Archivo de la etiqueta: Utilidades

Cómo limpiar el móvil

El teléfono móvil es uno de los artículos que tenemos que desinfectar de forma adecuada para prevenir el contagios por virus y bacterias. ¿Cuáles son las recomendaciones? Algunas compañías revelaron cómo hacerlo.

Lavarse las manos con frecuencia y desinfectar el hogar, son simples pero importantes las acciones que todos podemos poner en práctica para evitar la propagación de virus y bacterias. Ahora bien, ¿también deberíamos limpiar el móvil?

Este interrogante surge por un motivo muy especial: la mayoría de nosotros solemos tener contacto con su superficie la mayor parte del tiempo. Además, lo acercamos a la cara para atender llamadas, a la boca para enviar grabaciones y hasta dejamos que otros lo utilicen en algún momento.

Si bien hasta el momento no hay informes de casos de contagio por el contacto con este tipo de dispositivos, los científicos creen que los virus pueden permanecer en las pantallas de los móviles. Por ello, resulta conveniente limpiarlas.

Recomendaciones para limpiar y desinfectar el móvil

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC), es importante establecer las diferencias entre limpiar y desinfectar. En el proceso de limpieza nos deshacemos de la suciedad y de algunos gérmenes, sin llegar a matar estos últimos. En cambio, la desinfección emplea productos químicos que ayudan a matar los gérmenes de las superficies.

Considerando esto, más allá de eliminar la suciedad evidente del móvil, debemos procurar desinfectarlos para reducir el riesgo de contagio por virus o bacterias. Recordemos que es uno de los elementos que más usamos a lo largo del día, y también uno de los que más ignoramos en lo que tiene que ver con la limpieza. ¿Qué podemos hacer?

Evitar el uso de químicos agresivos

Limpiar el móvil
El móvil es uno de los elementos que más usamos a lo largo del día. Por ello, como medida preventiva ante contagios, es conveniente limpiarlo.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el móvil tiene unas características especiales que requieren cuidado. En su mayoría, cuentan con una cubierta oleófuga – repele los aceites – cuya función es ayudar a mantener limpia la pantalla y evitar que queden marcas como las huellas dactilares.

Dicha capa requiere un trato especial, pues su función es protectora y puede resultar afectada por la aplicación de productos químicos. Sabiendo esto, hemos de evitar el uso de soluciones con lejía o agentes de limpieza convencionales.

Emplear paños suaves

El paño que empleamos para limpiar el móvil debe ser de telas suaves que no desprendan pelusas, como las que suelen dar en las ópticas al momento de comprar lentes nuevos. El uso de estropajos, esponjas o paños muy abrasivos también pueden ocasionar daños e imperfecciones en el dispositivo.

Compañías como Apple y Google han recomendado apagar el teléfono antes de iniciar cualquier proceso de limpieza. Además, para dejarlo completamente limpio, aconsejan humedecer el paño con un poco de agua y jabón. Eso sí, debemos evitar que la humedad entre en las aberturas del móvil.

Usar toallitas desinfectantes para limpiar el móvil

Limpiar móvil con toallitas
Las toallitas desinfectantes son una buena opción para desinfectar las pantallas de los dispositivos móviles.

Por otro lado, Apple también ofrece información relevante sobre cómo desinfectar el móvil. Al respecto, nos dicen que es seguro limpiar el iPhone y sus demás productos con toallitas desinfectantes.

Una solución de agua y alcohol

En una publicación para la revista Health, el microbiólogo Charles Gerba da sus propias recomendaciones para limpiar el móvil. Según el experto, podemos emplear un paño de microfibra que esté ligeramente humedecido con una solución de 60 % de agua y 40 % de alcohol.

Con este preparado también debemos tener precaución, ya que la mezcla no se debe aplicar de manera directa sobre el smartphone porque puede dañarlo. Lo ideal es usar una pequeña esquina del paño para quitar el exceso de líquido.

 

Lavar las manos frecuentemente

Por último, y no menos importante, debemos enfatizar de nuevo en el hábito de lavarnos las manos varias veces al día. El lavado habitual de las manos con agua y jabón, o con un desinfectante a base de alcohol, ayuda a acabar con gérmenes presentes en las manos.

Esto, por supuesto, complementa la limpieza y desinfección del móvil, cuyo contacto con las manos es bastante frecuente.

Fuente: https://mejorconsalud.com

Elimina olores en cañerías

Cómo eliminar el mal olor de las cañerías en el hogar

El mal olor de las cañerías o desagües es un problema más que habitual en el hogar. No importa que tengamos el baño o la cocina bien limpios. Ese desagradable olor a humedad y a residuos lo envuelve todo.

Lo más común es comprar productos químicos y verterlos por las tuberías para desatascarlas. Ahora bien, en ocasiones, podemos emplear remedios sencillos y naturales igual de efectivos, con la ventaja añadida de que evitamos recurrir a sustancias tóxicas que pueden traernos más de un problema.

¿De dónde viene el mal olor de las cañerías?

Lo principal para evitar el mal olor de las cañerías es no verter en ellas productos que se degraden como, restos orgánicos. Ahora bien, te sorprenderá saber que el uso intenso y continuado de jabones y detergentes son el principal origen del problema.

Veámoslo con detalle:

  • Los detergentes y jabones que utilizamos son productos químicos que se adhieren a las paredes de las tuberías en forma de grasa y, al degradarse aparece el mal olor.
  • En nuestra red de tuberías siempre hay zonas donde el agua se estanca, se forman «rebosaderos» y, son fuente de bacterias y el moho.
  • El sellado y soldado de las juntas de las tuberías, e incluso de las pilas, grifos y sanitarios, también puede degradarse y dar lugar a un olor incómodo a masilla o silicona.
  • Las tuberías viejas son también un foco natural para el cultivo de levaduras y bacterias, dado que se acumula agua estancada y material degradado que va formando capas y capas en el interior de los tubos.

Te invitamos ahora a tomar nota de cómo puedes eliminar el mal olor de las cañerías de tu hogar.

Atiende al estado de los sifones

Si te atreves a hacer tus primeros intentos con la fontanería, trata de atender a los sifones. Es aquí donde suelen acumularse gran cantidad de residuos.

  • El sifón es el tubo que une el desagüe con la tubería. Es necesario limpiarlo en profundidad una vez al mes.
  • Para ello, lo que tendrás que hacer es calentar un vaso de agua y añadirle 5 cucharadas de vinagre blanco. Utiliza un cepillo empapado en esta mezcla para fregar el interior del sifón.

Elimina el mal olor de las cañerías con estos dos trucos caseros

Para eliminar el mal olor de la cañerías te vendrán muy bien estas dos estrategias.

Bicarbonato-de-sodio-para-el mal olor de las cañerías

Remedio 1

Ingredientes

  • 1 vaso de vinagre blanco (200 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 5 cucharadas de bicarbonato de sodio (50 g)

Preparación

  • Lleva a ebullición el vaso de agua y el vaso de vinagre blanco en una cazuela.
  • Mientras lo mantienes al fuego, empieza a verter esos 50 gramos de bicarbonato de sodio en el interior del fregadero, o de tu baño o bañera. Deja que entre todo el contenido en la cañería con cuidado.
  • Una vez la mezcla de agua y vinagre hierva, con cuidado para no quemarte, vierte el contenido por la cañería.
  • La mezcla reaccionará inmediatamente y se escuchará una especie de efervescencia. Es un remedio muy eficaz para desatascar cañerías, eliminar las grasa de las paredes, higienizar y, sobre todo, decir adiós a los malos olores.
  • A continuación sella con un tapón el fregadero o la entrada de las tuberías de tu bañera, y déjalo así al menos una hora. Lo ideal sería que estuvieran sellados durante toda la noche y no se vertiera agua.
  • Al día siguiente notarás de inmediato que el agua se cuela más rápido y de manera eficaz, y que ha desaparecido el mal olor.

Remedio 2

Ingredientes

Levadura
  • Una pastilla de levadura fresca de panadero
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Una sola pastilla de levadura será suficiente para todas las cañerías de la casa: cocina, baño, lavaderos…
  • Calienta vaso de agua hasta que hierva. Entonces, añade un trocito de la levadura de panadero y deja que se disuelva. Después, vierte el agua por la cañería y déjala tapada durante toda la noche.
  • Haz lo mismo en el resto de tuberías de la casa: un vaso de agua caliente con otro trocito de levadura. Un remedio sencillo y muy eficaz para desatascar y eliminar malos olores de los fregaderos. ¡Nunca falla!

 

Como ves, estos trucos caseros pueden ayudarnos a ahorrar un poco de dinero y evitar tener en casa productos tóxicos que pueden ser peligrosos para nuestros niños o mascotas.

Fuente: mejorconsalud.com

Tu mascota en vacaciones

Las mascotas son un miembro más de la familia, por lo que separarse de ellas aunque sea un par de días se puede volver muy complicado. Si no puedes llevártelas de viaje, te queremos dar una serie de consejos útiles para que puedas separarte de tu mascota en vacaciones sin remordimientos y sabiendo que se está quedando en las mejores manos.

separarte de tu mascota en vacaciones

Consejos para separarte de tu mascota en vacaciones

Nunca dejes sola a tu mascota

El primer consejo es el más importante: nunca dejes sola a tu mascota. Las mascotas están acostumbradas a tener compañía. Pueden soportar estar unas horas en casa sin verte mientras trabajas o estudias, pero no es nada recomendable dejarlas solas más de un día. Esto les generará muchísima ansiedad, ya que estarán esperando a que aparezcas en cualquier momento y les frustrará no verte durante varios días seguidos.

Además, si son perros necesitarán sus paseos diarios. Si un perro acostumbrado a pasear deja de salir de casa durante varios días sufrirá severos problemas de ansiedad, infecciones de orina por aguantar las ganas de orinar…

Los gatos son más independientes y no necesitan paseos, pero también pueden sufrir de soledad y ansiedad si están varios días sin verte.

Como ves, dejar solas a tus mascotas durante unas vacaciones nunca es una idea a considerar por todos los efectos negativos que tienen sobre ellas.

Elige siempre personas de confianza

Tu mascota es uno más de la familia. ¿Dejarías a alguien de tu familia en malas manos o en alguien en quién desconfiases? Seguro que la respuesta es negativa. Por este motivo, es importante conocer bien a la persona o centro al que vas a confiar su cuidado.

Si optas por una residencia de mascotas, entérate de todas las referencias posibles y de si tienen toda la documentación e instalaciones en regla. Estos centros deben poseer licencias oficiales para su funcionamiento, y nunca está de más informarse.

Si prefieres un profesional que cuide a tu mascota en su domicilio o en el tuyo, también puedes preguntar por su experiencia, buscar clientes suyos para escuchar o leer referencias.. O directamente dejar a tu mascota con alguien de confianza a quien ya conozcas.

Evita las residencias para determinados tipos de perro

Hay perros que se adaptan a todo tipo de situaciones e incluso disfrutarán de su estancia en una residencia, con espacio para correr y jugar con otros perros. Pero no todos los perros están hechos para hospedarse en un lugar así.

Si tu perro es muy miedoso y muy apegado a ti lo pasará realmente mal en un espacio abierto y rodeado de desconocidos. En estos casos es mejor que pase su estancia en una casa, a ser posible de un familiar o amigo que ya conozca.

Si ningún conocido puede hacerse cargo de él siempre puedes optar por un cuidador. Es buena idea que este haga previamente visitas esporádicas para que tu mascota se vaya acostumbrando a su presencia y a su olor. Así le será más fácil separarse de ti cuando lleguen tus vacaciones.

Si tu perro es violento con otros perros tampoco es buena idea que se aloje en una residencia canina. Ten en cuenta que aquí tendrá contacto diario con otros canes.

No te olvides de sus pertenencias favoritas

Algo que ayuda mucho a que una mascota no lo pase mal ante una separación es prestarle algo a lo que esté acostumbrada. Su juguete preferido, una prenda de ropa que huela a ti, su cama…

Cualquier cosa que le recuerde a su convivencia diaria le ayudará a pasar de mejor humor los días de separación.

No escatimes en las indicaciones

Ya sea en una residencia, un particular, un amigo o un familiar, todos tienen que tener un informe exhaustivo de tu mascota. Su estado de salud, si tiene alguna enfermedad o alergia, su comportamiento, sus miedos, sus costumbres…

Cuanto más sepan las personas encargadas de cuidar a tu mascota, mejores cuidados podrán otorgarles. Además, evitarás muchos sustos, problemas y situaciones en las que no sepan como actuar.

separarte de tu mascota en vacaciones

Elige a cuidadores que tengan tiempo

Si un familiar se presta a cuidar a tu mascota durante tus vacaciones pero no va a poderle dedicarle el tiempo suficiente, es mejor que la dejes en manos de un profesional.

Los perros están acostumbrados a comer y a salir a pasear a determinadas horas. No sacarlos lo suficiente o cambiar drásticamente sus horarios afectará de forma muy negativa a su salud. Los gatos y otros animales también tendrán unas costumbres determinadas para las que necesitarán tiempo y atención.

Si no encuentras a nadie con el tiempo suficiente (algo normal si existen compromisos laborales, familiares…) elige a un cuidador profesional. Al ser su trabajo principal se volcará totalmente en el cuidado de tu mascota. En una residencia canina también le dedicarán todo el tiempo posible a tu mejor amigo.

Cuidado de mascotas 2.0

¿A pesar de todos nuestros consejos te cuesta horrores separarte de tu mascota? Es totalmente comprensible. Por eso, y para hacer más llevadera la separación, la tecnología puede ser de gran ayuda.

Hoy en día, gracias a por ejemplo WhatsApp, los cuidadores podrán mandarte imágenes en tiempo real de tu mascota. Así podrás ver cómo se encuentra y tendrás la confianza de que está siendo bien cuidado.

Con estas imágenes e incluso vídeos de tu amigo peludo podrás disfrutar tranquilamente de tus vacaciones sin pensar en cómo estará y cómo lo están cuidando.

Nunca abandones a un animal

Este apartado es de sentido común, pero nunca está de más crear conciencia. Si crees que no vas a poder hacerte cargo de una mascota por tu ritmo de vida diario o tus obligaciones, tal vez no sea el mejor momento de adquirir una.

El abandono por vacaciones nunca es una opción a contemplar. Sobre todo cuando existen opciones sencillas y asequibles para evitarlo. Recuerda que ellos nunca te dejarían atrás, porque formáis parte de la misma familia.

 

Fuente: cronoshare.com

Limpiar y desinfectar el hogar

La limpieza y desinfección del hogar es determinante ante el riesgo de infecciones.

Nunca está de más aprender algunas recomendaciones para limpiar y desinfectar el hogar. Además, cuando un miembro de la familia cae enfermo, es conveniente hacer un esfuerzo extra en la limpieza del hogar para reducir el riesgo de infección y propagación.

En ocasiones, el contagio se da a través de gotitas que proceden de la nariz o la boca de una persona infectada. Dicho goteo puede caer sobre superficies y objetos cercanos, lo que también supone riesgo de infección.

En estos casos, si la persona tiene contacto con los mismos y luego se toca los ojos, la nariz o la boca, puede infectarse. Por eso, una adecuada limpieza general también es importante. ¿Qué deberíamos tener en cuenta?

¿Cómo limpiar y desinfectar el hogar?

Las estrategias para limpiar y desinfectar el hogar tienen como objetivo limitar la supervivencia de los virus y bacterias que pueden residir en su interior. Son pautas que pueden ayudar a prevenir muchos procesos infecciosos.

Y es que, en general, una adecuada limpieza de los espacios del hogar es sinónimo de bienestar. Esta permite acabar con los gérmenes, la suciedad y todo tipo de impurezas que pueden facilitar la transmisión de infecciones. Además, combinada con productos de desinfección, ayuda a matar gérmenes presentes en las superficies. Veamos en detalle.

Limpieza y desinfección de rutina en el hogar

Limpiar hogar
La limpieza y desinfección del hogar debe empezar por todas esas superficies con las que tenemos contacto continuamente.

Con frecuencia, a lo largo del día, tenemos un continuo contacto con determinadas superficies del hogar. Ya sean las mesas, los pomos de las puertas, interruptores de luz, inodoros, grifos, etcétera, es importante asegurar su adecuada desinfección. Y decimos desinfección porque su limpieza superficial no basta.

Respecto a esto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aconsejan emplear limpiadores domésticos y desinfectantes que estén respaldados por la EPA, y que sean apropiados para la superficie. Así, lo idóneo será tomar unos minutos para leer la información de la etiqueta. Esto, entre otras cosas, es determinante para darles un uso adecuado.

Hogares con personas con enfermedades infecciosas: ¿qué tener en cuenta?

Para los hogares en los que residan personas con enfermedades infecciosas, los CDC hacen recomendaciones más rigurosas en cuanto a la limpieza.

Además, a través de las instrucciones de cuidado en el hogar, recuerdan que la persona debería permanecer alejada, en la medida posible, de otros miembros de la familia. En general, en estos casos, cuidadores y enfermos deben atender a lo siguiente:

  • Limpiar y desinfectar a diario las superficies de contacto continuo, como las mencionadas en el apartado anterior.
  • Lavar con más regularidad el baño y los artículos de uso personal de todos los miembros de la familia, especialmente de la persona enferma. Aquí van incluidas toallas, ropa de cama, prendas de vestir, etcétera.
  • A menos que se trate de un niño, personas discapacitadas o que no pueden tener contacto con desinfectantes, el cuidador puede proporcionar los productos de limpieza personal para la persona infectada.
  • Si en el hogar solo hay un baño, debe limpiarse y desinfectarse después de cada uso por persona.

Recomendaciones finales para la limpieza y desinfección

Limpieza y desinfección del hogar
Todos los elementos que estén en contacto con una persona enferma, o sospechosa de enfermedad, deben ser desinfectados con productos adecuados.

Hay otras medidas preventivas que podemos poner en práctica durante el proceso de limpieza y desinfección del hogar. Las mismas deben aplicarse tanto en caso de sospecha de infección, como siempre que haya riesgo de infecciones de cualquier tipo.

  • Emplear guantes desechables al limpiar y desinfectar superficies. Estos deben tener un solo uso.
  • Al retirar los guantes, hay que lavar bien las manos, durante al menos 20 segundos, con agua y jabón.
  • Para limpiar algunos tipos se superficies se puede emplear una solución diluida de lejía doméstica, pero siguiendo las instrucciones de ventilación y uso. La solución se prepara mezclando 5 cucharadas de cloro por galón de agua.
  • Toda superficie blanda o porosa, como alfombras y tapetes, debe ser limpiada de manera regular con los limpiadores apropiados. Además, es conveniente lavar estos artículos usando agua caliente.
  • Los guantes también se deben al manipular ropa sucia de una persona enferma. Estas prendas no deben agitarse y, en la medida posible, hay que lavarlas con agua más cálida.

Finalmente, cabe recordar la importancia de asegurar una óptima higiene de las manos. Lavarlas con agua y jabón, varias veces al día, es clave para reducir todo tipo de riesgos de infección y propagación. El lavado debe reforzarse si hay enfermos en el hogar.

Además, debe repetirse al estar en contacto con mascotas, al preparar alimentos, antes de comer, después de entrar al baño, después de sonarse la nariz, toser o estornudar, entre otras situaciones de consideración.

Fuente: mejorconsalud.com

Trucos para hablar en público

Existen distintas circunstancias ante las que una persona habla en público como por ejemplo en un examen oral, en una presentación laboral, etc.  Por tanto, a lo largo de tu vida profesional y personal, debes desarrollar tus habilidades para hablar en público. Cómo te predispones ante este tipo de situaciones puede ayudarte a ganar autoconfianza.

Para conseguir perfeccionar la capacidad para hablar frente a los demás y, sobre todo, para incrementar tu confianza a la hora de enfrentarte a ello, te damos algunos consejos.

Amplía tu experiencia

Como ocurre con otras muchas habilidades, el refuerzo positivo de la experiencia práctica es fundamental. ¿Cómo puedes entrenar tus habilidades para hablar en público? Por ejemplo, asiste a eventos profesionales en los que puedes practicar el networking. Crea tu tarjeta de visita para entregarla a algún contacto al que te presentes.

¿De qué otro modo puedes ampliar tu experiencia? Por ejemplo, si asistes a cursos de formación, realiza preguntas durante la clase al profesor. Es probable que algunas de tus dudas también las tengan otros alumnos. También puedes tomar la iniciativa en el momento de preguntas del final de una conferencia.


Atención plena

No te anticipes al instante actual, vive cada momento desde el presente y no desde la anticipación de posibles suposiciones. ¿Cómo puedes fomentar el hábito de la atención plena? Por medio del mindfulness. A través de la introspección, te dedicas tiempo, escuchas tus emociones y profundizas en ti. Reduce el nivel de preocupación por medio de esta concentración en lo que está ocurriendo ahora mismo.

Incrementa tu confianza por medio del refuerzo de mensajes positivos. Si te dices continuamente que no eres capaz de hablar en público al final tu mente termina creyéndoselo y te bloquea en el momento clave. Es hora de cambiar ese mensaje por una fórmula que alimente tu tranquilidad. Por ejemplo, crea un mantra para reforzar este propósito.


Planificación

Prepárate para ese momento atendiendo a esas cuestiones que puedes planificar de forma anticipada. Por ejemplo, decide qué ropa llevarás en un evento profesional. Si tienes que dar una ponencia, prepara previamente el discurso y repasa el texto. Adapta este ejemplo a otras situaciones en las que hables en público. En la medida en que te preparas para ese momento y reduces la improvisación, incrementas tu nivel de seguridad.

Además, en la planificación también puedes integrar la idea de tomarte con más tranquilidad las horas previas a ese momento. Organiza tu agenda de tal modo que puedas vivir esa jornada desde una perspectiva más relajada. En relación con el después de la charla, motívate con algún plan que te gustaría hacer para compensarte. Por ejemplo, puedes dar un paseo por una zona que te encanta porque te transmite calma. O puedes quedar con un amigo. Piensa en alguna idea que te ilusione.


Visita el lugar antes y llega a tiempo

Observar las características del lugar en el que hablarás en público te ayudará a visualizarte en ese momento al observar la distribución de la sala, donde estarás tú y dónde estarán los demás. Si tienes la oportunidad, visita ese espacio con anterioridad. De este modo, te familiarizas un poco más con las características del mismo.

Para incrementar el nivel de tranquilidad de cara al momento clave, no llegues con el tiempo justo y, menos aún, tarde. El estrés generado por las prisas solo incrementará el nerviosismo que ya de por sí te genera la acción de hablar en público.

Si pones en práctica estos consejos conseguirás que los momentos en que necesites hablar en público sean tan normales como cualquier otro.



Fuente: crearsalud.org

Hierbabuena

10 propiedades y beneficios para la salud de esta planta

Esta hierba ha sido utilizada durante siglos como ingrediente de cocina y en remedios.

Seguramente las propiedades más conocidas de la hierbabuena son las aromáticas y gastronómicas. No obstante, esta planta tiene una gran cantidad de beneficios medicinales que han sido aprovechados desde hace siglos.

En este artículo encontrarás varias propiedades de la hierbabuena, así como algunas de las principales características de esta planta.

¿Qué es la hierbabuena?

La hierbabuena es una planta aromática del género Mentha. De hecho, su nombre científico es Mentha Spicata, que viene de latín “spica” y significa “lanza”. Recibe esta denominación por la forma de sus hojas, cuyo tallo alcanza los 30 cm de altura.

En el extracto de sus hojas se encuentran distintos compuestos químicos naturales que tienen efectos importantes para nuestro organismo. Es una planta de fácil cultivo y de origen europeo, asiático y africano que ha sido utilizada desde hace varios siglos, especialmente por sus propiedades medicinales.

Se trata, además, de una planta que con facilidad puede ser adquirida y añadida a la dieta diaria. Entre los nutrientes y minerales que contiene se encuentran fibra, vitamina A, magnesio, hierro y folato.

10 propiedades de la hierbabuena

Debido las múltiples propiedades que posee, la mentha spicata ha recibido el nombre de “hierbabuena”. Entre los más populares se encuentran sus beneficios aromáticos y gastronómicos, no obstante, también tiene muchas propiedades medicinales. Veremos a continuación cuáles son las principales.

1. Prevención de diabetes

Una de las propiedades que se ha investigado recientemente es la actividad del mentol en la regulación de los lípidos que circulan por el torrente sanguíneo. En experimentos con ratas con diabetes inducida, la ingesta del extracto de menta redujo los niveles de colesterol y triglicéridos, lo que puede ser indicio de una propiedad importante de prevención de la diabetes.

2. Actividad antioxidante

Ayuda a regular el proceso de oxidación celular, debido a las sustancias bioactivas que presentes en las hojas de la menta. Esta acción antioxidante permite a su vez prevenir procesos de inflamación y, en una toma regular combinada con otros estilos de vida saludables, puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas crónicas (como diabetes y las cardiovasculares).

3. Efectos antiespasmódicos y analgésicos

La ingesta y también el uso cutáneo del aceite de menta tiene propiedades como relajante muscular. A su vez esto permite amortiguar sensaciones dolorosas, cuestión que se atribuye a la acción de mentol. Por lo mismo se reconocen propiedades analgésicas.

4. Propiedad antibacterial

La menta ha mostrado distintos modos de acción en las bacterias y células eucariotas, exhibiendo distintas propiedades bactericidas. Esto puede ser debido a la presencia de componentes fenólicos que actúan como prooxidantes, lo que contrarresta la actividad de las bacterias. Además, uno de los efectos de las hojas de menta ha sido modular la actividad del sistema inmune, por lo que se le ha relacionado con efecto antiparasitario.

5. Favorece la digestión

La menta puede ser eficaz para aliviar malestar estomacal e indigestión. Estas últimas están generalmente provocadas por la permanencia prolongada de los alimentos en el estómago, durante su paso hacia el tracto digestivo.

En este sentido, la ingesta de aceite de menta con las comidas ha resultado eficaz para aumentar la velocidad de paso de los alimentos; lo que significa que favorece su digestión.

6. Aliviar síntomas del intestino irritable

Otra de las propiedades relacionadas con el punto anterior es el alivio de los síntomas característicos del síndrome del intestino irritable, por ejemplo dolor estomacal y exceso de gases. El mentol ayuda a relajar los músculos del tracto digestivo, cuestión que ayuda a aliviar algunos de estos síntomas.

7. Propiedades relajantes

Tal como ocurre con otras infusiones naturales, la menta tiene propiedades importantes como relajante a nivel psicológico. Es así ya que puede provocar una reducción notable de la tensión nerviosa después de ingerirlo en un té caliente. Así mismo, el aceite de mentol, utilizado en la forma de ungüento tiene propiedades relajantes y refrescantes. Por lo mismo se utiliza en tensiones musculares importantes, como en el alivio de calambres.

8. Alivio de quemaduras

Relacionado con el punto anterior, el ungüento de aceite de mentol (especialmente cuando se mezcla con otros elementos como aceite de oliva) puede aliviar quemaduras leves. Esto está relacionado también con sus propiedades refrescantes.

9. Aliviar síntomas de resfriado

Suele pensarse que la menta tiene una propiedad descongestionante. De hecho, varios de los tratamientos farmacéuticos que se adquieren sin receta contienen mentol, un extracto primario del aceite de la menta. No obstante, el mentol en sí mismo no tiene una acción descongestiva. El efecto de alivio es provocado por la sensación refrescante que provoca la menta cuando la inhalamos.

10. Efecto vigorizante

Recientemente se ha relacionado la inhalación de aceites esenciales de la menta con las funciones cerebrales, especialmente en retención de información a corto plazo. También se ha propuesto que mejora el estado de alerta y disminuye la fatiga, por lo que podría ser considerado un vigorizante. No obstante son necesarios más estudios para que estos resultados sean concluyentes.

Fuente: psicologiaymente.com

Dejar de comer azúcar

Varias ideas clave para mantener lejos los alimentos azucarados y comer sano cada día.

El hábito de comer alimentos altamente azucarados es uno de los principales problemas de salud de los países occidentales. No solo se asocia a la obesidad; además, la ingesta de grandes cantidades de azúcar puede llevar tanto a problemas de salud como a dinámicas de comportamiento totalmente perjudiciales para la persona.

En este artículo veremos algunos consejos acerca de cómo dejar de comer azúcar, y varias recomendaciones acerca del modo en el que conviene empezar.

¿Cómo dejar de comer azúcar?

En las siguientes líneas encontrarás ideas clave para hacer que el hábito de comer azúcar no se te vaya de las manos y establecer un estilo de vida en el que apenas consumas ese ingrediente. Sin embargo, debes saber que en algunos casos esta costumbre está tan arraigada que es imprescindible acudir a un profesional de la psicología que ofrezca una atención personalizada.

1. Empieza con una limpieza de cocina

No se trata de una limpieza literal, sino de ir a la cocina y tirar a la basura todos los alimentos con un alto contenido de azúcar: cereales procesados, bollería, lácteos de sabores de fruta o chocolateados, chucherías y caramelos…

Es importante hacer esto como una tarea que se justifica a sí misma, no como algo complementario que vayamos a hacer cuando toca ir a la cocina y pensar qué comer. De esta manera evitaremos en la medida de lo posible ceder ante las excusas que nos podamos plantear para no hacer esto, del tipo “ahora no tengo tiempo de tirarlo todo” o “si tiro esto ahora no tendré nada para comer”.

2. Evita entrar en tiendas de comida basura

Este consejo para dejar de comer tanto azúcar es sencillo y complicado a la vez: no entres a los locales basados en ofrecer comida muy procesada y azucarada. Al principio te puede resultar duro, pero a medio y largo plazo te evitará muchos problemas y preocupaciones.

3. Si no tienes costumbre de cocinar, compra alimentos más sanos

A la larga, para tener una vida sana en la que el azúcar tenga menos presencia te tocará cocinar buena parte de lo que comes, si no la mayoría de las veces. Sin embargo, si no tienes nada de experiencia en esto, procura comprar comida hecha que sea lo más casera posible, como la que hay en algunos servicios de cáterin.

4. Aprende a cocinar

Este paso es muy importante, por dos motivos.

Por un lado, este hábito te obligará a comer alimentos mucho más naturales, a hacer que estos constituyan la base de tu dieta. Por el otro, de esta manera vincularás el hecho de comer con un momento del día que merece su tiempo y al que debemos poner atención, lo cual es lo opuesto al concepto de snack que tantas veces nos hace caer en productos llenos de azúcar refinado.

Este es uno de los consejos sobre cómo dejar de comer azúcar que resultan más difíciles porque requiere esfuerzo, y para ello es casi obligatorio que planees horarios del día a día en los que reserves aproximadamente una hora al día a aprender a cocinar recetas sencillas que a la larga apenas requerirán tu atención.

5. Recuerda los diferentes nombres del azúcar

Cuando estés empezando a adoptar medidas para dejar de comer tanto azúcar, no te preocupes por comer muy sano; la prioridad es en todo caso dejar de consumir comida basura.

Por eso, no te obsesiones intentando aprenderte de memoria todos los tecnicismos utilizados en la industria de la alimentación. Tan solo recuerda las siguientes palabras, pues son todos los nombres del azúcar que son utilizados para camuflar la presencia de este ingrediente en las etiquetas de composición de la comida:

  • Sacarosa.
  • Glucosa.
  • Fructosa.
  • Melaza.
  • Miel (sí, la miel es básicamente azúcar).
  • Azúcar moreno.

6. Trabaja lejos de los snacks

Si trabajas en un lugar en el que hay varias personas y puedes elegir dónde ubicarte, procura permanecer la mayor parte del tiempo lejos de los lugares en los que se coloquen productos azucarados a los que se te permita tener acceso: máquinas de refrescos o de chocolatinas, fuentes con caramelos, etc.

7. Piensa en el efecto rebote

No te contentes por estar muchas horas del día sin comer productos con azúcar. Piensa que en situaciones así somos propensos a sobrecompensar, dándonos atracones de comida dulce cuyos niveles de glucosa sobrepasan lo que habríamos ingerido si hubiéramos seguido nuestros hábitos de siempre.

Por eso, a pesar de que muy ocasionalmente (una vez a la semana) es posible comer algún producto azucarado a modo de “descanso”, en esos momentos debes poner mucha atención en lo que haces y no ceder a la tentación de seguir saboreando esa clase de bocados. Si te es muy complicado, quizás de compense más abstenerte al 100% de comer alimentos azucarados durante varias semanas seguidas.

Este es otro de los consejos sobre cómo dejar de comer azúcar más complejos de seguir, ya que nos exige compromiso con lo que estamos haciendo.

8. Come fruta cada día

Si consigues hacer que la fruta pase a constituir tu fuente de azúcar habitual, tendrás mucho ganado. Esto es así porque estos alimentos sacian mucho más que una chocolatina o snack promedio, pero en la mayoría de los casos tienen mucho menos azúcar, y además este es no procesado (menos perjudicial).

Una o dios piezas de fruta al día son suficientes, y si te acostumbras a comerlas como premio, seguir con ese sano hábito será muy fácil.

Fuente: psicologiaymente.com