Archivo de la etiqueta: Alimentación

Beneficios de la maracuyá 2

La maracuyá (también conocida como parcha, chinola o “la fruta de la pasión“) crece en zonas tropicales de América del sur. Aunque su cultivo es característico de lugares cálidos, su consumo se extiende por todo el planeta.
¿Sabes que es buena contra el estreñimiento? ¿Y que también puede ayudarte a fortalecer los huesos y a mantener tu peso a raya? A continuación te sorprenderé con 16 beneficios de la maracuyá.
1. Por su alto contenido en vitamina B9 (también conocido como ácido fólico), es beneficiosa para el crecimiento.
2. Contiene flavonoides que te ayudan a combatir enfermedades respiratorias como el asma, así como la tos tan característica de esta afección.
3. Tomar una infusión de maracuyá te ayuda a estar más relajado/a y a dormir mejor. Además, también puede usarse como tranquilizante para combatir dolores de cabeza o musculares.
4. Es una buena fuente de hierro para prevenir problemas como la anemia, es decir, la falta de hemoglobina en sangre.

5. 
Gran parte del contenido de la maracuyá es agua, lo cual evita que te deshidrates.
Maracuya fruta6. Al poseer vitamina A, contribuye al cuidado de tu piel. Con ella la conservarás sana y radiante.
7. Al ser rica en carbohidratos y azúcares, la maracuyá es idónea para deportistas, mujeres embarazadas, niños y señores mayores, por las propiedades nutricionales que contiene esta fruta.
8. La maracuyá no sólo es ideal para tener una buena salud, también ayuda a mantener tu peso.
9. Debido a su contenido en potasio, la maracuyá es el aliado perfecto para eliminar las toxinas del organismo.
10. Contiene fibra, beneficiosa para combatir el estreñimiento como ya te adelantaba al inicio de este artículo.
11. La maracuyá es una fruta baja en grasas, y posee propiedades digestivas que ayudan a tu estómago a asimilar mejor los alimentos.
12. Es ideal para prevenir constipados y cicatrizar heridas por su contenido en vitamina C.
13. Hace tus huesos más fuertes, pues la maracuyá posee calcio y fósforo, fundamentales para su correcto crecimiento.
14. Retrasa el envejecimiento gracias a las vitaminas A,B,E y el selenio, oligoelemento esencial para producir proteínas y evitar el deterioro celular.
15. La maracuyá ayuda a que el cerebro se conserve y funcione perfectamente, pues el fósforo y la vitamina B hacen que nunca falle.
16. Es un alimento muy recomendado para prevenir afecciones cardíacas, debido a su alto contenido en vitamina A y C.
17. Por si fuera poco, también es buena para tu vista.
18. Es un alimento “anticáncer”.
19. Reduce el riesgo de sufrir cualquier enfermedad degenerativa.
20. También disminuye el colesterol.
Por último, insisto en que la maracuyá es una fruta recomendada, sobre todo, para mujeres embarazadas y deportistas.
Fuente: eslasalud.com

Beneficios de la maracuyá

Imagen 0

Hoy es el turno de la maracuyá, conocida también como chinola, parcha o «la fruta de la pasión».

1. Ayuda a regular el sueño, pues tiene dos componentes llamados harmol y harmano que regulan el funcionamiento de la melatonina al dormir.

2. Suaviza los dolores menstruales intensos.

3. Evita enfermedades del aparato respiratorio como los espasmos bronquiales y el asma.

4. Regula la presión arterial y previene los problemas cardiovasculares. Lo hace gracias a que posee un efecto vasodilatador. Otros alimentos que la regulan son el eneldo, la avena y la manzana.

5. Combate el cáncer por su poder antioxidante, que impide la aparición de los radicales libres.

6. Es un sedante natural ya que actúa sobre el sistema nervioso central y consigue regular los impulsos nerviosos.

7. Te ayuda a perder peso, ya que acelera el funcionamiento del metabolismo y colabora en la eliminación de grasas abdominales.

8. Normaliza el funcionamiento del tránsito intestinal, por ser una rica fuente de fibras.

9. Protege el sistema óseo y la vista con la importante cantidad de vitamina A y calcio que aporta.

10. Previene la anemia. También es una buena fuente de hierro y de vitamina C. Esto la convierte en una de las frutas ideales para personas que padecen de insuficiencia de este en la alimentación.

 

Fuente: salud.facilisimo.com

Verduras y sus propiedades

Calabaza

Orange 2827491 1280

Junto a la batata es una de mis hortalizas preferidas durante el otoño, pues su intenso sabor dulce y su gran versatilidad la vuelven ideal para incluir en variedad de platos.

Podemos incluirla en sopas y cremas, guisados y también, en tartas, hamburguesas veganas o platos dulces como un sabroso pastel o tortitas para el desayuno.

Acelgas y espinacas

Green Vegetables 1149790 1280

En todas sus variantes, las acelgas y espinacas son las hojas verdes del otoño, colmadas de fibra y agua que reducen el aporte calórico de las mismas a 20 Kcal por cada 100 gramos.

Ambas son ricas en calcio vegetal, carotenos, vitamina A, potasio, vitamina C, y también son buenas fuentes de vitaminas del complejo B entre las que destaca el ácido fólico, así como aportan hierro vegetal al organismo, por lo que resultan buenas hortalizas al momento de prevenir anemias nutricionales.

Con ellas podemos elaborar desde tartas, tortillas y empanadas hasta platos más originales como tortitas, hamburguesas vegetarianas, pasteles, pinchos o albóndigas.

Berenjena

Eggplant 1707629 1280

Aunque es una de las hortalizas menos aceptadas su sabor y consistencia ha conquistado paladares en mi casa, pues además va muy bien en variedad de preparaciones a las que suma su gran contenido acuoso y de potasio con muy pocas calorías: 25 por cada 100 gramos.

Con ella podemos elaborar tortilla para una cena saciante y ligera, ensaladas, entrantes, salsas o platos principales si la elaboramos rellena por ejemplo.

Coles

1366 20001

Es un gran grupo de alimentos entre los que se encuentra el repollo, las coles de Bruselas, la col lombarda, coliflor, brócoli y alimentos menos conocidos como la col kale o el bimi.

Aportan desde 20 hasta 30 Kcal por cada 100 gramos y son hortalizas con mayor proporción de proteínas que hidratos así como ricas en fibra, compuestos sulfurados con efecto antioxidante, vitmina C, potasio y calcio vegetal.

Podemos usar coles en variedad de preparaciones, desde ensaladas y salteados, hasta sopas, guisados, hamburguesas vegetarianas y muchos más.

Pimientos

Sweet Peppers 499068 1280

Aportan entre 15 y 20 Kcal por cada 100 gramos y no sólo son fuente de un intenso color y sabor sino que constituyen uno de los alimentos con más vitamina C, además de ofrecer potasio, carotenos, vitamina A, fibra y vitaminas del complejo B.

Podemos incluirlos en un salteado, ensaladas, frittatas o bien, consumirlos rellenos como plato único o principal de nuestra comida.

Zanahoria

Carrots 2387394 1280

La zanahoria es una de las hortalizas con más vitamina A y carotenos con función antioxidante, pero además, es fuente de potasio, calcio vegetal y vitaminas del complejo B varias.

Aporta alrededor de 42 Kcal por cada 100 gramos y con ella podemos elaborar tanto platos salados como dulces muy nutritivos. Por ejemplo: ensaladas, sopas o cremas, hamburguesas o medallones, y sanos postres como unos bombones de zanahoria, avena y almendras o un cake con zanahoria en su interior.

 

Fuente: vitonica.com

Dulces típicos de Semana Santa

La guía definitiva: qué se come, dónde y cómo se hace

Torrijas, monas de pascua, pestiños… Los amantes de la repostería estacional estamos de enhorabuena en Semana Santa, cuando se abre ante nuestros ojos un infinito abanico de exquisitos dulces. Pero la costumbre no nos habría hecho tanta gracia hace décadas, cuando se tiraba de dulce porque no se podía comer otra cosa.

El derecho canónico sigue siendo claro al respecto: en la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma. Esta penitencia, que en principio solo limitaba el consumo de carne, llega a su cénit el Viernes Santo y Miércoles de Ceniza, donde se debía ayunar durante todo el día. Pero, además, durante todo este tiempo solo podía hacer una ingesta diaria: la colación. Dado que no se podía comer carne, la única forma de aguantar todo un día sin caer desmayado era concentrar todas las calorías posibles en los platos permitidos: además de verduras y pescado, dulces.

EN DIRECTO AL PALADAR

Odio eterno a la torrija moderna o por qué un postre de pobres no puede ser para ricos

No es de extrañar dado este hecho que en nuestra muy católica España se hayan preparado decenas de dulces tradicionales. Hoy han perdido su utilidad religiosa, pero la mayoría se mantienen por suerte para las pastelerías y por desgracia para nuestra dieta. Y estos son los más destacados:

Torrija

El dulce por excelencia de la Semana Santa es hoy un añadido más a nuestros michelines, pero en tiempos era un bote salvavidas que libraba a los devotos campesinos de acabar muertos en el campo. Un postre humilde para cuya elaboración solo se necesita pan (que puedes hornear tu mismo), leche, huevo y azúcar y que cualquiera puede hacer en casa.

Hoy la afición por las torrijas es descomunal y la mitad de los restaurantes de España las tienen en su carta durante todo el año, en infinitas variaciones. Ahora bien, la reina de las recetas de torrijas será siempre la tradicional, de leche, que compartimos al completo a continuación:

Ingredientes

Para 20 unidades

  • Pan para torrijas rebanadas 20
  • Leche 1 l
  • Azúcar 100 g
  • Canela en rama 1
  • Aceite de oliva 1 l
  • Huevos 2
  • Azúcar para rebozar
  • Canela molida para rebozar

Cómo hacer torrijas de leche

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 3 h

En un cacito ponemos el litro de leche, el azúcar, la rama de canela y la piel del limón (sin nada de la parte blanca). Calentamos y cuando comience a hervir lo retiramos del fuego, tapamos y esperamos a que se enfríe antes de empapar las rebanadas de pan ya que si no se reblandecen demasiado. Dejamos el pan en remojo durante una hora o hasta que absorba toda la leche y no se vean restos. Batimos los huevos en un recipiente hondo, pasamos las rebanadas de pan por ambas caras y las freímos en abundante aceite de oliva bien caliente, volteando para que se doren por las dos caras. Las escurrimos bien y las ponemos en papel secante para quitar el exceso de aceite. Mezclamos 100 g de azúcar con dos cucharaditas de canela molida (opcional) y rebozamos las torrijas en la mezcla. Servimos con fruta fresca, espolvoreamos con nueces picadas o tal cual y sin florituras. Como más nos guste. Eso sí, mejor calientes y recién hechas que es su momento óptimo.

Otras recetas de torrijas:

Monas de pascua

La mona de Pascua es un postre con gran tradición en todo el Levante y, como su nombre indica, se toma al finalizar la cuaresma. Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua, después de misa. El Lunes de Pascua, además, es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar.

En la actualidad, las pastelerías hacen el agosto vendiendo monas, pero no hay que ser un maestro repostero para prepararla en casa. He aquí nuestras recetas favoritas:

Panquemado

Los ingredientes del panquemao y de la mona de Pascua son esencialmente los mismos, pero el bollo difiere en la forma. Y como en todas las recetas tradicionales, hay variaciones y toques distintos, como anís, azahar o la decoración con clara de huevo montada.

He aquí nuestra receta del panquemao en su versión tradicional valenciana.

Toña alicantina

Muy similar a las monas y al panquemado es la toña alicantina. Tiene en común el ser una masa de panadería enriquecida, estilo bollo suizo, muy tradicional en todo el litoral mediterráneo. La toña alicantina suele tomarse como desayuno o merienda a lo largo de todo el año, aunque adquieren más protagonismo en Semana Santa.

Hay versiones con patata en la masa, toñas mucho más grandes y otras decoradas con almendras; se puede aromatizar con naranja, limón o azahar, incluso hay quien las hace con mantequilla en lugar de aceite. En teoría, si las decorásemos con un huevo ya no serían toñas y pasarían a convertirse en monas de Pascua, pero en cualquier caso son toda una delicia que conquista a grandes y pequeños.

He aquí nuestra receta de la toña alicantina tradicional.

Buñuelos

En el empeño por sacar cuantas más calorías mejor para aguantar el ayuno, en todo España es tradicional tomar en Semana Santa lo que en tiempos se conocían como “frutas de sartén”, y los buñuelos son los reyes del cotarro.

Quizás los más tradicionales de esta época son los buñuelos de cuaresma que se diferencian de otros en que la masa se aromatiza con vino blanco, la ralladura de algún cítrico y anís en grano o matalahúga. No obstante, también se consumen los clásicos buñuelos de viento, y hay muchísimas variaciones como estos fantásticos buñuelos de calabaza.

Pestiños

Este dulce andaluz se consume tanto en Navidad como en Semana Santa. De nuevo estamos ante otra variedad de “harina frita”, en este caso con aceite de olvia y miel. Curiosamente, el pestiño está emparentado con la shebbakiyya marroquí que se consume en el ramadán dado su alto valor energético, lo que sugiere un posible origen común, quizá andalusí. Este a su vez podría remontarse a la Pascua judía, donde también son habituales las “frutas de sartén”. Como para presumir de raza…

La receta de pestiños no tiene misterio alguno. Solo tendrás que decidir si los quieres cubrir con miel o con azúcar.

Rubiols

Esta receta típica de Semana Santa de origen mallorquín, puede encontrarse en el resto de islas del archipiélago balear y durante todo el año. Consiste en una pieza fina de pasta de harina, mezclada con aceite, manteca y huevo, doblada en forma semicircular y rellena de requesón, mermelada u otros dulces.

Crespells

Seguimos en Mallorca, con estas pastas o galletas muy rústicas que se hacen con los recortes de la masa que se utiliza para hacer los rubiols. Generalmente son los niños los que se encargan de preparar estas pastas, por ser más fáciles de elaborar que los rubiols, de este modo todos participan de esta antigua tradición culinaria. He aquí la receta.

Bollos de Arcos de la Frontera

Otro bollo similar a las monas o el panquemao tradicional de esta localidad gaditana. Tienen forma de rosco pero la masa es de panadería, no demasiado dulce. Son muy aromáticos y la miga suave tiene mucho sabor. Una receta que nadie debería perderse.

Roscos o rosquillas fritas

Aunque las rosquillas son habituales en muchas zonas de España durante todo el año, es en Semana Santa cuando más se elaboran. Los roscos fritos, como ocurre con muchas otras recetas andaluzas, tienen su origen en la gastronomía árabe, de la que tanta reminiscencias hay en nuestras cocinas, y de ellos hay muchas variaciones, pues cada familia tiene su propia forma de prepararlos. Esta receta se conserva perfectamente durante algunos días, pues aunque los roscos se endurezcan ligeramente están igual de deliciosos. En Directo al Paladar tenemos varias recetas, parecidas, pero no iguales:

Roscos o rosquetes de Cádiz

Seguimos en Andalucía con estos roscos o roquetes, un bocado que soporta las modas y el paso del tiempo con elegancia. Se puede encontrar en muchas pastelerías del sur de nuestro país en estos días, pero son muy fáciles de preparar en casa.

Alpisteras de Sanlúcar

También de la provincia de Cádiz es este dulce muy típico de la localidad de Sanlúcar de Barrameda, donde también tienen su propia versión de las torrijas, remojadas en manzanilla. Se trata de un postre muy sencillo, que llama la atención por no llevar azúcar ni ningún endulzante en la masa; el toque dulce se añade con un baño de almíbar aplicado una vez horneadas.

He aquí la receta completa.

Flores fritas

Otra “fruta de sartén”, en este caso tradicionales sobre todo de Galicia y Extremadura (lo que nos hace pensar que en tiempos se tomaban en toda España). Hay que reconocer que esta receta no es de las fáciles, sobre todo si queremos que la forma salga perfecta. Pero con el molde adecuado y esta receta te saldrán seguro.

Leche Frita

Esta prima de la torrija es también muy popular en las mesas de Cuaresma. La receta de la leche frita es relativamente sencilla, aunque es laboriosa de modo similar a la preparación de unas croquetas ya que hay que hacer una masa, enfriarla y después rebozar sus porciones.

Borrachuelos malagueños

El dulce más típico de Málaga en Semana Santa se caracteriza por tener una masa muy similar a la del pestiño, pero mojada en vino, de ahí su nombre. Los borrachuelos malagueños clásicos están rellenos de cabello de ángel, pero a nosotros nos encantan los borrachuelos de batata y aprovechamos que todavía encontramos este tubérculo en el mercado para hacerlos.

Huesillos Extremeños

Como su nombre indica, este dulce es típico de Extremadura, donde se preparan desde Todos los Santos, pasando por Carnaval hasta Semana Santa. Recuerdan a las rosquillas por el tipo de masa con que se elaboran, así como por el proceso. Son un tipo de dulce frito muy tradicional en el que se usan ingredientes humildes, pero cuyo resultado es tremendamente adictivo.

Fuente: directoalpaladar.com

Propiedades del caqui

Propiedades del caqui

 

Exóticos, y deliciosos, por su aspecto nos recuerdan a los tomates. Entre las propiedades del caqui, destaca su riqueza en antioxidantes como el licopeno, la luteína o la vitamina C.

 

El caqui es el fruto del árbol del mismo nombre el término procede del vocablo japonés kaki que se traduce como ‘fruta divina’. La variedad de caqui ‘Diospyros kaki’ originaria de Asia es la más extendida. Se cultiva en distintas zonas del mundo como en España, fundamentalmente en la Comunidad Valenciana, en la comarca de la Ribera del Xúquer.

 

Propiedades de los caquis

 

Su textura carnosa parecida a la mermelada lo convierten en una golosina natural, que si bien aporta azúcar en forma de fructosa no contienen aditivos al no ser un alimento procesado. El caqui se debe comer maduro, ya que tiene un alto contenido en taninos y si se consume verde no tiene buen sabor y deja la boca seca y áspera (como cuando tomas ciertos tipos de vino, también ricos en taninos).

 

Fuente de vitaminas

Propiedades de los caquis

Entre las propiedades del caqui: aportan retinol

Los caquis aportan vitamina A y betacaroteno, que ejercen un papel importante en la salud visual y la producción de colágeno. Aportan 81 g de vitamina A, y 834 g de lutina y zeaxantina, dos antioxidantes potentes para la salud visual.

Aportan también vitamina C, un potente antioxidante que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Vitaminas del grupo B, como la tiamina, la riboflavina, la niacina o el ácido fólico. Entre los minerales destaca el aporte de calcio, fósforo y magnesio.

 

Son muy energéticos

Aportan 127 calorías por ración de 100gramos, lo que los convierte en un alimento saludable para el desayuno, o para recargar energías después del deporte.

 

Aportan fibra

Como sucede con frutas y verduras los caquis son una buena fuente de fibra, aportan casi el 20% de la CDR. La fibra ayuda al cuerpo a procesar los alimentos.Estimula el movimiento peristáltico para mover los alimentos por el tracto digestivo. Alivia los síntomas del estreñimiento, los caquis tiene un alto contenido en potasio 161 mg, este mineral actúa como vasodilatador y disminuye la tensión arterial, aumentando el flujo de sangre a varias partes del cuerpo.

Recomendables para la tensión alta

Propiedades de los caquis

Los caquis tiene un alto contenido en potasio 161 mg, este mineral actúa como vasodilatador y disminuye la tensión arterial, aumentando el flujo de sangre a varias partes del cuerpo.

Ayudan a regular el metabolismo

Propiedades de los caquis, refuerzan el sisteman immunológico

Tiene vitaminas del grupo B, como la piridoxina y el ácido fólico. Estos nutrientes son elementos fundamentales para varios procesos enzimáticos y funciones metabólicas. Mantener activo el metabolismo repercute en los niveles de energía, el tono muscular y el sistema inmunológico.

Protegen el sistema inmunológico

Y son ideales para ralentizar los signos del envejecimiento. Los caquis contienen varios antioxidantes como el licopeno, la luteína, las catequinas, el ácido ascórbico y el ácido betulinico. Los caquis contribuye a reforzar el trabajo del sistema inmunológico. Frenan la acción de los radicales libres responsables de la oxidación celular; el envejecimiento acelerado y la aparición de varias enfermedades degenerativas.

Vídeo con más información sobre los caquis y sus beneficios

Fuente:  okdiario.com

Beneficios de la chirimoya

La chirimoya es una fruta rica en vitaminas y minerales. En este artículo te traemos los beneficios de comer chirimoya para tu salud y la de tus hijos.

La chirimoya es una fruta con forma de corazón, originaria de los Andes peruanos. Su pulpa es dulce, contiene semillas, está cubierta de una piel verde y se cultiva en temporada de otoño e invierno, al igual que las naranjas y la toronja. Y lo más importante, comer chirimoya es muy sano.

Es una fruta rica en vitaminas (A, del complejo B y C), además de minerales (potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc). Los múltiples beneficios de comer chirimoya han sido comprobado por este estudio realizado por el Dr. Sudhakar Kokate.

A continuación, te dejamos algunos beneficios de comer chirimoya, seguro que te convencen de incluirla en tu dieta con regularidad.

1. Mejora tu salud cardiovascular

Gracias a su alto contenido de potasio, la chirimoya contribuye a mejorar la salud cardíaca, tal y como sugiere este estudio realizado por la Clínica Las Condes (Chile). Además, es un regulador natural de la presión arterial. También es rica en antioxidantes que controlan los niveles de colesterol.

Su bajo contenido de sodio y grasa es otra de las razones para comer chirimoya, especialmente para las personas que sufren de hipertensión arterial y otras alteraciones cardíacas.

2. Antimicrobiano natural

Otro de los beneficios de comer chirimoya es su capacidad de actuar como protector natural contra los parásitos, según afirma este estudio realizado por la Universidad Nacional Agraria de la Selva (Perú) . Esta propiedad se debe a su alto contenido de fibra, niacina y citotoxinas. Además, nos aporta altas cantidades de vitamina C, un antioxidante natural que ayuda al organismo a resistir las infecciones.

3. Es un gran aliado para perder peso

Comer chirimoya proporciona sensación de saciedad. Esto es ideal si estás buscando bajar de peso sin dejar de comer saludable y delicioso. Puedes agregarla en tu dieta como merienda, postre o como alimento luego de una rutina de deportes.

4. Efecto tranquilizante

La chirimoya es un regulador del sistema nervioso, según afirma la información obtenida de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México. Esto quiere decir que funciona como ansiolítico y tranquilizante, por lo que es un gran remedio casero para las personas que sufren de ansiedad.

5. Protección contra la osteoporosis

Esta fruta contiene un alto nivel de minerales, que funcionan como coadyuvantes en los procesos de recuperación de múltiples enfermedades:

  • Nos aporta hierro que ayuda en la recuperación de las personas con anemia.
  • Es rica en calcio, el cual es de ayuda en aquellas personas que sufren de trastornos de descalcificación y osteoporosis.
  • También es rica en fósforo, que ayuda a reforzar la memoria.

6. Ayuda a tener un mejor embarazoComer chirimoya ayuda a tener un mejor embarazo

Comer chirimoya es una buena idea para las futuras madres y es que, además de ser deliciosa, nos aporta un alto valor nutricional, según afirma la tecnóloga de los alimentos, farmacéutica y nutricionista María del Carmen Moreu. Contiene nutrientes que contribuyen en el desarrollo del bebé como:

  • Grasas esenciales.
  • Fibra.
  • Carbohidratos.
  • Proteínas.
  • Minerales.
  • Vitaminas.

7. Comer chirimoya regula la digestión

Acorde a la información de la nutricionista anteriormente mencionada, además de ser una fruta de fácil digestión, comer chirimoya es buena idea para las personas que se sienten débiles o han estado varios días en el hospital. Lo es también para aquellos cuyo estómago ya no digiere bien ciertos alimentos o presentan dispepsias.

Su bajo contenido en grasas y su alto contenido de fibra ayudan a eliminar el colesterol malo (LDL) y, al mismo tiempo, absorbe los ácidos biliares. Esto es muy útil en personas que sufren de trastornos en la vesícula biliar.

A su vez, es un excelente laxante natural, ya que la fibra también regula el tránsito intestinal y la flora bacteriana.

8. Es antioxidante

Las chirimoyas son excelentes fuentes de antioxidantes y vitamina C. Así lo afirma esta investigación llevada a cabo por el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (Cuba).

9. Es un excelente alimento para niños pequeños

Comer chirimoya es bueno para niños pequeños

 

Se recomienda ampliamente incluir chirimoya en los purés o zumos debido a su alto contenido nutricional, que contribuye al desarrollo de los niños. Además, como ya hemos visto, es una fruta muy deliciosa.

Partes que se utilizan de la chirimoya y sus beneficios

No solo se puede utilizar la pulpa de la chirimoya, otras partes de la fruta ofrecen también propiedades interesantes. Se cree que están asociadas a lo siguiente:

  • Cáscara: al cocinarla funciona como tratamiento casero para la colitis crónica.
  • Semillas: se usan como tratamiento para la caspa e incluso como antiemético.
  • Raíces: su infusión sirven como un fuerte purgante.
  • Hojas: utilizadas en forma de té, ayudan a calmar los espasmos y calambres. También es un remedio casero para la anemia, colitis y desnutrición.
  • Fruta madura: puedes comerla en trozos o prepararla en puré. Contribuye al tratamiento de la desnutrición, anemia y debilidad.

No obstante, no existen estudios suficientes que avalen estas supuestas características específicas relacionadas con las diferentes partes de la fruta.

Ya conoces los beneficios de comer chirimoya, ahora incorpórala en tu dieta. Tan solo recuerda no excederte al comerla. A pesar de tener innumerables propiedades también es rica en azúcar, por lo que es mejor no comer más de una porción al día y no todos los días de la semana.

 

Fuente: mejorconsalud.as.com

Los frutos rojos en tu dieta

Seguro que tienes manzanas, plátanos, naranjas y un montón de frutas más incorporadas a tu dieta pero ¿tienes moras, grosellas, frambuesas o arándanos en el frigo? Si no es así, es hora de que lo hagas, porque los frutos rojos son un tesoro de vitaminas y propiedades.

También llamados frutos del bosque, son, principalmente, bayas, y destacan por su color intenso en su piel o en su interior. Cuanto más intenso sea el color, mayor será su valor nutricional. Los árandanos, frambuesas, fresas, fresones, cerezas, madroños, grosellas, ciruelas rojas y moras son las principales variedades. Aunque no son frutas que estén tan presentes en la cesta de la compra como las manzanas o los plátanos, en el último año las cajitas de frambuesas o arándanos se han convertido en habituales de los supermercados durante todo el año, a pesar de su precio.

Son ideales para tomar con yogur, con cereales en el desayuno, en ensaladas, batidos y postres, pero también en salsas para acompañar a los platos de carne.

Los siete beneficios de los frutos rojos

  • Propiedades antioxidantes. Los flavonoides, compuestos bioactivos presentes en los frutos rojos y que intervienen en las propiedades sensoriales de estas frutas, tienen una alta concentración de antioxidantes, muy beneficiosos para el organismo.
  • Cuidan de la piel. Los frutos rojos, al poseer gran cantidad de antioxidantes, combaten los radicales libres responsables de la degeneración celular y, por tanto, el envejecimiento de la piel.
  • Cuidan del corazón. Estos frutos son muy buenos para el corazón, ya que contienen altas cantidades de polifenoles, flavonoides y antocianinas. Diversos estudios han atribuido a estos componentes propiedades preventivas en la salud cardíaca y coronaria.
  • Gran cantidad de vitaminas. Los frutos rojos son una gran fuente de vitaminas. Por ejemplo, las fresas son ricas en vitamina C y B, los arándanos en C, y las moras en C y E, además de estar repletas de diferentes minerales como el potasio, el calcio, el hierro o el fósforo.
  • Algunos de ellos, como los arándanos, se utilizan como tratamiento para diferentes enfermedades urinarias y, además, sus propiedades antioxidantes los hacen protectores de las capacidades cognitivas y de la vista.
  • Otros, como las moras, ayudan a reducir el colesterol ‘malo’ (cuando las lipoproteínas de baja densidad transportan el colesterol desde el hígado a todas las células del cuerpo, y si está en exceso, puede provocar que este se acumule en las paredes de las arterias) y a aumentar el ‘bueno’ (cuando las lipoproteínas de alta densidad transportan el colesterol de las arterias hasta el hígado para ser eliminado). Además, mejoran la circulación sanguínea.
  • Las fresas poseen un bajo índice glucémico, por lo que las dietas de enfermos de diabetes las aceptan bien. Además, las fresas aportan una gran cantidad de agua al organismo, por lo que ayudan a eliminar los líquidos. También colaboran en la regulación del azúcar en sangre.

 

Fuente: elmundo.es