuñar el control. Es obligatorio que los niños cumplan con las asignaciones de la escuela y colaboren con las tareas domésticas acordes a su edad. Déjales saber que infringir estas reglas repercute en el rato de esparcimiento.

6. Ofrece refuerzos positivos

Infocop Online sugiere premiar las actividades no asociadas a los videojuegos. Esta revista del Consejo General de la Psicología de España acota que las recompensas no solo son materiales, ya que los elogios verbales y la atención también son gratificantes. Asimismo, mejoran la relación entre las partes.

7. Nada de consolas en la habitación

Las consolas de videojuegos tienen que estar en áreas de uso común. Si hay una máquina en la habitación, la supervisión es difícil.

En el caso de computadoras o teléfonos es más complicado. Una alternativa es exigir a tu hijo que manipule los dispositivos portátiles en horarios determinados.

8. Juega también

Si acompañas a tu hijo en el juego es más simple vigilar que respete el tiempo establecido. Así lo aconseja la Academia Americana de Pediatras. Proponle tomar turnos, que te enseñe trucos y que sienta tu interés por involucrarte y disfrutar de sus gustos.

9. Compartan tiempo en familia

Los paseos, los eventos e incluso los momentos para ver una película en familia o con los amigos son ideales para despegarse de las misiones ficticias en pantalla. Dedicar tiempo de calidad a los hijos les despierta el interés por participar en actividades conjuntas. Enseña, sobre todo a los más pequeños, que es posible divertirse con juegos sin tecnología.

Videojuego de fútbol que usan los niños.
Las reglas parentales para regular el uso de las pantallas tienen un sentido de salud y de protección de los niños, aunque ellos no lo entiendan.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

Algunas señales que alertan sobre la necesidad de buscar ayuda profesional para tratar las adicciones de niños a los videojuegos son las siguientes:

  • Prefiere los juegos de video violentos y esto se refleja en su personalidad.
  • No respeta los horarios establecidos para dicha actividad.
  • El tiempo de juego interfiere en su vida familiar, escolar, recreativa y social.
  • Se aferra al equipo para subir de nivel, muestra obsesión, siente tristeza o ansiedad si no le dejas jugar.
  • Solo los videojuegos calman su mal humor.
  • Manifiesta algún déficit de atención.
  • No quiere realizar otras actividades que antes disfrutaba.

No conviertas el uso de videojuegos en una riña familiar

La actitud que toma un adulto frente a una situación con un niño influye en gran medida en la respuesta del infante. No esperes a que la utilización de videojuegos se transforme en un problema. Desde que decides comprar la consola, de buena manera puntualiza cómo será el escenario.

Explica por qué activarla en horarios específicos, la importancia de no tener contacto personal con otros jugadores en línea (en especial si no se conocen), lo delicado de compartir información privada y aclara que constantemente supervisarás tanto los juegos elegidos como las partidas.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

Cómo limpiar la campana

Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora

Si quieres aprender a limpiar correctamente los filtros sucios de tu campana de extracción, sigue leyendo y toma nota de estos útiles consejos.
Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora

La campana extractora es un aparato de gran ayuda para mantener la cocina libre de olores y vapor mientras estamos cocinando. Sin embargo, luego de un tiempo de uso, es necesario limpiar sus filtros para que continúe funcionando a la perfección. Sigue leyendo y aprende cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora de manera sencilla y en pocos pasos.

Con el auge del teletrabajo, puede que pases más tiempo en tu cocina que comiendo afuera. Mantener un ambiente limpio y libre de suciedad en el aire es imprescindible para conservar la sanidad en tus recetas y evitar que se les impregnen malos olores.

¿Qué tipos de campanas extractoras existen?

La característica principal de este elemento de línea blanca consiste en un ventilador interno que, con ayuda de filtros, permite extraer y filtrar el aire de las cocinas para evitar la acumulación de olores. Según su tipo de ventilación, las campanas extractoras se clasifican en dos tipos:

  1. De succión: son las predilectas en las cocinas de restaurantes. Resultan las más eficaces para la eliminación de olores, ya que recogen todo el humo, vapor y gases de la comida y los envían hacia el exterior. Esto es posible gracias al tubo de comunicación que se encuentra en la fachada.
  2. De recirculación o filtro de carbono: este tipo de campanas son las más comunes dentro de los hogares, debido a su fácil instalación. Su particularidad, a diferencia de las de succión, es que no expulsan el aire hacia el exterior, sino que lo filtran y retornan hacia el lugar de origen. No suelen ser tan eficaces como las primeras.

¿De qué sirve limpiar los filtros sucios de la campana extractora?

Uno de los electrodomésticos que más se utiliza en el hogar, pero al que no se le brindan cuidados frecuentes, es la campana extractora. Las principales funciones de este aparato son mantener la cocina libre de olores, atrapar la grasa y extraer el humo cuando se están preparando diversas recetas.

Gracias a sus filtros, tiene la capacidad de limpiar el aire contaminado y devolverlo al ambiente lo más puro posible. Al igual sucede con el aire acondicionado, una correcta limpieza cada cierto tiempo es necesaria para mantener la función.

Así que, si hace mucho que no realizas un aseo general de tu cocina, te enseñaremos cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora de una manera práctica y utilizando productos naturales. Recuerda que la suciedad, además de impedir que nuestros electrodomésticos funcionen correctamente, también puede hacer que se estropeen por completo.

Limpieza de la cocina.
Limpiar la cocina a fondo es una tarea que hay que programar cada cierto tiempo.

¿Cómo limpiar el filtro sucio de la campana extractora?

Esta serie de consejos te serán de gran ayuda para eliminar toda la grasa y la suciedad que con el tiempo se acumula en el filtro y en el interior de las campanas de extracción. Recuerda que realizar una limpieza constante de este electrodoméstico es indispensable para mantener el aire de la cocina lo más limpio posible.

1. Retira los filtros de la campana extractora

Antes de comenzar con la limpieza de tu aparato de extracción, asegúrate que esté desconectado y frío para evitar posibles cortos y molestias. Puedes utilizar guantes y mascarilla.

Busca en el manual de instrucciones o en internet las indicaciones para retirar los filtros. La mayoría de las campanas cuentan con un mecanismo sencillo que consiste en presionar en un extremo para sacarlo en sentido contrario.

2. Limpia y sumerge los filtros de la campana extractora

Una vez hayas retirado todos los filtros sucios, busca un recipiente grande donde sumergirlos. Agrega agua caliente hasta que los cubras por completo y añade una mezcla de vinagre y bicarbonato.

También puedes utilizar un disolvente de grasa y unas gotas de limón. Esto hará que toda la suciedad salga con más facilidad.

Deja reposar durante un par de horas y luego, con ayuda de un cepillo suave o un trapo, termina de limpiar. Una vez libre de cualquier grasa, ponlo a secar en un lugar con luz indirecta.

3. Limpia el interior de la campana extractora

De nada sirve mantener los filtros de nuestro electrodoméstico en perfectas condiciones si todo su interior se encuentra repleto de grasa y suciedad. Puedes limpiarlo con ingredientes naturales como agua caliente, bicarbonato y vinagre o utilizar un disolvente de grasa y detergente neutro. Ayúdate de una esponja o estropajo para retirar toda la suciedad y seca por completo.

4. Limpia el exterior de la campana extractora

El exterior de las campanas se ensucia más fácil y la grasa suele ser más visible que en su interior. Para evitar la acumulación de suciedad es recomendable limpiar el aparato cada vez que se termina de cocinar.

Las superficies de acero inoxidable suelen rayase con facilidad. Así que para limpiarlas utiliza un trapo o una esponja suave junto a un jabón desengrasante.

5. Vuelve a poner los filtros en su lugar

Luego de que tanto el interior como el exterior de la campana extractora se encuentren relucientes y los filtros ya estén secos, es hora de volverlos a colocar en su lugar. Recuerda muy bien la forma en la que desmontaste los filtros y habrás acabado. Tu electrodoméstico está limpio y listo para usarse.

¿Cómo limpiar los filtros de carbón activado?

Este tipo de filtros es común en las campanas de recirculación utilizadas en la mayoría de los hogares y requieren de un cuidado especial para evitar estropearlos. Como explicamos con anterioridad, esta clase de campanas no cuentan con un conducto para eliminar los olores al exterior.

Es importante recordar que los filtros de carbón activado no pueden ser sumergidos en agua directa, ya que los daña. Para limpiarlos, desatornilla la cubierta exterior, retíralos con cuidado y pásales un trapo húmedo para retirar los excesos de grasa.

Estos filtros tienen una vida útil, por lo que es recomendable reemplazarlos cuando ya se encuentran muy desgastados.

¿Cada cuánto debo limpiar la campana extractora?

Todo depende de su uso en este caso. Si eres una persona amante de la gastronomía y que disfruta de preparar deliciosos platillos todos los días, lo más probable es que necesites limpiarla más seguido que alguien que solo utiliza su cocina eventualmente. Luego de cada uso es recomendable limpiar el exterior de la campana de extracción para evitar suciedad acumulada.

Puedes realizar una limpieza más profunda del interior, el exterior y los filtros al menos una vez por semana. Un aseo general hará que la grasa no se represe y sea más sencillo asear todo después.

Bicarbonato de sodio para limpiar campanas extractoras.
El bicarbonato de sodio y el vinagre son dos elementos naturales que se utilizan para distintas limpiezas del hogar.

Ingredientes naturales para limpiar los filtros sucios de la campana extractora

Cuando dejamos de asear nuestro electrodoméstico durante un largo tiempo, lo más probable es que la grasa se acumule y se seque en su interior y exterior. Esta serie de ingredientes naturales son potentes desengrasantes que te ayudarán a eliminar la suciedad:

  • Limón: no es una casualidad que la mayoría de los limpiadores tengan en su composición limón, ya que es un fuerte desinfectante.
  • Vinagre: es recomendable utilizar el vinagre de limpieza, ya que contiene mayor acidez que los de cocina. Aunque tiene un olor muy fuerte, desaparece en cuestión de minutos.
  • Bicarbonato de sodio: añade un poco de agua a 200 gramos de bicarbonato hasta formar una pasta gruesa y aplícala sobre los parches de grasa.
  • Carbonato de sodio: esta sal biodegradable es más alcalina que el bicarbonato de sodio, lo que la hace más poderosa como desengrasante y perfecta para hornos y campanas.

Anímate a limpiar el filtro sucio de la campana extractora

Ahora que conoces todos los beneficios de conservar la campana extractora de la cocina en óptimas condiciones, anímate a limpiarla y cuidar sus filtros para mantener el ambiente libre de impurezas. Solo sigue estas recomendaciones y ayúdate de ingredientes naturales para facilitar el trabajo. Recuerda que mantener el hogar limpio es vital para tener una buena salud y calidad de vida.

 

Fuente:  mejorconsalud.as.com

Alargar la duración de tu tinte

10 consejos para hacer que el tinte de pelo dure más

La salvación para ocultar canas o cambiar de look es el tinte de pelo. Conoce los cuidados que prolongan la coloración de tu cabello.
10 consejos para hacer que el tinte de pelo dure más

El tinte de pelo no es eterno. Uno de los temores que frenan las intenciones de probar la coloración es esclavizarse al teñido para retocar las raíces capilares o refrescar por completo la imagen. Sin embargo, hay formas de extender la pigmentación más allá de las 4 o 6 semanas.

Los métodos se basan en cuidados especiales que mantienen tanto la tintura como el brillo de la melena. Desde el agua del lavado hasta los productos que aplicas, son claves para que el color natural no quede al descubierto tan rápido.

¿Cómo hacer para que el tinte de pelo dure más?

La mayoría de los tintes contienen un agente oxidante y otro alcalino (amoniaco)Clickmica explica que ambos se mezclan y, durante el proceso, las proteínas del tono original se desvanecen, dando paso al nuevo color.

Pero el pigmento en la capa externa se decolora con cada lavada, el uso de planchas y secadores, la exposición al sol y la aplicación de productos incorrectos. Para desacelerar el desteñido, presta atención a las siguientes recomendaciones.

1. Usa productos para pelo teñido

El champú y el acondicionador tiene que ser para cabello pintado y corresponderse con el tono. Esta clase de artículos los elaboran sin sulfatos ni siliconas, con el fin de alargar la coloración.

Además, muchas fórmulas contienen ingredientes naturales que protegen el color. Por ejemplo, semillas de girasol, trigo, romero o café.

2. Distancia los lavados

Cada vez que lavas la cabeza pierdes tinte. Espacia el uso del champú. Si antes tu rutina era cada 2 días, cámbiala a 3.

Otros trucos consisten en probar los champús secos y sujetarse la melena con coletas o trenzas para que se ensucie menos.

Lavar cabello teñido.
Mientras te laves con mayor frecuencia, menos durará el tinte en el pelo.

3. Hidrata

Cuando el cabello está sano, el teñido se amplía. Hidratando previenes la porosidad de las hebras y la oxidación del color. Hazle cariño a tu melena con mascarillas para pelo seco o teñido.

4. Prefiere el agua fría

El agua caliente y el tinte no son buenos amigos. Someter el cabello diariamente a temperaturas altas abre las cutículas y lo quiebra. También fomenta la aparición de caspa y la caída.

Es mejor lavar con agua templada o fría. Si es posible, instalar un filtro para purificarla del hierro y la cal, pues perjudican la coloración.

5. Defiéndete del clima

Los rayos de sol, el calor y el frío inciden de modo negativo en la tintura del pelo. Siempre que puedas cúbrelo con sombreros o bandanas.

En cuanto a la temperatura que recibe de secadores y planchas, supone menos daños si antes aplicas una capa de protector térmico, ya sea en crema o en espray.

6. Cuídalo en las piscinas y la playa

El cloro de las piscinas y la sal del mar perjudican totalmente el tinte de pelo. Si vas a nadar, es aconsejable ponerse un gorro impermeable. De lo contrario, tu cabellera se tornará frágil, opaca y deshidratada.

7. Cero alcohol

Al momento de comprar los productos para el cuidado del pelo teñido, revisa que no contengan alcohol. Esta sustancia tiende a secar las hebras y acelera la decoloración.

8. Retoca las raíces

No tienes que pintar el pelo por completo. Cuando se asomen las raíces, pigméntalas.

Este método ahorra tiempo y dinero, porque no inviertes horas esperando que el tinte se asiente ni gastas mezcla abarcando toda la melena.

9. Elige bien el tinte

La Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos de México acota que existen tintes permanentes y semipermanentes. De tales características, más el cuidado que reciba el pelo, depende la durabilidad del tono.

Los permanentes proporcionan mayor resistencia del color, mientras que los semipermanentes aguantan menos lavados. Esto se debe a la composición química de los productos.

Otra alternativa suave y saludable es el tinte demipermanente. Esta opción se desvanece más lento, no contiene amoniaco y posee poco peróxido. Se estima que aguanta de 24 a 28 lavados.

Tintura para las raíces del cabello.
Puedes concentrarte en las raíces del cabello para ahorrar tiempo y dinero, sin tener que teñir toda la melena.

10. Acude a un estilista profesional

Para extender los efectos del tinte de pelo, sobre todo si buscas un cambio radical con mechas o reflejos, lo adecuado es dejar que un estilista se destaque, tiñendo con productos de talla profesional. Por tu cuenta, seguro usarás una fórmula cosmética semipermanente y la coloración durará menos.

Los peluqueros profesionales orientan sobre los tonos reales, despejando dudas con cartas de colores.

Deja que el tinte penetre

El éxito de una coloración capilar prolongada se basa en los cuidados del pelo y el empleo de tintes de calidad. Pero también hay secretos, como dejar que la fórmula penetre por completo.

Un error frecuente es lavar el cabello para sacar la tintura. ¡No lo hagas! Primero aclara con agua y luego limpia con el producto que trae el kit. Si usas champú común perderás la pigmentación. Pasados unos días, puedes utilizar un champú para pelo teñido.

 

Fuente:  mejorconsalud.as.com

Combate la caída del cabello

5 hábitos para combatir la caída del cabello

La caída del cabello es un problema muy frecuente en la población. Si bien puede minimizarse con algunos tratamientos convencionales, hay otros cuidados que pueden contribuir a detenerla. ¡Conócelos!
5 hábitos para combatir la caída del cabello

Más allá de los tratamientos existentes para combatir la caída del cabello, nos encontramos con una serie de cuidados que son determinantes a la hora de hacerle frente a este problema. Si bien nos hemos acostumbrado a solucionar todo con los productos convencionales, es primordial tener en cuenta otros complementos.

¿Estás perdiendo más cabello de lo normal? ¿Notas que quedan demasiadas hebras en tu cepillo después de peinarte? Si tus respuestas son positivas, debes empezar a actuar ahora mismo. Por eso, en esta ocasión queremos compartir en detalle 7 cosas que puedes hacer para contrarrestarlo.

Cómo combatir la caída del cabello: 5 consejos que te ayudan

La caída excesiva del cabello es un problema que va más allá de lo estético. Por eso, antes de probar cualquier tratamiento, lo mejor es acudir al médico. El profesional se encargará de evaluar cuál es la causa subyacente de la caída, puesto que puede ser el resultado de un descontrol hormonal, enfermedades o deficiencias nutricionales.

Ahora bien, independientemente de la causa establecida, se pueden empezar a aplicar algunos consejos para controlarlo. Si bien no consiguen detener la caída de la noche a la mañana, son claves para fortalecer el cuero cabelludo y sus hebras. ¡Toma nota!

1. Mejorar la alimentación

Mujer comiendo comida saludable
La alimentación aportará los nutrientes necesarios para la salud de nuestro cabello.

La alimentación desempeña un papel muy importante en el cuidado capilar. Por eso, a la hora de tratar el problema de caída excesiva es primordial mejorarla al 100 %. Una reciente investigación, realizada por el Istituto Dermopatico dell’Immacolata (Italia), determinó que las dietas ricas en vegetales crudos y hierbas frescas puede reducir el riesgo de alopecia andrógenica.

Los resultados mostraron que hubo mayor control de la caída excesiva del cabello cuando los participantes consumieron alimentos como el perejil, albahaca y ensaladas verdes, tres o más veces por semana. Por otro lado, cabe recordar que una buena dieta para la salud capilar debe incluir:

  • Fuentes de proteínas de alto valor biológico (carnes magras, pescados, legumbres, huevos, lácteos bajos en grasa, entre otros).
  • Alimentos ricos en vitamina A, como las batatas, pimientos dulces y espinacas.
  • Fuentes de vitaminas B, C, D, hierro, selenio y zinc.
  • Suplementos o alimentos con biotina (vitamina B7).

2. Utilizar un champú suave

Los químicos agresivos que contienen algunos champús comerciales pueden secar el cabello y hacer que se rompa. De hecho, algunas fórmulas alteran el pH del cuero cabelludo y detonan otros problemas como la comezón y la caspa. ¿Empleas productos demasiado fuertes?

Lo mejor es optar por champús suaves, preferiblemente de origen natural. Este debe emplearse en el lavado diario para mantener el cuero cabelludo sano y limpio. Al adquirirlo, asegúrate de elegir una opción adecuada para tu tipo de pelo: seco, graso o mixto. Así, evitas reacciones indeseadas al aplicarlo.

3. Secar el cabello al aire libre

Mujer sonriendo
Los tratamientos térmicos en exceso deben ser reducidos para combatir la caída del cabello.

El uso excesivo de secadores para el cabello produce una rotura de las hebras que incide en la caída excesiva. Por esta razón, es importante dejar secar el pelo al aire libre, removiendo el exceso de humedad con una toalla limpia y suave. Esta medida evita, entre otras cosas, que el cuero cabelludo se irrite y que las puntas se quiebren.

4. Masajear el cuero cabelludo

Esta sencilla técnica ayuda a mejorar la circulación sanguínea en esta zona, favoreciendo el proceso de oxigenación en los folículos. Si bien se requieren más evidencias para comprobar estos efectos, pequeños estudios, como este realizado por el Men’s Health Clinic Tokyo (Japón) sugieren que contribuye a lograr buenos resultados.

  • Puedes complementar el masaje con aceites esenciales nutritivos. Algunas opciones pueden ser: aceite de coco, aceite de almendras o de oliva. Hazlo durante 3 o 5 minutos, preferiblemente antes de acostarte.

5. Manejar el estrés

Mujer estresada
El estrés afecta a numerosos aspectos de nuestra salud. Entre ellos, el cabello es sensible a nuestro estado emocional.

La exposición constante a situaciones de estrés podría ser uno de los detonantes de la caída del pelo, según sugiere esta investigación de la Universidad de Hamburgo (Alemania). Debido a esto, a la hora de aplicar un plan para combatir la caída del cabello es primordial adoptar hábitos para manejar adecuadamente las situaciones que producen este tipo de emociones.

Algunas técnicas útiles son:

  • Hacer ejercicio físico regular
  • Practicar yoga o Pilates
  • Meditar
  • Hacer ejercicios de respiración
  • Disfrutar una sesión de aromaterapia

En resumen…

Aplicar algunos cuidados y hábitos a la hora de combatir la caída del cabello puede contribuir a mejorar los resultados de los tratamientos de uso tópico. Sin embargo, es importante conocer la causa subyacente de la caída, ya que en ocasiones puede estar relacionada con enfermedades o alteraciones en la salud.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

A %d blogueros les gusta esto: