Archivo de la etiqueta: Psicología

Necesitamos es una caricia

En ocasiones, todo lo que necesitamos es una caricia. Nada más. No queremos las palabras de siempre, ni esas frases que han sido expresadas tantas veces. Queremos ser reafirmados, acogidos y valorados por el contacto de esa mano pasando suavemente por nuestra piel…

Pocas cosas ofrecen una calma afectiva y mental tan adecuada como el sencillo acto de acariciar. Es más, desde el campo de la psicología humanista y el análisis transaccional, nos dicen que toda persona necesita ser tocada por las personas que ama para sentirse “reconocida”.

Nada es tan complaciente como una caricia inesperada, como el contacto de alguien que a pesar de estar tocado por mil cicatrices, es capaz de ofrecer las caricias más suaves.

PAreja abrazada regalándose una caricia

 

La privación sensorial es una realidad que no solo experimenta el bebé con su madre, también entre las parejas puede darse en algún momento. Son vínculos donde no existe un adecuado contacto, donde la persona no es reconocida mediante la caricia, el abrazo, las palabras amables…

Ahí donde no existe trasmisión de afecto, o ese amor que va más allá de las palabras. Un niño que sufre la deprivación maternal, sufre un desarrollo mucho más lento y posibles trastornos reactivos y emocionales el día de mañana. Son criaturas que crecen con graves carencias.

También a nivel afectivo y de pareja puede ocurrir que una de las dos personas no disponga de esa sabiduría emocional implícita en las caricias sencillas, en las caricias cómplices que edifican una auténtica relación. En estos casos, el otro miembro de la pareja se sentirá vacío y dudará de los sentimientos y la validez de ese compromiso, de esa relación.

Las caricias, son como el alimento que necesita el alma y nuestro cerebro emocional para sentirse parte del mundo. Parte de aquello que ama.

Las caricias: una necesidad psicológica, biológica y social

Preja abrazada feliz

 

Una caricia es un arma de poder, un gesto esencial que encierra todo un mundo de emociones, de equilibrio interno y bienestar psicológico. Esta necesidad por ser reconocidos, y por tanto, acariciados, es algo que nos va a caracterizar toda la vida.

Una caricia construye vida, la reafirma, la edifica y teje un manto invisible que nos une a esa persona que se aloja en nuestro corazón. Ninguna tecnología puede sustituir algo así, ninguna máquina tiene el calor de un abrazo, ni la ternura de una caricia.

Suele decirse también que el modo en que una persona ha recibido sus caricias en su infancia determinará la forma en que las espere de los demás. Si no las ha recibido nunca es muy posible que no sepa cómo ofrecerlas, pero su necesidad por recibirlas será sin duda muy intensa a pesar de no reconocerlo.

Es algo complejo, porque las carencias en la infancia determinan muchos de nuestros aspectos en nuestra madurez. Y aunque puedan existir muchas diferencias interindividuales, la necesidad de roce, de cercanía de afecto es algo universal no solo en el ser humano, también en los animales. De hecho podemos verlo en nuestras mascotas.

El poder de las caricias incondicionales

Para que una caricia tenga impacto, relevancia y trascendencia debe ser incondicional. Yo paso mi mano por tu rostro porque es lo que siente mi corazón, porque te reconozco como parte de mi y lo hago sin egoísmos. Sin condiciones.

  • Una caricia es antes que nada un estímulo sensorial. Se crea una sensación, pero para que sea auténtica e incondicional, es roce debe despertar sentimientos y emociones positivas.
  • Si la caricia es sincera e incondicional, establecemos una adecuada reciprocidad. Las dos personas se reconocen como parte del otra y reciben esas caricias como un tipo de lenguaje que las une, que las edifica.

En la caricia que te ofrezco también está una parte de mí

Pareja bajo un paragüas

Las personas no acariciamos solo para ofrecer placer, para calmar, para atender y gratificar. Acariciamos para transmitir una parte de nosotros mismos y construir un vínculo.

Las caricias una vez dadas son lo que son, después la otra persona deberá juzgarla como algo auténtico o algo falso. Porque no olvidemos también que hay caricias que hacen daño, caricias piadosas o irónicas que pueden destruir el vínculo.

Una caricia dice mucho de nosotros,  de ahí que debamos ofrecerla con calma, con ternura, trasmitiendo esos mensajes cómplices que no necesitan de palabras.

Caricias como parte del apego saludable

En nuestro espacio te hablamos muy a menudo del concepto del apego. Y si bien es cierto que a menudo, y desde otras perspectivas se concibe el apego como “dependencia” o aferrarse demasiado a algo o alguien, desde el punto de vista humanista y afectivo, las personas necesitamos de un apego saludable para crear el vínculo.

Una caricia es el gesto mediante el cual, reconocemos, envolvemos e integramos en nuestro ser, a una o más personas. Son parte de nuestro corazón y necesitamos de ese contacto piel con piel para reafirmar emociones.

Una caricia es una palabra grabada en la piel que todos necesitamos recibir, porque no hay mejor pegamento para corazones rotos que un cargamento entero de caricias.

 

Fuente:  lamenteesmaravillosa.com

Conciencia Tranquila…

Consejos para tener la Conciencia Tranquila

Imagen 0

Tener la conciencia tranquila es un paso muy importante de salud ya que no hay nada como estar en paz con uno mismo para disfrutar de la vida en planos muy distintos, tanto del ámbito de la amistad como de la posibilidad de tener un descanso reparador cada noche. El ser humano es un ser que puede tener luchas y contradicciones internas, sin embargo, siempre es recomendable buscar el equilibrio.

¿Cómo tener la conciencia tranquila?

Consejos prácticos para estar en calma

1. En primer lugar, es muy importante que seas fiel a ti mismo y a tus verdaderos valores. Por tanto, nunca te des la espalda a ti mismo. Existen personas que viven pendientes de aquello que dicen los demás.

2. Tener la conciencia tranquila no significa ser perfecto sino tener la capacidad de pedir perdón ante un error. Por suerte, el ser humano es un ser que tiene la capacidad de reflexionar sobre sí mismo, por tanto, puede rectificar sus pasos y reparar sus errores.

3. Haz lo correcto tanto cuando estés en público como cuando estés en privado. Es decir, sé fiel a tu ética personal por tu propio bienestar.

4. Practicar el bien produce grandes beneficios: aumento de la autoestima, ilusión por la vida, ganas de compartir el presente en compañía…

5. Escucha tu corazón y sé fiel a tu voz interior. En ocasiones, podemos cometer el error de dejarnos llevar por el orgullo o la vanidad, sin embargo, la sabiduría del corazón es infinita.

6. Como persona adulta, tienes que ser responsable de tus decisiones. Sin embargo, también es un gesto de sabiduría que te dejes asesorar por los consejos de tus amigos y de tus seres queridos, por esas personas que te quieren bien y desean para ti lo mejor.

7. Piensa en positivo. El efecto del optimismo compensa de verdad.

Cada persona tiene su propia ética personal y es muy importante ser fiel a esa ética. Existen personas adictas al drama, sin embargo, es mejor que no te lleves las cosas al plano personal.

Fuente: Psicologiayautoayuda.com

Dependencia e inseguridad

La dependencia (apego) y la inseguridad, enemigos de la aceptación

-«Yo jamás podría vivir en otro lugar». «¿No volver a comer chocolate? ¡Imposible!». «Si me deja mi pareja, me muero, no puedo vivir sin ella»-. 

¿Te suena alguna de estas frases? Seguro que las has oído, pensado o sentido alguna vez. Todos lo hacemos, forma parte de nuestra naturaleza.

Como en la leyenda del alpinista que, cegado por una ventisca y a punto de caer, se agarraba cada vez más fuertemente a una soga para evitar el abismo. Nos aferramos a creencias, objetos, recuerdos y personas, pensando que será eso lo que nos salvará.

Nada más lejos de la realidad. Solo nosotros mismos tenemos la llave de nuestra liberación, a través de la autoestima, la meditación y el pensamiento positivo.

El apego es necesario. En comparación con otros animales, los seres humanos llegamos al mundo en un estado bastante inmaduro. Necesitamos de los demás, y eso es bueno. Cuidarnos nos ha dado una ventaja evolutiva importante, de hecho, estudios recientes demuestran que ese podría ser el secreto de nuestro éxito como especie.

Sin embargo, en la edad adulta, el apego y la dependencia no son más que la cara B del miedo y constituyen el mayor obstáculo entre tú y tu felicidad.

¿Amor verdadero o inseguridad disfrazada? Admítelo, las películas de Hollywood y las canciones románticas nos han hecho mucho daño. No solo en lo que al amor de pareja se refiere, sino también al afecto entre padres e hijos, hermanos o amigos.

No, no es maravilloso tirarse los platos a la cabeza y luego hacer las paces apasionadamente. Tampoco es gracioso que tu madre no acepte a ninguna de tus novias o que tu mejor amiga se ofenda si no la llamas para hacer un plan.

Si es tóxico, no es amor. El amor busca la felicidad del otro, el apego es egoísta.

A continuación, te damos algunas claves para detectarlo:

CelosUno de los grandes problemas es su enorme aceptación social. Es tentador sentirse halagado ante este tipo de manifestaciones. Pero no te confundas, los celos nunca son síntoma de amor, sino de inseguridad, manipulación y falta de autoestima. Son tremendamente tóxicos y es prioritario que los elimines de tu vida.

¿Qué tal si, en lugar de perpetuar la cultura de la posesión, educamos a nuestros hijos en tener confianza en el otro y en sí mismos?

Dominio

«¡Aquí se hace lo que yo diga!» El dominio puede tomar formas muy evidentes, como en esta frase, o puede ser algo mucho más peligroso y sutil. Algunas consecuencias son la destrucción de la autoestima del otro o su aislamiento paulatino, por ejemplo.

¿Has dejado de ver a tus amigas desde que estás en pareja? ¿Tienes que consultar con alguien todas las decisiones que tomas, por pequeñas que sean, para evitar conflictos?

Culpabilización del otro

No eres responsable de las emociones de tu pareja, de tu madre o de tu amiga. Ni ellos de las tuyas. Culpabilizar, consciente o inconscientemente, a los demás de tus estados de ánimo es un síntoma de inmadurez.

Hay una diferencia, sutil pero clara, entre apoyar a alguien y ser responsable de su bienestar. No te engañes, todo lo que hagas por los demás debe salir de tu corazón y no de las expectativas del otro.

Todo es un drama

¿Has dejado de expresarte con libertad y mides tus palabras para que no te la líen? ¿Cada pequeña discusión se convierte en un drama? ¿Las comidas familiares acaban como el rosario de la aurora?

Aunque resulte divertido en las películas, la mala gestión de las emociones en la vida real es fuente de sufrimiento y enfermedad. Debemos ser conscientes de ello, trabajar en este sentido y poner límites de forma asertiva. Ser dueños de nuestras emociones, y no al revés.

Meditación para la autoestima y el desapego

Al contrario de lo que parece, el apego nos debilita. Nos mantiene continuamente preocupados y es una fuente de sufrimiento. Nos hace creer, falsamente, que nuestra felicidad está fuera de nosotros mismos, lejos de nuestro control.

La buena noticia es que eso no es cierto. Todo lo contrario. Alcanzar una existencia más plena es posible y está en tu mano. El crecimiento personal y el avance espiritual solo se pueden dar a través del desapego.

Aprender a soltar es la clave para atraer el amor con mayúsculas.

Cultivar el desapego requiere que vivamos en el presente, en el aquí y ahora, y que dejemos fluir. El primer paso, como en todo proceso profundo, es tomar conciencia. Soltar no es sencillo, lo fácil es aferrarse bien fuerte. Nuestras creencias limitadoras se interpondrán en nuestro camino. Es un viaje que requiere de coraje y confianza. Sin embargo, como nada en esta vida es eterno, cuanto antes lo emprendamos, mejor.

La meditación te mantiene anclado en el presente y te conduce a liberar la conciencia. La clave de la práctica es no agarrarse, ni a los pensamientos, ni a las sensaciones corporales ni a los estímulos externos. Puedes comenzar por la meditación guiada, específica para trabajar el desapego, e ir avanzando en el proceso. Lo normal es que, al iniciarnos en la práctica, nuestra propia mente fabrique juicios, dudas y autocríticas que debemos dejar pasar.

Tus estados mentales son solo eso, estados mentales. Tus creencias no son tú. Liberarte de ellas es entrar en armonía con tu esencia y será beneficioso para ti, y para todos los que te rodean.

¡Pero tampoco te aferres a la meditación! Si meditamos para obtener algo, estamos volviendo a caer en la trampa de las expectativas. La propia actitud meditativa es aprender a soltar y eso irá ocurriendo poco a poco.

El proceso de cambio es continuo, el crecimiento nunca termina y el final del camino es desprenderse del ego, que es el verdadero responsable de nuestros apegos.

Solo cuando tengamos la confianza de soltar la cuerda, igual que el alpinista cegado por la ventisca, nos daremos cuenta de que la salvación estaba a solo un metro de nuestros pies.

Fuente: Crearsalud.org

¿Te es infiel?

Señales de que tu pareja es infiel ¿Cómo saber si tu pareja te es infiel? y ¿Cómo actuar si crees que tu pareja te engaña?
Ella puede estar pensando en engañarte. Él puede soñar con relaciones con otras señoritas y añorar que se vuelvan realidad. Conoce los siete signos que preanuncian la infidelidad

¿Cómo Saber si Tu Pareja te Está Siendo Infiel?
¿Cómo Saber si Tu Pareja te Está Siendo Infiel?

¿Crees que la infidelidad es algo que nunca le ocurrirá a tu matrimonio o a tu feliz relación de pareja?
¿Te sientes inmune a esta terrible patología que afecta a tantos? Piénsalo otra vez. ¿Por qué habrías de ser inmune?
Las estadísticas afirman que el 15% de las esposas y el 25% de los maridos han tenido sexo fuera de sus matrimonios. Cuando incluimos los asuntos emocionales o las intimaciones que no llegan al actos sexual, estos números ascienden en un 30%.
Sin embargo, la infidelidad no es inevitable, sin importar lo que cientos de novelas te hayan metido en la cabeza. Es decir, la mayoría de nosotros, simplemente, no salimos a la calle un día cualquiera y engañamos a nuestras parejas porque sí.

Los 7 signos que advierten si Es Infiel

Existen signos, como las luces de advertencia del tablero de tu auto, que preanuncian el engaño. Y la buena noticia es que, conociendo estos signos comunes y actuando en forma acertada, se puede salvar una relación de la infidelidad.

Alerta 1: un pedido de ayuda…

La advertencia más común es cuando uno de los miembros de la pareja dice que hay algo que no está bien y la otra parte no le cree –o decide no hacerlo-. Él o ella, simplemente, podrían postular “este matrimonio no está funcionando”, o “no estoy feliz”.

Solución:

Que una de las partes diga algo así debe ser como recibir un mazazo en la cabeza para la otra. Si tu pareja intenta llamar la atención, acusa recibo de lo que está ocurriendo. En primer lugar, abre el diálogo, y si no puedes llegar a buen puerto, considera la terapia de pareja.

Alerta 2: cambio repentino

¿Tu marido habla de inyectarse botox para eliminar esas arrugas en el entrecejo? ¿Tu mujer, recientemente, empezó a teñirse el pelo y se compró unos jeans de tiro bajo que casi dejan todo al alcance de los ojos? Si lo ha hecho es posible que esté en busca de algo.

Solución:

Si no puedes vencerlos, úneteles. Si uno de los miembros de la pareja está atravesando por una etapa de cambios, el otro integrante debe cambiar también. Es posible, después de todo, que no haya terceros involucrados. Imita a tu pareja y agrega algo nuevo e inesperado a tu vida.

Alerta 3: criticas poco constructivas

Si tu media naranja te dice: “Necesitas ir al psicólogo”, “Necesitas encontrar ayuda”, “Consíguete un trabajo”, “¿Has pensado en perder peso?”, o “¿Por qué no vas al gimnasio?”, y se muestra constantemente crítico, todo es parte de un mismo tema, -de que algo anda mal contigo-.
Inconscientemente, estas personas expresan los descontentos y frustraciones que involucran a su pareja –y, muchas veces, otras que nada tienen que ver-. De este modo, las peleas se vuelven una constante en el ámbito de la relación. Generalmente, cuando la parte atacada se defiende, es acusada de discutidor o discutidora por quien ha iniciado el pleito.

Solución:

Escuchar y aprender. Si un hombre dice: “Yo he madurado y tú no”, está siendo crítico y, de alguna forma, insultante. Sin embargo, él está abriendo una puerta para hablar de sentimientos; y siempre es bueno hablar de sentimientos. Aliéntalo a hablar más y él sentirá que lo entiendes. Emplea un abordaje cuidadoso e intuitivo. Si un hombre dice a su mujer “esas dos mujeres son atractivas”, la reacción natural de ésta será: “no quiero escuchar esto”. Sin embargo, aliéntalo de modo que sienta que puede hablar contigo de cualquier cosa. Incluso, las palabras pueden hacer que sus deseos no se transformen en acciones.

Alerta 4: culpa

Cualquier mujer podría pensar que alguien que hace regalos –costosos o no- o tiene atenciones constantes para su mujer no la está engañando. Mentira. La culpa del infractor, en esta caso, hace que se compense a la persona damnificada con regalos materiales. Puede ser un collar de diamantes, un suéter de cachemira, o un auto nuevo.

Solución: hablar presurosamente

No pongas la otra mejilla. Podría ser tan terrible de ser verdad, que resulta difícil el hecho de aceptar una potencial infidelidad. Sin embargo, encarar el asunto en forma temprana, incluso cuando no exista evidencia concreta, puede ayudarte a salvar tu matrimonio. No está mal hablar apresuradamente, porque si tú piensas que algo anda mal, posiblemente así sea. Confía en tus instintos. Es mucho más probable que salves tu matrimonio si efectúas los comentarios críticos que crees pertinente para detener los potenciales problemas que pueden subyacer.

Alerta 5: rechazo en la fiesta de la empresa

Si notas un clima extrañamente frío en la fiesta de la empresa de tu marido o tu mujer, y sientes que todos te miran raro, estás ante un signo de problemas.
Sus colegas están al tanto de su affaire y se imaginan que estás a punto de ser desechada, ¿así que por qué preocuparse por ser cordiales contigo?
Por otra parte, es posible que tu pareja haya estado haciendo comentarios desafortunados sobre ti y los demás piensen que no eres una buena persona.

Solución:

No elucubres extrañas e increíbles excusas. Sal al encuentro de las personas y abre las vías de comunicación ni bien notes algo inusual.
Cuando tu doctor prescribe una medicación para el dolor, seguramente te dirá que la tomes antes de que el dolor se torne insoportable, de modo que su efectividad será mayor. Lo mismo puede aplicarse para los problemas maritales.

Alerta 6: secretos…

Si sientes que tu pareja tiene secretos o que está ocultando algo, estás ante una bandera roja.
Tal vez, él o ella reciben llamadas telefónicas secretas en el porche en lugar de usar el teléfono del dormitorio, o, en una de esas, él se ausenta aquellas noches que antes solía pasar mirando televisión en la cama.
Si ves que tu pareja ya no está tanto como antes, y desaparece por las noches, algo puede andar mal.

Solución: confrontación

Obviamente debes confrontar a esta persona y decirle “¿Qué está sucediendo aquí?”.
Una vez que la persona en falta es puesta en aviso, deberá tomar conciencia de su error –aunque tal vez no haya hecho nada- y este puede ser el primer paso para reconstruir la confianza en la relación.
Si bien no es lo más recomendable, chequear el identificador de llamadas y los celulares puede ser una buena alternativa para comprobar si hay fuego detrás de todo ese humo.

Alerta 7: la historia se repite

A veces, las personas con episodios previos de infidelidad, pueden tener una tendencia a repetirlos.
Desde luego, existen excepciones y no hay que negar que son muchos los que consiguen cambiar los patrones de conducta de sus vidas; pero si vamos a hablar de señales de alerta, la historia es definitivamente una.

Solución: establecer límites

Posiblemente, dependa de la persona establecer los límites para situaciones como estas.
Cierto es que no hay límite que pueda evitar que tu esposa tenga un affaire, pero sí puedes llegar a un acuerdo en cuanto a lo que será tu relación con otros individuos.
Por ejemplo, discutir de antemano qué cosas están permitidas con personas fuera del matrimonio es una forma de ponerte a resguardo de la infidelidad.
——————————————–
Por otra parte, al establecer cierto patrón conductual normal, cualquier actitud que se salga de éste servirá como alarma.
Sin embargo, es importante que recuerdes que nada es a prueba de fallas. A veces, la infidelidad no tiene razón evidente, y se da incluso en algunas relaciones de gran felicidad –aparente-.
También es importante, antes de terminar, destacar que una aventura extramatrimonial no significa que todo ha terminado. Un affaire puede ser el disparador de un cambio y finalmente llegar a superar una infidelidad.
Muchas aventuras se motivan en la búsqueda de compañía, y el sexo queda en un segundo plano. Entonces, en los casos en que el amor está intacto, la reconstrucción de la relación es posible a través del cambio.

Fuente: psicologiayautoayuda.com

Mis queridos «HATERS»

QUÉ HACER CUANDO LA GENTE TE ODIA

Seguro que en algún momento de tu vida te has sentido odiada y te hubiese gustado saber qué hacer cuando la gente te odia.

No es fácil, no te voy a engañar, pero lo que sí puedo asegurarte que hay un momento en el que hasta le coges el gustillo.

En el mundo online, a estos personajes que parece que te odian se les llama «haters». Te sonaba la palabreja?

Al hecho de tener «haters» también se le puede coger el gustillo, te lo aseguro.

Que cómo se le puede coger el gustillo a que la gente te odie??

Sencillo: comprendiendo el por qué de ese odio, entre otras cosas que te cuento enseguida.

Aunque primero me gustaría contarte por qué he decidido hablar de esto ahora…Y es porque llevo unas semanitas recibiendo comentarios bastante hirientes de gente que no conozco de nada, y eso me ha hecho reflexionar y aportarte algunas claves para cuando tú te encuentres con gente de estas características.

QUÉ ES UN «HATER» Y QUÉ HACER CUANDO LA GENTE TE ODIA SIN MOTIVO

Como te contaba en la introducción, un hater es: «una persona que muestra sistemáticamente actitudes negativas u hostiles ante cualquier asunto».

Normalmente, ni siquiera saben de lo que hablan y simplemente reparten «cacota» por placer.

Y oye, si estas personas pueden repartir «cacota» y sentir placer, tú también puedes sentir placer negándote a comerte esa «cacota».

TODO LO QUE PUEDES HACER (Y NO HACER) PARA NO COMERTE SU MIERDA

No sé a ti, pero a mí me cuesta mucho trabajo entender cómo alguien puede disfrutar intentando fastidiar a otras personas.

Cuando además, en muchos casos, son personas que ni siquiera te conocen.

Pero sí, estas cosas pasan, estas personas existen y es algo con lo que tienes que lidiar.

Saber qué hacer cuando la gente te odia puede convertirse en un auténtico don que te deja libre de culpa, bien tranquilita y te forja una personalidad estable y pacífica. 

Lo de devolverle la mierda para que se la coman ellas no me parece una solución, sino una perpetuación de la misma falta de ética.

Claro que, quién decide qué es la ética aquí?

Pues tú…Tú decides cuál es tu ética en función de lo que quieres recoger en la vida.

Está claro que estas personas van a recoger mierda por un tubo. Pero tú también quieres eso para ti???

Seguro que no, así que escucha atenta…

Cuando la gente te odie y no quieras seguir abonando ese sentimiento, puedes hacer lo siguiente:

1.RESPIRA Y PROCESA.

Maldita la gracia que te hace que alguien te critique, verdad?

Te sube un calorcillo por todo el cuerpo que parece que solo se va a calmar si te lías a puñetazos.

Está bien, está bien, deja que el calorcillo suba y pégale a la almohada si quieres. Cuando pase ese calorcillo, procesa la información de la siguiente manera:

  • Observa tu mente, estará repitiendo esas palabras feas que te han dicho una y otra vez.
  • Corta ese flujo de pensamientos y sustitúyelos por pensamientos o imágenes que te den paz (si te da paz imaginarte que le atizas a esa persona, cambia los pensamientos de nuevo). Eso sí, no pases a este punto sin haber dejado pasar el calorcillo antes. No se trata de cortar la emoción sino de dejarla pasar cuando llega, sin necesidad de perpetuarla después con los pensamientos automáticos.

 

2. RESPONDE SI CREES QUE PUEDES APORTAR ALGO POSITIVO.

Al primer comentario de mi primera hater respondí con diplomacia. A los últimos comentarios no les he dado ni la más mínima importancia y simplemente no los he publicado y listo.

Responder para generar más mal rollo o más tensión, no tiene sentido. Si eres capaz de responder con asertividad, te quedarás muy a gusto y le darás una lección a esas personas odiosas.

Advertencia: Abstenerse de responder inmediatamente si quieres evitar el holocausto nuclear (recuerda el primer paso y respira antes).

 

3. SI MANIFESTARTE NO VA A AYUDAR PERO NECESITAS EXPRESARTE, PONTE FRENTE AL ESPEJO Y SUELTA EL FUEGO QUE LLEVAS DENTRO.

Para tu cerebro:

  • lo mismo da si le cantas las 40 a esa persona
  • o si hablas sola frente al espejo.

Así que si necesitas expresarte sin generar más conflicto, ponte frente al espejo y dí todo lo que le dirías a esa persona que te está fastidiando.

Yo lo hago montones de veces y ayuda bastante, confirmado!

 

4. NO ACEPTES SUS REGALOS.

Cuando alguien te ofrece insultos, malas palabras, críticas destructivas, o agresiones verbales de cualquier tipo, son suyos. No los cojas.

Recuerda lo que te digo siempre del Minimalismo: quédate solo con lo esencial, con aquello que necesitas para realizarte como persona. Lo que sobra no tiene cabida en tu vida. Y está claro que las críticas feas y destructivas te están sobrando.

Qué haces cuando alguien te ofrece una bebida o una comida que no te gusta? La rechazas con educación, verdad?

Pues lo mismo: «Esto que me dices no lo quiero, así que te lo quedas para ti».

Normalmente, por no decir siempre, lo que decimos de los demás dice más de nosotras que de los demás.

Del mismo modo, lo que otras personas digan de ti, dice mucho más de otras personas que de ti.

Las críticas de otras personas, aunque en apariencia vayan contra ti, solo forman parte del odio que sienten por ellas mismas. Una persona que se ama y se respeta, ama y respeta al resto de personas y, por supuesto, no las critica de mala manera.

 

5. ALÉGRATE Y AGRADECE LA OPORTUNIDAD.

Ya sé que alegrarse cuando la gente te odia suena ridículo, cuanto menos.

Pero eso es porque no te has dado cuenta de la enorme oportunidad de crecimiento que te da la gente que te critica.

  • Con cada crítica, puedes hacerte más fuerte y asertiva.
  • Con cada crítica puedes practicar la diplomacia.
  • Con cada crítica, puedes aprender mucho de la gestión de las emociones.
  • Con cada crítica, tienes una oportunidad para conocerte y entender qué ocurre cuando tú misma te criticas.

Así que, visto de esta manera, es para alegrarse y agradecerlo. Está lleno de valiosos aprendizajes!

Y esto te lo dice una persona que era muy susceptible a las críticas y que ahora disfruta con ellas.

 

CONCLUSIONES

Es obvio que todo el mundo es susceptible de ser criticado.

En este caso, a las mujeres que tiene la autoestima un poco tocadilla y buscan la perfección a toda costa, les afecta muchísimo ser criticadas. 

Esto es justo lo que me pasaba a mí.

Cuando alguien me criticaba, me queda rumiando la crítica durante horas, incluso días, hasta que llegaba otro suceso más interesante a ocupar mis pensamientos. Probablemente otra crítica.

De esta manera, tu cerebro se alimenta solamente con la basura que otras personas han vertido sobre ti. Y esto no tiene ningún sentido.

Ten claro que vas a ser criticada ahora y siempre, pero si te haces consciente de todo lo que te cuento e intentas aprender de la situación, será lo mismo escuchar un piropo que una crítica. Ninguna de las dos cosas tienen que ver contigo sino con la persona que las manifiesta.

Ahora ya sabes qué hacer cuando la gente te odia:

Quítales el poder que tiene sobre ti y hazte con el mando de la situación.

No podrás evitar que te critiquen, pero sí podrás evitar que te afecte.

 

Fuente: revolucionat.com

Claves de una relación de pareja saludable

A veces parece que las relaciones de pareja dan mucho trabajo y se vuelven horriblemente complicadas. Pero si nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que tener una relación de pareja saludable es muy sencillo siempre y cuando los dos miembros de la pareja sean capaces de dejar de lado sus propias inseguridades y malas experiencias del pasado.

En las relaciones de pareja es donde más se manifiestan las carencias afectivas y lascreencias irracionales que cada una de las personas ha ido adquiriendo a lo largo de su historia vital. Se replican patrones inadecuados aprendidos en la infancia y se actúa muchas veces a través de una forma sesgada de ver el mundo.

Una cultura que no promueve las relaciones amorosas sanas
Desde mi punto de vista, la sociedad en la que vivimos no favorece precisamente las relaciones de pareja saludables. Las canciones, las películas de Disney, las series de televisión y las novelas románticas nos muestran una concepción del amor que no es real y favorecen una serie de creencias acerca de las relaciones de parejas que no ayudan a que estas se mantengan en el tiempo de una manera satisfactoria.

En este artículo quiero hablar de las claves para tener una relación de pareja saludable, de las claves para que dos personas, cada una con su personalidad, con sus experiencias y con su forma de ver la vida puedan aportarse algo la una a la otra durante un tiempo prolongado (en ocasiones, toda la vida)

Si tuviera que decir un solo indicador de si una relación debe continuar sería el siguiente: ¿Tu relación de pareja te suma o te resta? ¿Te ayuda a ser mejor y a desarrollarte como persona? ¿O por el contrario te limita y es una fuente más de malestar que de emociones positivas?

¿Cuáles son las 7 claves para mantener una relación de pareja saludable?


1. Ama siempre desde la libertad
Amar desde la libertad, significa tener claro que el otro no te pertenece, que el otro es una persona que libremente decide mantener una relación contigo y que por lo tanto en cualquier momento es libre de marcharse. Amar desde la libertad significa aceptar que el otro tiene derecho a tomar las decisiones que quiera, y a elegir que quiere a hacer con su vida.Significa que cada uno debe tener su espacio privado, su intimidad. Amar desde la libertad significa que queremos compartir nuestra vida con el otro, pero que no lo necesitamos. Significa aceptar que somos dos personas diferentes y no un pack dos en uno, significa dejar nuestras inseguridades a un lado y conseguir que el otro esté con nosotros porque quiere y no mediante manipulaciones que impiden que encuentre a otra persona mejor. Significa que nuestra pareja conozca a miles de personas pero aún así, nos prefiera a nosotros.

2. Aprende a comunicarte
Una buena comunicación es uno de los pilares básicos de la pareja, ya que el diálogo es lo que permite crear un proyecto de vida en común, en donde es muy importante negociar, ceder y llegar a acuerdos.

Una comunicación adecuada puede hacer que las discusiones se conviertan en algo constructivo y que unan cada vez más a la pareja, en vez de separarla y crear rencores. Además reservar un espacio diario para conversar con nuestra pareja acerca de cualquier cosa es una excelente costumbre que favorecerá afianzar y mantener una relación satisfactoria.

El terreno en el que más problemas da una comunicación inadecuada es el de lasdiscusiones. Se puede aprender a discutir de una manera constructiva, en la que aportemos nuestro punto de vista con respeto y expliquemos como nos estamos sintiendo, sin necesidad de entrar en un círculo vicioso de reproches y acusacionesen el que lo más probable es que acabemos discutiendo acerca de algo que ocurrió hace años, dejando del lado el tema que hizo que comenzara la discusión.

Te dejo algunas pautas para aprender a discutir de manera constructiva:

Discute solo un tema por cada vez.
Habla de cómo te sientes tú, no acuses al otro.
Evita las generalizaciones (siempre, nunca, todo, nada) y habla de un hecho concreto.
Utiliza un tono amable y evita discutir un tema cuando tu nivel de enfado sea muy elevado.
Pide lo que quieras, concreta el cambio (Por ej: Me gustaría que la próxima vez que fuéramos a casa de mi madre antes de comer y no a media tarde).
No entres en reproches de la otra persona e ignora si te ataca o cambia de tema. (Por ej: Ese tema lo podemos hablar si quieres en otro momento, ahora estoy tratando de decirte que…).
Termina la crítica con algo bueno (Por ej: Te agradezco que me hayas escuchado y espero que este tema se solucione ya que me encanta estar bien contigo).
Practica la comunicación asertiva.

Sé que hacer esto es realmente complicado, y que en ocasiones lo que te apetece es gritar a tu pareja y tirar objetos por toda la casa, pero te aseguro que si respiras hondo, esperas que baje tu nivel de activación para hablar y utilizas estas pautas obtendrás resultados mucho mejores.

3. Aprende a pensar en verde
Cada persona ha tenido unas experiencias diferentes y una historia de aprendizaje previa diferente por lo cual tiene una personalidad diferente y ve el mundo de una manera distinta a la tuya.

Si te pones unas gafas azules y te pregunto de qué color ves el mundo me responderás que azul ¿Verdad? Y seguramente por más que me empeñe en demostrarte que es amarillo, y que no lo estás viendo de la manera correcta será imposible que me des la razón ya que realmente tu mundo es azul.

Nuestra historia de aprendizaje hace que veamos el mundo de un color o de otro, y para nosotros simplemente el mundo será de ese color porque lo vemos así. El problema es cuando para uno de los miembros de la pareja el mundo es azul y para el otro es amarillo, este es el momento de pensar en verde.

No siempre tienes que estar de acuerdo en lo que tu pareja piensa, creo que nos obcecamos demasiado en llevar razón, cuando el objetivo final es solucionar el conflicto.

Cuando detectes que ambos tenéis puntos de vista completamente diferentes, en vez de seguir discutiendo por llevar razón y salirte con la suya, plantea soluciones intermedias en las que se incluyan ambos puntos de vistas. Ni azul, ni amarillo,¡Verde!

4. Comparte tiempo de calidad con tu pareja
Compartir tiempo de calidad con tu pareja es un elemento clave para que la relación no acabe sumida en la rutina. Entiendo que en ocasiones llegamos a tener una vida muy ajetreada y prácticamente la vivimos en piloto automático sin darnos cuenta lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, pero reservar algo de tiempo para compartirlo con tu pareja debe estar entre tus prioridades si tu objetivo es mantener una relación de pareja saludable.

Salir algún día a cenar, una escapada de fin de semana, vuestra peli favorita con palomitas, etc…

5. Nunca dejes de cuidar la relación
Al principio de las relaciones solemos mostrar nuestra mejor parte al otro, somos detallistas, le decimos cumplidos, etc… Sin embargo con el paso del tiempo estos gestos suelen ir disminuyendo hasta que en ocasiones desaparecen. Las relaciones son como las plantas, si no las riegas, mueren. Así que si quieres mantener tu relación fresca y colorida nunca dejes de regarla.

Algo tan simple como decirle al otro lo guapo que está hoy, regalarle flores, invitarle a cenar, llevarle al sitio donde os conocisteis, etc… puede mantener la relación durante mucho tiempo en un estado excelente.

6. Cuando quieras que el otro cambie, cambia tú
Creo que nos pasamos demasiado intentando cambiar a las personas, la mayoría de las veces sin obtener resultado alguno. Las personas solo cambian cuando quieren cambiar, o cuando cambia su entorno.

Por lo tanto, si lo que queremos es que nuestra pareja cambie lo mejor que podemos hacer es cambiar nosotros.

Si queremos que deje de salir tanto con sus amigos seguramente funcione mejor agradecerle los días que se quede contigo toda la tarde que reprocharle cada vez que salga, si queremos que sea más cariñoso ¿Qué tal si empezamos a mostrar nosotros más gesto de cariño?

7. Respeto y confianza
Sin respecto y confianza no existe la posibilidad de una pareja saludable. Amar es respetar y confiar, y sin respeto y confianza simplemente no hay amor.

Relaciones basadas en celos y faltas de respeto están destinadas el fracaso. Por no hablar de los casos de infidelidad en el matrimonio.

Concluyendo
En resumen, aunque podríamos añadir algunos puntos más, desde mi punto de vista estos son los siete puntos clave para que una relación de pareja pueda funcionar a largo plazo y ser satisfactoria para ambos miembros de la pareja.

Fuente: salud.facilisimo.com

La carta a los Reyes

6 consejos pedagógicos para escribir la carta a los Reyes Magos

Carta a los Reyes Magos

El proceso de escribir la carta a los Reyes Magos es una actividad muy emotiva y uno de los momentos más especiales que los padres comparten con sus hijos, pero además, puede suponer una gran oportunidad para educar en valores a los más pequeños de la casa. Para ello el escrito con destino a Oriente tiene que ir mucho más allá de una enumeración de deseos con forma de regalo con el que se guíe la compra en la tienda de juguetes.

Os animamos a que aprovechéis la ocasión y os contamos las posibilidades de escribir la carta a los reyes Magos como una forma de fomentar valores como la generosidad, la empatía, el respeto o el consumo responsable.

  • Proceso compartido: Para poder aprovechar esta actividad como oportunidad educativa tenemos que convertir el momento de redactar la carta a los Reyes Magos en un proceso mediante el que fomentemos que el niño tenga que pensar sobre sus deseos, (que le gustaría tener, hacer, descubrir, regalar, aprender, experimentar…). Así pues, con antelación, nuestro hijo podrá reflexionar sobre aquellas cosas que le gustarían más y tendrá más momentos en los que pueda pensar y ordenar sus deseos.
    A la hora de elaborar la carta es importante que le acompañemos ya que es un momento muy especial y así poder intervenir prestando los consejos que se consideren pero sin olvidar que se trata de proponer caminos para que el niño pueda llegar a donde quieres sin dictarle qué tienen que hacer.

 

  • Reflexionar sobre las cosas que pueden mejorar y sobre las buenas: Escribir la carta a los Reyes Magos también puede ser útil para realizar un repaso al desarrollo del año para el niño. Puede ser un momento en el que el niño reflexione sobre aquellas conductas o experiencias que le han sido positivas y compartirlas, de la misma forma que puede reconocer aquellos momentos en los que no ha conseguido dar lo mejor de sí mismo. Con esto estaremos proyectando las conductas deseables y el niño tendrá ocasión de reconocer los errores cometidos a lo largo del año y también hacer propósitos de mejora.

 

  • Enseñar a ser solidarios: este momento también puede servir para enseñar a nuestros hijos a ser solidarios y a compartir. Será suficiente sugerir la inclusión en la lista regalos para familiares, amigos, conocidos, o incluso para los niños que no tengan regalos, (podemos explicar que los Reyes Magos no llegan a todos los sitios y podemos pedir presentes para repartirlos donde ellos no llegan)

 

  • Aprender a ser moderados: Consiste en hacer reflexionar a los niños sobre la cantidad de regalos que van a pedir y el uso que les van a dar para animarles a no a pedir cosas sin sentido. Así pues, los niños tendrán que pensar qué regalos prefieren y por tanto realizarán una decisión según sus preferencias y necesidades.

 

  • Pedir deseos: Proponer que uno de los regalos sea un deseo que no responda a un objeto material es una buena forma de introducir los valores positivos en nuestros hijos. Algunos de estos deseos pueden ser la recuperación de algún conocido que esté enfermo, que se acabe algún conflicto conocido, que mejoren las condiciones de alguna persona cercana o sobre algún colectivo del que se conozcan las dificultades por las que atraviesan, etc.

 

  • Enseñar a ser agradecidos: Una vez recibidos los deseos que se han plasmado en la carta puede ser un buen momento para agradecer a los Reyes Magos que les hayan traído los regalos que habían pedido, o al menos parte de ellos.

Del mismo modo que se han puesto en contacto con los Reyes Magos, podemos proponer que lo hagan de nuevo para agradecer lo que han hecho y así tendrán la oportunidad de apreciar el esfuerzo que ellos han realizado trayendo los regalos desde tan lejos.

Esperamos que os puedan servir estos consejos y podáis disfrutar con vuestros hijos de la elaboración de la carta a los Reyes Magos así como de la magia de estos días compartiendo vuestro tiempo con los seres más queridos.

 

Fuente: Omar Ferri, es psicopedagogo y terapeuta en Red Cenit

A %d blogueros les gusta esto: